sigue a Vista al Mar en Facebook sigue a Vista al Mar en Twitter sigue a Vista al Mar en Google + suscríbete a Vista al Mar canal de Youtube suscríbete a Vista al Mar
A+ A A-

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

hydra magnipapillata

La hidra posee células urticantes sensibles a la luz

Una criatura acuática ciega, relacionada con las medusas y las anémonas de mar, puede ser capaz sin embargo de "ver" la luz y la oscuridad, dicen los investigadores que encontraron neuronas sensibles a la luz que funcionan de manera similar a la visión humana.

Todd Oakley"Yo no diría que es visión, porque hasta donde sabemos la hidra no está procesando información más allá de lo que es luz y lo que es oscuro, y la visión es mucho más complicada que eso", dijo el investigador Todd Oakley de la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB).

Estos diminutos pólipos de agua dulce llamados Hidra son parte de la familia Cnidaria, y al igual que las medusas y otros miembros de la familia tienen células urticantes llamadas cnidocitos para ayudarles a atrapar a sus presas. En concreto, la hidra estudiada (Hydra magnipapillata) tiene una sencilla boca rodeada de tentáculos que contiene cnidocistos de púas, que utilizan para aturdir a animales como la pulga de agua, antes de comerlos vivos. Junto a las células urticantes están las neuronas sensoriales.

"Las células urticantes de la hidra ya eran conocidas por ser sensibles al tacto y al gusto, pero nadie había pensado nunca en buscar una sensibilidad a la luz - probablemente porque no tienen ojos", dijo Oakley en un comunicado.

Hydra magnipapillataLas hidra son criaturas de aspecto simple, de una pulgada y media (1 centímetro) de largo y transparentes, aunque esto puede cambiar dependiendo del color de los alimentos que han comido. También son un poco atléticas, colocan sus tentáculos sobre el sustrato marino antes de liberarse dando "un salto mortal".

"Hay una cierta elegancia en sus movimientos", dijo David Plachetzki, un becario postdoctoral en la Universidad de California Davis. "Parecen que se han diseñado con un estilo art-deco".

En su estudio, Oakley, Plachetzki, que entonces estaba en la UCSB, y sus colegas hallaron en los genes una proteína sensible a la luz llamada opsina dentro de estas neuronas sensoriales y, lo que es más, descubrieron que la proteína regula la descarga de los cnidocitos arpón del pólipo. Todo el proceso está dirigido por la luz, los cnidocitos que pican parecen disparar con menos frecuencia en la luz brillante en comparación con la luz tenue.

opsina en los tentáculos de la hidraTambién descubrieron que estas neuronas sensoriales contienen los canales de iones y proteínas adicionales que se requieren para convertir la luz en señales eléctricas, el mismo proceso que se produce en la retina humana y nos permite ver.

Los investigadores no están seguros por qué la luz es el desencadenante, aunque se especula que podría tener que ver con la presa, porque el crepúsculo marca el momento en que la mayor parte de sus presas salen en busca de alimento.

"Otra razón es que podría haber una pequeña sombra proyectada por la tentáculos sobre la presa", señaló Plachetzki, lo que sugiere que la regulación de la luz daría lugar al disparo de los cnidocitos.

La señal de luz también puede ayudar a sus apéndices en la locomoción de los saltos mortales, ya que podría indicar que los tentáculos se acercan al sustrato (lejos de la luz de la superficie) al que deberá adherirse, agregó.

Crédito imágenes: Dr. David Plachetzki, University of California

 
Fair

8°C

Madrid

Fair

Humidity: 81%

Wind: 4.83 km/h

  • Sunny
    1 Nov 2014 23°C 9°C
  • Partly Cloudy
    2 Nov 2014 22°C 9°C