Un meteorito caído recientemente puede revelar el origen del agua de la Tierra

meteorito de Winchcombe
Un fragmento del meteorito Winchcombe. Crédito: Trustees of the Natural History Museum

La roca tiene 4.600 millones de años, lo que significa que existió al comienzo del sistema solar

Un antiguo meteorito que se estrelló en un camino comarcal en el Reino Unido puede haber resuelto el misterio de dónde vino el agua de la Tierra.

La roca espacial de 4.600 millones de años, que aterrizó frente a una casa familiar en la ciudad inglesa de Winchcombe en febrero de 2021, contiene agua que se parece mucho a la composición química del agua que se encuentra en la Tierra, lo que presenta una posible explicación de cómo nuestro planeta fue sembrado con la sustancia que da vida.

Cuando los rocosos planetas interiores del joven sistema solar se unieron por primera vez (coagulación de las nubes calientes de gas y polvo que se elevaban cerca del sol), estaban demasiado cerca de nuestra estrella para que se formaran océanos. De hecho, más allá de cierto punto llamado línea de congelación, ningún hielo podría escapar a la evaporación, lo que convirtió a la joven Tierra en un paisaje árido e inhóspito.

Los científicos creen que esto cambió después de que la Tierra se enfrió, cuando un aluvión de asteroides helados del sistema solar exterior trajo para derretirla agua congelada a nuestro planeta. Ahora, un nuevo análisis del meteorito Winchcombe, ha dado peso a esta teoría.

"Una de las preguntas más importantes que se hace la comunidad científica es, ¿Cómo llegamos aquí?", dijo en un comunicado el coautor del estudio Luke Daly, profesor de geociencia planetaria en la Universidad de Glasgow. "Este análisis del meteorito Winchcombe da una idea de cómo la Tierra llegó a tener agua, la fuente de tanta vida. Los investigadores continuarán trabajando en este espécimen durante los próximos años, revelando más secretos sobre los orígenes de nuestro sistema solar".

detalle del meteorito de Winchcombe

Imagen: Imágenes del meteorito Winchcombe. (A) La masa principal del meteorito Winchcombe recuperado por la familia Wilcock el 1 de marzo de 2021. (B) Ejemplo de un fragmento del camino de entrada. (C) La piedra intacta más grande encontrada por M.B.Ihász. el 6 de marzo de 2021.

La roca espacial, un raro tipo rico en carbono llamado condrita carbonácea, se recolectó solo unas horas después de que se estrelló contra el suelo y, por lo tanto, permanece en gran parte sin contaminar, lo que la convierte en "uno de los meteoritos más prístinos disponibles para el análisis"; ofrece "una tentadora mirada a través del tiempo a la composición original del sistema solar", dijo la autora principal Ashley King, investigadora del Museo de Historia Natural de Londres.

Para analizar los minerales y elementos del interior de la roca, los investigadores la pulieron, calentaron y bombardearon con rayos X y láser, revelando que procedía de un asteroide en órbita alrededor de Júpiter y que el 11% de la masa del meteorito era agua.

El hidrógeno en el agua del meteorito se presentó en dos formas: hidrógeno normal y el isótopo de hidrógeno conocido como deuterio, que forma el "agua pesada". Los científicos encontraron que la proporción de hidrógeno a deuterio coincidía con la proporción que se encuentra en el agua de la Tierra, lo que implica fuertemente que el agua del meteorito y el agua de nuestro planeta compartían un punto de origen. Aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas y la vida posterior, también se encontraron dentro de la roca.

Para ampliar esta investigación, los científicos pueden analizar otras rocas espaciales que flotan alrededor del sistema solar, como el asteroide Ryugu, que también se ha descubierto que contiene los componentes básicos de la vida. Un estudio exhaustivo de las rocas espaciales del sistema solar podría dar a los científicos una mejor comprensión de qué rocas ayudaron a sembrar de agua la Tierra primitiva y de dónde vinieron.

El estudio fue publicado el 16 de noviembre en la revista Science Advances: The Winchcombe meteorite, a unique and pristine witness from the outer solar system

Etiquetas: MeteoritoAguaTierra

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: