Si para ti el pescado podrido huele a rosas, podría ser culpable una mutación genética

oler pescado podrido

Nuevo estudio encuentra una conexión entre la capacidad de una persona para oler pescado podrido y un gen llamado TAAR5

Hay dos tipos de personas en el mundo: las que pueden oler el pescado podrido y las que tienen la suerte de no hacerlo. Un nuevo estudio publicado el pasado jueves en Current Biology muestra cómo una rara mutación genética hace que algunas personas sean inmunes al nauseabundo aroma del pescado podrido, informa Nature News.

Aproximadamente 11.000 personas participaron en el estudio proporcionando muestras de ADN y poniendo sus narices a prueba. Cuando se les presentó cada uno de los seis olores, cada participante inhaló y trató de identificarlo. Para muchas personas, el olor a pescado podrido era fácil de identificar e increíblemente desagradable, pero un pequeño grupo etiquetó el olor como algo neutro.

Una mirada a su ADN reveló que el grupo compartía en común una mutación genética. Todos tenían al menos una versión rota de un gen llamado TAAR5.

"Puedo asegurarles que no tengo esta mutación", dice a Katherine Wu del New York Times, la neuróloga y coautora del estudio Kári Stefánsson, de deCODE Genetics en Reykjavik. "Tiendo a sentir náuseas cuando me acerco a un pescado que no está completamente fresco".

El gen fabrica la herramienta que usan las células de la nariz para identificar una sustancia química denominada trimetilamina, o TMA, que también se encuentra en las heces, la sangre y el mal aliento, escribe Donna Lu para New Scientist. TMA es una señal de alerta para los alimentos dudosos, y la reacción de disgusto de la gente ante su nauseabundo olor les ayuda a evitar el peligro.

gen TAAR5"El TAAR5 es un gen muy conservado, por lo que es muy similar en todas las especies, probablemente porque ha sido importante para protegernos contra microorganismos dañinos", dice a New Scientist la neurocientífica de deCODE Rosa Gisladottir.

Los investigadores pidieron a los participantes del estudio que olieran muestras con olores sintéticos de canela, menta, plátano, regaliz, limón y pescado podrido. El éxito en la identificación de cada aroma tendía a disminuir con la edad, pero las personas más jóvenes a veces también confundían los olores de plátano y limón con otros dulces azucarados, informa el New York Times. Cada participante también calificó lo agradable de cada olor, y el pescado podrido fue abrumadoramente el peor.

Pero para las personas con genes TAAR5 rotos, la muestra de olor a pescado podrido parecía relativamente neutral. Algunos no pudieron olerlo en absoluto, mientras que otros lo identificaron como papa, caramelo, ketchup o rosas, y algunos incluso lo calificaron como relativamente agradable.

La empresa deCODE, con sede en Reykjavik, ha estado estudiando el ADN de las personas durante décadas, pero podría ser clave que este estudio se haya realizado en Islandia. Aproximadamente el dos por ciento de los islandeses tienen rota la mutación genética TAAR5, un porcentaje inusualmente alto en comparación con otras regiones del mundo. En Europa, en general, el 0,8 por ciento de las personas tienen la misma mutación y solo el 0,2 por ciento de las personas en África tienen la misma mutación.

Hákarl"Si no hubieran mirado a esta población, es posible que no hubieran encontrado la variante", dice al New York Times Bettina Malnic, que estudia el olfato en la Universidad de São Paulo. Otra investigadora de la ciencia sensorial, Paule Joseph, le dice al Times que un estudio futuro con una población de estudio más diversa podría mostrar si las diferentes dietas afectan la prevalencia de la mutación.

Islandia tiene una cocina principalmente a base de pescado. Por ejemplo, el plato nacional del país, hákarl, está hecho de tiburón de Groenlandia seco y fermentado que puede oler a orina y saber a queso picante.

"Parece ser una especie de selección local", dice Stefansson a New Scientist. "En Islandia, hemos vivido principalmente de peces durante miles de años".

Artículo científico: Sequence Variants in TAAR5 and Other Loci Affect Human Odor Perception and Naming

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.