¿Son estas conchas de caracol las cuentas más antiguas conocidas del mundo?

cuentas de caracol marino

Encontradas en una cueva marroquí, la joyería prehistórica data de hace entre 142.000 y 150.000 años

Desde antiguas cuentas hasta joyas modernas, las alhajas han permitido a los humanos hacer declaraciones durante milenios.

Ahora, informa Ann Gibbons para la revista Science, un nuevo análisis de cuentas encontradas en Marruecos ofrece una imagen más clara de cuánto tiempo la gente ha estado haciendo estos pronunciamientos de moda: al menos 142.000 a 150.000 años.

Los investigadores fechan las 33 pequeñas conchas marinas perforadas con agujeros en ese período de tiempo, alrededor de 10.000 a 20.000 años antes de lo que se registró anteriormente. Descubiertas en Bizmoune Cave, la joyería prehistórica muestra cómo los primeros humanos comunicaban a los demás información sobre sí mismos.

"Probablemente fueron parte de la forma en que las personas expresaron su identidad con la ropa", dice en un comunicado el coautor del estudio Steven L. Kuhn, arqueólogo de la Universidad de Arizona.

"Usar abalorios tiene que ver con conocer a extraños, expandir las redes sociales", dice Kuhn a Science. "No tienes que indicarle tu identidad a tu madre o si estás casada con tu esposo o esposa".

Según el estudio, las conchas marinas se encontraron en una capa de depósito fechada al menos hace 142.000 años, extendiendo los registros más antiguos de este tipo de actividad humana desde la Edad de Piedra Media hasta el Pleistoceno medio tardío.

cueva de Bizmoune, Marruecos

Imagen: En el sentido de las agujas del reloj desde la parte superior izquierda: ubicación de la cueva Bizmoune, estratigrafía esquemática con fechas de series de uranio (errores 2-σ), fotografía de la cueva desde el suroeste. Las profundidades se miden desde la superficie del suelo (*14C, **serie U en espeleotemas y ***serie U en dientes de animales). Crédito de la foto: A. Bouzouggar, INSAP, Marruecos.

"Ornamentos como las cuentas se encuentran entre los primeros signos de comportamiento simbólico entre los antepasados humanos", afirma el documento. "Su aparición indica importantes desarrollos tanto en la cognición como en las relaciones sociales".

El descubrimiento sugiere que los humanos en el norte de África estaban haciendo adornos mucho antes que sus semejantes en otras partes de África y Asia.

"Si bien se han encontrado especímenes similares en otras partes del noroeste de África, estos ejemplos extienden su rango hasta el extremo occidental del actual Marruecos, proporcionando evidencia de cuándo y dónde las poblaciones antiguas pueden haber estado conectadas en grandes regiones geográficas y nos permite refinar el modo y el ritmo de los orígenes humanos modernos", le dice a Rieko Kawabata de Nature Middle East, Teresa Steele, antropóloga de la Universidad de California en Davis, que no participó en el estudio.

Descubierta entre 2014 y 2018, la joyería antigua se hizo a partir de conchas perforadas del molusco Tritia gibbosula. Todos menos uno de los caparazones de caracol se encontraron en la misma capa de ceniza, que también incluía herramientas de piedra y huesos de animales.

excavación de la cueva de Bizmoune, Marruecos

Los investigadores dataron las cuentas midiendo la desintegración del uranio en los depósitos minerales que se encuentran en esa misma capa. Su análisis señaló la modificación de las conchas entre 120.000 y 171.000 años atrás, con 142.000 años como la edad mínima probable de la joyería.

Según el Victoria and Albert Museum (V&A), las primeras formas de joyería estaban hechas de conchas, piedra y hueso. Es probable que las personas prehistóricas usaran tales adornos "como protección contra los peligros de la vida o como una marca de estatus o rango".

Las cuentas marroquíes se unen a un creciente cuerpo de joyas milenarias analizadas por arqueólogos. En 2017, por ejemplo, investigadores de la isla indonesia de Sulawesi encontraron un colgante pulido elaborado con el hueso del dedo de un cuscus de oso. Más recientemente, un equipo que investigaba la cueva Qafzeh en Israel descubrió conchas de 120.000 años colgadas de un collar como cuentas.

"Una cosa es saber que la gente era capaz de hacer joyas", dice Kuhn en el comunicado, "pero luego la pregunta es: 'Está bien, ¿qué los estimuló a hacerlo?'"

Los hallazgos se describen en la revista Science Advances: Early Middle Stone Age personal ornaments from Bizmoune Cave, Essaouira, Morocco

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar