Algas marinas en los huesos de un pescador que vivió hace 5.000 años revelan que se ahogó en agua salada

restos del pescador en Chile

Algunos achacan la muerte a un antiguo tsunami en Chile

Huesos humanos que datan de la Edad de Piedra encontrados en lo que ahora es el norte de Chile son los restos de un pescador que murió ahogado, según descubrieron los científicos.

El hombre vivió hace unos 5.000 años y tenía entre 35 y 45 años cuando murió. Los científicos encontraron el esqueleto en una fosa común en la región costera de Copaca, cerca del desierto de Atacama, y la tumba contenía cuatro personas: tres adultos (dos hombres y una mujer) y un niño.

El hombre habría medido unos 1,6 metros de alto cuando estaba vivo, y sus restos mostraban signos de enfermedades degenerativas y estrés metabólico. Los huesos revelaron rastros de osteoartritis en la espalda y ambos codos; la parte posterior de su cráneo tenía evidencia de heridas curadas por un traumatismo cerrado; sus dientes y mandíbulas estaban ensuciadas por sarro, enfermedad periodontal y abscesos; y las lesiones en las cuencas de sus ojos insinuaban una deficiencia de hierro causada por la ingestión de un parásito que se encuentra en los animales marinos, según un nuevo estudio.

Otras marcas en los huesos del brazo y la pierna donde alguna vez se unieron los músculos hablan de actividades repetitivas relacionadas con la pesca, como remar, arponear y ponerse en cuclillas para recolectar mariscos. Si el individuo era pescador, tal vez murió ahogado, proponen los investigadores.

sitio de la fosa común en ChileCuando los equipos forenses examinan los esqueletos modernos que se encontraron sin ningún tejido blando adherido, los expertos pueden confirmar que el ahogamiento es la causa de la muerte al buscar en el interior de los grandes huesos delicadas algas microscópicas, llamadas diatomeas, que viven en hábitats acuáticos y en el suelo.

Cuando una persona se ahoga, el agua inhalada puede ingresar al torrente sanguíneo y viajar por todo el cuerpo después de la ruptura de los pulmones, llegando incluso al "sistema cerrado" de la médula ósea a través de los capilares, informaron los autores. Observar las especies de diatomeas en la médula ósea puede revelar si la persona ingirió agua salada. Sin embargo, este método nunca se había utilizado para examinar huesos antiguos.

Algas, espinas de esponja y huevos de parásitos

Para el nuevo estudio, los científicos decidieron que la prueba moderna de diatomeas era demasiado "químicamente agresiva" y, al extraer la médula ósea de las muestras, también destruía pequeñas partículas y organismos que no eran diatomeas. Tales partículas podrían ser muy importantes para analizar los huesos de la Edad de Piedra, según el estudio.

Por lo tanto, los investigadores adoptaron "un proceso menos agresivo" que eliminó la médula ósea residual en sus muestras, al tiempo que conservaron una gama más amplia de material microscópico absorbido por la médula, que luego podría detectarse mediante microscopía electrónica de barrido (SEM).

Sus escaneos SEM revelaron un premio mayor de microorganismos. Si bien no había material marino adherido al exterior de los huesos, los escaneos mostraron que la médula contenía muchos diminutos fósiles oceánicos, incluidas algas, huevos de parásitos y estructuras de esponjas rotas llamadas espículas. Esta variedad de vida marina en lo profundo de los huesos del hombre sugiere que murió ahogado en agua salada.

diatomeas en los huesos del pescador

Es posible que la causa de la muerte haya sido un desastre natural, ya que el registro geológico en esta región costera de Chile conserva evidencia de poderosos tsunamis que datan de hace unos 5.000 años, informaron los científicos. Pero con amplia evidencia esquelética de que la persona era un pescador, la explicación más probable es que murió durante un accidente de pesca, dijeron.

El daño al esqueleto (articulaciones faltantes de los hombros, vértebras cervicales que fueron reemplazadas con caparazones y una caja torácica rota) podría haber ocurrido cuando las olas golpearon el cuerpo del hombre ahogado y luego lo arrastraron a tierra, explicaron los investigadores.

En cuanto a por qué el hombre fue enterrado en una fosa común, "lo que podemos evaluar a partir de contextos similares es que probablemente pertenecían al mismo grupo familiar", dijo el autor principal del estudio, Pedro Andrade, arqueólogo y profesor de antropología en la Universidad de Concepción en Chile. Los individuos probablemente compartían un antepasado pero no eran miembros de la familia inmediata, ya que las fechas de los esqueletos abarcaban unos 100 años, dijo Andrade.

Al expandir el rango de la prueba moderna de diatomeas para incluir una selección más amplia de vida marina microscópica en su búsqueda a través de las cavidades interiores de los huesos prehistóricos, "hemos abierto una forma completamente nueva de hacer las cosas", dijo en un comunicado el coautor del estudio James Goff, profesor visitante en la Escuela de Ciencias Oceánicas y de la Tierra de la Universidad de Southampton en el Reino Unido.

"Esto puede ayudarnos a comprender mucho más sobre lo difícil que era vivir en la costa en los días prehistóricos, y cómo las personas se vieron afectadas allí por eventos catastróficos, tal como lo estamos hoy", dijo Goff.

La aplicación de este método en otros sitios arqueológicos en áreas costeras con fosas comunes podría ofrecer una visión revolucionaria de cómo sobrevivieron las personas antiguas, y a menudo murieron, mientras vivían en condiciones potencialmente peligrosas, dijo Andrade.

Si bien hay muchos sitios con fosas comunes costeras en todo el mundo que han sido investigadas por científicos, "no se ha abordado la pregunta fundamental de qué causó tantas muertes", agregó Goff.

Los investigadores informan de los hallazgos en la edición de abril de 2022 del Journal of Archaeological Science: Evidence for a mid-Holocene drowning from the Atacama Desert coast of Chile

Etiquetas: PescadorAhogadoChile

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: