Buque de guerra báltico del siglo XV sirvió como un 'castillo flotante' para un intrépido rey

pecio del Gribshunden
Uno de los arqueólogos que está excavando el Gribshunden, dirigido por la Universidad de Lund de Suecia, explora algunas de las vigas del barco. (Crédito de la imagen: Brett Seymour)

El Gribshunden estaba armado con hasta 90 primitivos cañones que disparaban proyectiles del tamaño de pelotas de golf

Un buque de guerra real del siglo XV que descansaba frente a la costa de Suecia una vez sirvió como un "castillo flotante" para un intrépido rey, según una nueva investigación submarina que reveló cañones, pistolas, ballestas y la superestructura de popa del barco.

Los nuevos hallazgos en los restos del Gribshunden, el buque insignia del rey Hans (o John) de Dinamarca hasta que se hundió en 1495, muestran que el barco surcaba los mares como un temible barco de guerra armado con docenas de armas y repleto de soldados.

Se cree que el Gribshunden estaba armado con hasta 90 primitivos cañones, aunque eran mucho más pequeños que los cañones para destrozar barcos de finales del siglo XVI, y que estaban complementados por soldados blindados que disparaban pistolas y ballestas desde la cubierta superior, el castillo de proa y el castillo de popa del barco, las altas superestructuras construidas en cada extremo del barco.

El barco de madera de 115 pies de largo (35 metros) fue uno de los primeros barcos diseñados para transportar artillería. También utilizó la nueva técnica de construcción naval "carvel", importada al Báltico desde el Mediterráneo, de unir los tablones del casco de borde a borde en un marco de madera en lugar de superponerlos en un "casco trincado (lapstrake en inglés)".

Eso significaba que el Gribshunden podía construirse más grande y más fuerte que los barcos con casco trincado, por lo que podía transportar más carga en mares más agitados.

"Esta es una especie de nueva tecnología", dijo Brendan Foley, arqueólogo marítimo de la Universidad de Lund en Suecia, que dirige las últimas excavaciones. "Fue diseñado para transportar artillería, y el rey Hans usaba el barco de una manera que ningún otro rey lo hacía".

exploración del Gribshunden

Imagen: El naufragio de Gribshunden fue redescubierto en la década de 1970 frente a la costa de Suecia por buzos locales, pero no fue identificado hasta 2013.

Buque insignia real

Desde mediados de la década de 1480, Hans viajó con frecuencia en el Gribshunden por todo su reino, a menudo rodeado por una gran flota real, dijo Foley, y agregó que el barco tenía la intención de intimidar a los rivales del rey.

Hijo del anterior rey danés, Hans gobernó Dinamarca desde 1481 y ganó la corona de Noruega en 1483, pero Suecia no se sometió a su gobierno hasta 1497.

"Su reino es Dinamarca y Noruega, y está tratando de que Suecia se reincorpore a la Unión Nórdica", dijo Foley. "Así que Hans está navegando en este barco todo el tiempo". (La Unión Nórdica de Dinamarca, Noruega y Suecia también se llamó Unión de Kalmar, en honor a la ciudad de Suecia donde se acordó en 1397).

Hans se embarcó en el Gribshunden (que significa "perro Griffin", aunque originalmente parece haber sido llamado "Griffon") para negociar en Kalmar en 1495 cuando el barco se hundió misteriosamente, supuestamente después de que estalló un incendio, en un fondeadero cerca de la costa cerca de la ciudad de Ronneby.

pecio del Gribshunden

Imagen: El Gribshunden era una nueva tecnología para su época, con un casco construido al estilo "carvel" de tablones ajustados de borde a borde que le permitían ser lo suficientemente grande como para transportar armas.

El rey y su séquito estaban en tierra en ese momento, pero un testigo del desastre dijo que murieron muchos de los aproximadamente 150 hombres a bordo.

Muchos de los cañones del barco probablemente se rescataron poco después del hundimiento, dijo Foley; las últimas excavaciones encontraron solo 14 carros de armas cerca de la popa, pero es probable que muchos más estuvieran situados cerca de la proa.

Una peculiaridad del Mar Báltico oriental es que hace demasiado frío para las infestaciones de gusanos de barco (que no es un gusano sino un molusco, Teredo navalis). Debido a eso, los carros de armas de madera todavía están intactos, aunque las armas de hierro se han oxidado, dijo.

Pero no había señales de fuego, por lo que el barco probablemente se hundió rápidamente después de haber quedado debajo de la línea de flotación, posiblemente porque habían explotado sus reservas de pólvora. "Es uno de los primeros barcos que transportaba pólvora, por lo que probablemente no habían elaborado procedimientos operativos estándar para la seguridad", dijo Foley.

pecio del Gribshunden

Imagen: El casco de madera y las superestructuras del barco de 500 años de antigüedad se encuentran en un notable estado de conservación debido a que el mar Báltico oriental es demasiado frío para que los gusanos infesten los restos del naufragio. Crédito: Brett Seymour

Castillo flotante

Los buzos locales redescubrieron los restos del Gribshunden cerca de Ronneby en la década de 1970, bajo unos 33 pies (10 m) de agua. Fue identificado en 2013 y, en 2015, los arqueólogos recuperaron varios objetos, incluido el mascarón de proa de una persona agarrada en las fauces de un perro o un dragón.

Foley dirigió inmersiones al naufragio en agosto y septiembre, durante las cuales el equipo recuperó más objetos y obtuvo datos tridimensionales para una reconstrucción digital.

El naufragio se considera un representante de los barcos de la Era de la Exploración, como los de Cristóbal Colón y Vasco da Gama, que se construyeron aproximadamente al mismo tiempo pero ahora se han perdido. "No se ha encontrado nada más como esto", dijo Foley.

La combinación de pistolas y ballestas, así como los restos de cotas de malla que también se encontraron, muestran la transición de las armas anteriores a la pólvora, agregó.

Los cañones de los barcos más grandes estaban montados sobre pivotes dentro de sus vagones de madera y disparaban proyectiles del tamaño de pelotas de golf. Mientras tanto, las pistolas eran muy simples, de aproximadamente 40 centímetros (16 pulgadas) de largo, con proyectiles como balas de mosquete que se disparaban al tocar un fósforo en un agujero en la parte posterior. "Eran básicamente como un pequeño cañón", dijo Foley.

Fritz Jürgens, arqueólogo marítimo de la Universidad de Kiel en Alemania, no está involucrado en el estudio del Gribshunden, pero está liderando la investigación de un raro barco de 400 años descubierto en los tramos exteriores del río Trave en el Báltico occidental. Señaló que el Gribshunden es el barco más antiguo construido en carvel que se haya encontrado en el Báltico y uno de los barcos de guerra más antiguos jamás descubiertos.

"En la Edad Media y en el período hanseático posterior [cuando un bloque comercial dominó el Báltico, del siglo XIII al XVII], tomaron barcos de carga normales y pusieron arqueros en ellos", dijo Jürgens. "Pero el Gribshunden tenía artillería en el castillo de proa y en el castillo de popa, y fue construido específicamente para la guerra".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: