Encuentran en el fondo del mar Mediterráneo una carretera construida hace 7.000 años

buzo inspecciona la carretera sumergida en Croacia
Un buzo investigando el camino submarino frente a la isla de Korčula. (Universidad de Zadar)

El camino se construyó con losas de piedra cuidadosamente apiladas

Arqueólogos subacuáticos han desenterrado los restos de una carretera de 7.000 años de antigüedad oculta bajo capas de lodo marino frente a la costa sur de Croacia.

Realizado en el sitio neolítico hundido de Soline, este emocionante hallazgo puede haber vinculado alguna vez el antiguo asentamiento de la cultura Hvar con la isla ahora aislada de Korčula.

Una vez una isla artificial, el antiguo sitio de Soline fue descubierto en 2021 por el arqueólogo Mate Parica de la Universidad de Zadar en Croacia mientras analizaba imágenes de satélite del área de agua alrededor de Korčula.

costa de Croacia

Imagen: La costa de parte de la isla de Korčula en Croacia. (Universidad de Zadar)

Después de detectar en el fondo del océano algo que pensó podría ser hecho por humanos, Parica y un colega se lanzaron a investigar.

A una profundidad de 4 a 5 metros (13 a 16 pies) en el mar Adriático del Mediterráneo, encontraron paredes de piedra que pueden haber sido parte de un antiguo asentamiento. La masa de tierra sobre la que se construyó estaba separada de la isla principal por una estrecha franja de tierra.

"Lo afortunado es que esta zona, a diferencia de la mayor parte del Mediterráneo, está a salvo de las grandes olas, ya que protegen la costa muchas islas", dijo Parica a Reuters en 2021. "Eso ciertamente ayudó a preservar el sitio de la destrucción natural".

El camino prehistórico recién descubierto también ha estado protegido de las poderosas olas durante milenios gracias a estas islas.

Con alrededor de 4 metros (13 pies) de ancho, el camino se construyó con losas de piedra cuidadosamente apiladas. Hoy está cubierto por una gruesa capa de lodo, como cabría esperar de una estructura submarina.

Los investigadores creen que la cultura Hvar del Neolítico, que una vez habitó el este del Adriático, construyó el asentamiento de Soline, ahora sumergido, y el antiguo pasadizo que conectaba las islas.

A través del análisis de radiocarbono de la madera preservada, se estimó que todo el asentamiento data de aproximadamente de año 4900 a.d.C. "La gente transitó por este camino hace casi 7.000 años", dijo la Universidad de Zadar en un comunicado de Facebook sobre su descubrimiento más reciente.

Esta notable investigación es el resultado de la colaboración entre expertos de los Museos de Dubrovnik, el Museo de la Ciudad de Kaštela, la Universidad de Zadar, el Museo de la Ciudad de Korčula, junto con la ayuda de fotógrafos y buzos.

Este no fue el único secreto que guardaba Korčula. El mismo equipo de investigación descubrió otro asentamiento submarino en el lado opuesto de la isla que es sorprendentemente similar a Soline y produce algunos intrigantes objetos de la Edad de Piedra.

El arqueólogo de la Universidad de Zadar, Igor Borzić, observó recientemente intrigantes estructuras debajo de las aguas de la bahía. Así que los investigadores que buceaban en el sitio de Soline se fueron a explorar bajo el mar y, para su gran deleite, descubrieron un asentamiento casi idéntico sumergido a una profundidad de 4 a 5 metros.

Gradina Bay

Imagen: Gradina Bay, donde se encontró el segundo asentamiento sumergido. (Universidad de Zadar)

"En el sitio se encontraron objetos neolíticos como cuchillas color crema, hachas de piedra y fragmentos de sacrificios", agrega la Universidad de Zadar. Los nuevos hallazgos de asentamientos, como los de Soline y su carretera de conexión, parecen tener vínculos con la cultura de Hvar.

Hace unos 12.000 años, la era neolítica, también conocida como la nueva Edad de Piedra, surgió en algunas partes del mundo a medida que pasamos gradualmente de un estilo de vida de cazadores-recolectores a la agricultura y la domesticación de animales, lo que resultó en asentamientos de comunidades más permanentes.

Múltiples hallazgos arqueológicos, restos óseos, artefactos, modelado computacional de patrones genéticos y muchas otras fuentes, como el queso croata de 7.200 años, contribuyen a nuestro conocimiento de los humanos del Neolítico.

Pero los asentamientos insulares del Neolítico no se encuentran con tanta frecuencia. Estos son hallazgos emocionantes para los arqueólogos, que muestran cómo nuestros antepasados ​​podían adaptarse a diferentes entornos y construir caminos entre ellos.

Etiquetas: CarreteraSumergidaMediterráneoCroacia

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo