updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

Antiguo barco pesquero romano transportaba los peces vivos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tubo de plomo en restos de pesquero romano en Grado

Una bomba manual mantendría las capturas vivas durante los viajes largos

El transporte de peces vivos pudo ser una parte rutinaria del comercio romano

tubo plomo en casco de antiguo barco pesquero romano Un barco romano en el que se ha encontrado un tubo de plomo perforando su casco ha desconcertado a los arqueólogos. Los investigadores italianos sugieren ahora que el tubo era parte de un ingenioso sistema de bombeo, diseñado para alimentar a bordo a tanques de peces con un suministro continuo de agua oxigenada. Su análisis ha sido publicado en International Journal of Nautical Archaeology.

Los historiadores han supuesto que en los tiempos antiguos el pescado fresco se comía cerca de donde era capturado, ya que, sin posibilidad de refrigeración, se habría descompuesto durante el transporte. Pero si la última teoría es correcta, las naves romanas podrían haber llevado a los peces vivos a los compradores a través del Mar Mediterráneo.

El barco naufragado, que data del siglo II dC, fue descubierto a seis millas de la costa de Grado en el noreste de Italia, en 1986. Fue recuperado en pedazos en 1999 y ahora está en el Museo de Arqueología Subacuático de Grado. El pequeño barco pesquero de alrededor de 16,5 metros de largo, llevaba cientos de contenedores que contenían pescado procesado, incluidas sardina y caballa saladas.

Carlo Beltrame, un arqueólogo marino de la Ca' Foscari University de Venecia en Italia y sus colegas, han estado tratando de buscar una explicación a una característica extraña de los restos del naufragio: un tubo de plomo cerca de la popa que termina en un agujero en el casco. El tubo encontrado tiene 1,3 metros de largo y 7-10 centímetros de diámetro.

El equipo llegó a la conclusión de que el tubo debe haber sido conectado a una bomba de pistón, en el que una palanca de pistón accionada a mano se mueve hacia arriba y hacia abajo dentro de un par de tubos. Las válvulas de sólo ida asegurarían que el agua es empujada desde un depósito a otro. Los romanos tenían acceso a esa tecnología, aunque no se ha visto antes en sus buques, y la bomba en sí no se ha recuperado de los restos del naufragio de Grado.

tubo de plomo antiguo barco pesquero romano

Los arqueólogos han sugerido anteriormente que una bomba de pistón podría haber recogido agua de la sentina de la parte inferior del barco, vaciándola a través del agujero en el casco. Pero la opinión de Beltrame es que las bombas en cadena - en la que cubos atados a una cadena de bucle recogían agua de la sentina y se arrojaban por la borda - fueron mucho más seguras y de uso general en los tiempos antiguos para este propósito. "Ningún marinero ha perforado un agujero en la quilla, creando una forma potencial de que entre agua en el casco, a menos que hubiera una razón muy poderosa para hacerlo", escribe.

Otro uso posible de la bomba de agua de mar en el barco, es para lavar los platos o combatir los incendios. Un sistema similar se utilizó en el buque insignia de Horacio Nelson, HMS Victory , en los siglos XVIII y XIX. Pero Beltrame y sus colegas argumentan que los restos de Grado no era lo suficientemente grandes como para que esto valiese la pena. Dicen que la participación del buque en el comercio de pescado sugiere un propósito muy diferente de la bomba, para abastecer un tanque de peces.

Rápida rotación

Los investigadores calculan que una nave del tamaño de los restos de Grado podría haber mantenido un tanque que contuviese alrededor de 4 metros cúbicos de agua. Esto podría haber albergado 200 kilogramos de peces vivos, como la lubina o el besugo. Para mantener los peces vivos, con un suministro constante de oxígeno, el agua en el depósito tendría que ser reemplazada una vez cada media hora. Los investigadores estiman que la bomba de pistón podría haber soportado un flujo de 252 litros por minuto, permitiendo que el agua se sustituyese en sólo 16 minutos.

bomba para tanque de peces en pesquero romano antiguo

Tracey Rihll, un historiador de tecnología antigua griega y romana en la Universidad de Swansea, Reino Unido, advierte que no hay evidencia directa de una "pecera" de este tipo. Pero, aunque no se ha encontrado ni rastro del tanque en sí, Rihll dice la tubería podría haber sido utilizada para tal fin cuando la nave era nueva. Evidencias literarias y arqueológicas sugieren que los peces vivos fueron transportados de hecho por griegos y romanos "en una escala pequeña pero significativa", añade.

El naturalista romano del siglo primero, Plinio el Viejo escribió que peces loro procedentes del Mar Negro fueron transportados a la costa napolitana, en la que se introdujeron en el mar. Y escritor griego Athenaus del siglo segundo-tercero, describe un enorme barco llamado Syracousia, que supuestamente tenía un tanque de agua salada forrado de plomo para llevar a los peces para su uso por el cocinero.

Sin embargo, un tanque de peces a bordo de un buque de carga pequeño, como los restos del naufragio de Grado podría significar que el transporte de peces vivos fue una parte rutinaria del comercio romano, lo que permitiría a los ricos un festín de pescado desde lugares remotos o llevarlo a distancias más cortas desde las granjas locales de peces a los mercados.

"Sería cambiar por completo nuestra idea de la lonja de pescado en la antigüedad", dice Beltrame. "Pensamos que el pescado debía de haber sido comido cerca de los puertos donde llegaban los barcos de pesca. Con este sistema pueden haber sido transportados por todas partes".

Artículo en Journal of Nautical Archaeology: A Presumed Hydraulic Apparatus for the Transport of Live Fish, Found on the Roman Wreck at Grado, Italy , International Journal of Nautical Archaeology, DOI: 10.1111/j.1095-9270.2011.00317.x

Crédito imágenes: S. Parizzi/International Journal of Nautical Archaeology | Ministero per i Beni e le Attività Culturali