La historia del oso comadreja

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
La historia del oso comadreja - 5.0 out of 5 based on 1 vote

cráneo de oso comadreja

Una leyenda del Ártico, un antiguo cráneo y un oso polar de extraña forma

En la parte más septentrional de Alaska, no lejos de la ciudad de Barrow, se encuentra un antiguo sitio llamado Walakpa, que fue el hogar de los Inuit entre hace 700 y 800 años. Allí, los arqueólogos han pasado décadas excavando los restos de edificios, herramientas y una variedad de animales locales, incluyendo un muy intrigante cráneo de oso polar.

Cualquier cráneo de oso polar es un espectáculo de contemplar pero este, descubierto en 2014, llamó la atención de los investigadores. De unos 40 cm de largo, es más grande que la mayoría de los antiguos cráneos de oso que se encuentran en esta región, y su delgada forma recuerda una leyenda transmitida a través de generaciones de cazadores locales: la historia del oso comadreja.

Los antiguos residentes de Walakpa pertenecían a la cultura Iñupiat Birnirk, que apareció alrededor de 600 d.C, y construyeron sus hogares a través del Ártico. Estas ingeniosas personas tenían pocas plantas de las que depender, de modo que casi todo lo que necesitaban - alimentos, ropa, herramientas, materiales de construcción y más - les llegaba de las partes del cuerpo de los mamíferos locales, particularmente criaturas marinas como focas y ballenas.

objeto de marfil de Walakpa"Los cazadores tenían un conocimiento profundo de estos animales y su comportamiento, que se transmitía de generación en generación", dice Anne Jensen de la Ukpeagvik Inupiat Corporation Science Division, parte del equipo arqueológico de Walakpa.

En la sabiduría local se encuentran descripciones de un tipo de oso polar poco usual: grande, flaco y de cuerpo alargado. El nombre local para estas criaturas es tiriarnaq, que significa "oso comadreja", en referencia a su estrecha estructura. Las medidas son bastante llamativas e incluso algunos se han preguntado si estos animales podrían representar una especie o una subespecie separada.

Entonces, ¿podría pertenecer el recién descubierto cráneo de oso a un oso comadreja? Los investigadores no están seguros, pero tienen planes de averiguarlo. De acuerdo con Jensen, han sido vistos cráneos de apariencia similar en el Museo de la Universidad de Alaska del Norte por su colega Raphaela Stimmelmayr del Departamento de Administración de Vida Silvestre de North Slope Borough.

El equipo planea extraer el ADN del cráneo de Walakpa, que está lo suficientemente bien conservado como para retener los tejidos blandos, y compararlo con los modernos osos polares. "Si se ve diferente, el siguiente paso sería obtener permiso para muestrear los cráneos similares en el Museo del Norte, tanto para fecharlos como para ver el ADN", dice Jensen. Si estos "osos comadreja" son de hecho un tipo diferente de oso, sus datos genéticos deben mostrarlo.

La idea de que el cráneo pueda representar una especie desconocida para la ciencia es definitivamente intrigante, pero el investigador de osos polares Andrew Derocher de la Universidad de Alberta sospecha que este no es el caso. "No hay nada raro en este oso cuando se trata de longitud", dice. El cráneo puede ser grande en comparación con otros desenterrados en esta área, pero Derocher señala que 40cm es aproximadamente el promedio de la longitud del cráneo de los osos polares vivos.

Y cuando se trata de leyendas, Derocher ha oído no sólo de los tiriarnaq largos y flacos, sino también de animales cortos y fornidos a veces llamados "osos tejón". La forma del cuerpo del oso polar, según él, puede variar bastante: "Hay osos largos y delgados y cortos y fornidos, si te enfocas en los extremos del espectro, podrías llegar fácilmente a los osos comadreja y tejón". En su opinión, el cráneo de Walakpa puede haber pertenecido simplemente a un individuo larguirucho, pero por otra parte no excepcional.

excavación arqueológica de Walakpa, Alaska

El tiempo nos puede decir más sobre estos animales, pero el tiempo no está a favor de los arqueólogos. El nuevo cráneo de oso fue encontrado después de una intensa erosión expuesta de nuevo material en Walakpa, y este tipo de cambio de paisaje es cada vez más común a lo largo de las costas del Ártico. "La mayoría de los sitios a lo largo de la costa del mar de Beaufort de Alaska ya han sido gravemente dañados, si no obliterados", dice Jensen.

La causa es familiar: un clima en calentamiento. En los fríos meses de invierno las aguas costeras de Alaska están cubiertas de hielo marino, lo que impide que las olas lleguen a la costa. Pero a medida que estas aguas se calientan, el hielo persiste durante menos meses del año, permitiendo que más olas mordiquen la tierra. Lo que es más, el permafrost que mantiene el suelo unido deshiela más en los años más cálidos, dejando el terreno más propenso a la erosión.

"En el pasado, el procedimiento habitual era excavar sólo partes de un sitio", dice Jensen. Esto significaba que las porciones de un sitio se dejaban intactas para las décadas futuras, cuando las tecnologías y los métodos mejorados pudieran permitir una excavación más completa. "Obviamente, con sitios como estos que desaparecen tan rápidamente, ya no es una buena estrategia", añade.

La desaparición del hielo marino es una mala noticia también para los osos - comadreja o no. "La principal amenaza para los osos polares es la pérdida de hielo marino", dice Derocher. "El hielo marino es el hábitat primario de los osos polares y es donde se buscan la vida".

Mientras que los investigadores continúan trabajando para entender estos animales, pasados y presentes, el mundo que los sustenta a todos se está derritiendo constantemente.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar