Buzos descubren misterios de los primeros habitantes de América en las profundidades de las cuevas de Yucatán

buzo en una cueva de Yucatán

El ocre ha sido durante mucho tiempo un material importante a lo largo de la historia humana

Hace miles de años los primeros habitantes de las Américas viajaron profundamente a las cuevas en el México actual para extraer el ocre rojo, un pigmento natural de arcilla muy valorado y utilizado como pintura.

Ahora, según un nuevo estudio, científicos y buzos han descubierto la primera evidencia de esta operación minera en las profundidades de las cuevas submarinas en la península de Yucatán en México.

"Lo notable no es solo la preservación de la actividad minera, sino también la edad y duración de la misma", dijo el autor principal del estudio Brandi MacDonald, de la Universidad de Missouri.

"Raramente, si alguna vez, observamos una evidencia tan clara de la extracción de pigmentos ocres de la era paleoindia en América del Norte, por lo que explorar e interpretar esto es una increíble oportunidad para nosotros. Nuestro estudio refuerza la noción de que el ocre ha sido durante mucho tiempo un material importante a lo largo de la historia humana".

Si bien MacDonald y sus colegas no están seguros de cómo se usó este ocre, la evidencia de otras partes de América del Norte sugiere que puede haber sido utilizado como antiséptico, protector solar o repelente de alimañas o con fines rituales y simbólicos, como funerales o decoración artística.

Los científicos dijeron que es la mina de ocre más antigua conocida en las Américas.

Según el estudio, esta evidencia de exploración y extracción de cuevas antiguas abarca un período de muchas generaciones durante aproximadamente 2.000 años y data de hace 12.000 a 10.000 años. Eso fue 8.000 años antes del establecimiento de la cultura maya por la cual es conocida la región.

buzo en una cueva de Yucatán

Todas las cuevas se han llenado de agua en los miles de años desde que se realizó la extracción original debido a la subida del nivel del mar que provocó inundaciones.

Los buceadores de cuevas hicieron el descubrimiento a cientos de pies de profundidad en una cueva submarina, en algunos puntos apretándose a través de pequeñas grietas para llegar al hallazgo. Durante casi 100 inmersiones por un total de más de 600 horas, los buzos encontraron extensa evidencia de las operaciones prehistóricas de minería de ocre.

Los hallazgos incluyeron camas y pozos de extracción de ocre notablemente conservados, herramientas de excavación, escombros destrozados que han sido acumulados por el esfuerzo humano, marcadores de navegación y pozos de fogatas.

espeleotema

Imagen: Una pieza de espeleotema utilizada hace 10.000-12.000 años por los primeros habitantes del hemisferio occidental para extraer ocre en el sitio más antiguo que se haya encontrado en las Américas.

"La mayor parte de la evidencia de minería antigua en la superficie ha sido alterada a través de procesos naturales y humanos, oscureciendo el registro", dijo el coautor del estudio Eduard Reinhardt, buzo experto y profesor de la Universidad McMaster en Ontario. "Estas cuevas submarinas son una cápsula del tiempo. Con todas las herramientas que quedaron como eran hace 10.000 a 12.000 años, representan una oportunidad de aprendizaje única".

Además del equipo internacional de científicos, los buzos también eran del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México y del Centro de Investigación del Sistema de Acuíferos de Quintana Roo (CINDAQ).

Los expertos dicen que el hallazgo es solo el comienzo de más posibles descubrimientos en las cuevas de Yucatán.

"No es lo que hemos encontrado hasta ahora, sino lo que todavía tenemos que descubrir que nos saca de la cama todas las mañanas", dijo Sam Meacham, investigador de exploración de cuevas y fundador de CINDAQ. "No tenemos dudas de que hay mucho más allá afuera esperando ser encontrado y entendido".

El estudio fue publicado el viernes en la revista científica Science Advances: Paleoindian ochre mines in the submerged caves of the Yucatán Peninsula, Quintana Roo, Mexico

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.