updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Los neardentales usaban como adornos conchas marinas pintadas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

concha marina decorativa de neardentales hace 50.000

Es una prueba de que los neandertales tenían un intelecto similar a los primeros homo sapiens

Las conchas marinas utilizadas como adornos que fueron halladas en la Cueva de los Aviones y la Cueva Antón, en Murcia

conchas marinas de neardentales Se creía que los hombres de Neandertal eran diferentes de nosotros, a lo que el pensamiento se refiere, porque eran cognitivamente inferiores. Parecían ser incapaces de pensamientos simbólicos, de usar algo para representar algo más.

Algunos seres humanos en áfrica, por ejemplo, adornaron sus cuerpos con conchas marinas manchadas hace más de 100.000 años atrás. Ellos interpretaban que no eran sólo un cascarón, sino una forma de significar la individualidad. Ahora la evidencia de un comportamiento similar de los neandertales ha sido demostrada.

Según un estudio, en el que han participado antropólogos españoles, portugueses y franceses, que será publicado el próximo lunes la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, la capacidad intelectual de los neandertales en Europa era similar a la de los primeros hombres modernos en Africa.

Esa conclusión se basa en el análisis de conchas marinas que los neandertales usaban como adornos, de un modo decorativo y simbólico, y que fueron encontradas en la Cueva de los Aviones y la Cueva Antón, en la provincia española de Murcia.

João Zilhão, de la Universidad de Bristol en Inglaterra y sus colegas estudiaron los depósitos encontrados en dos cuevas lejos de la costa y que datan de hace 50.000 años, 10.000 años antes de que los seres humanos modernos aparecieron en Europa.

conchas marinas con pigmentos de maquillaje Los agujeros de las conchas, por ejemplo de berberechos, muy probablemente son creados de forma natural. Sin embargo, estos agujeros eran generalmente del mismo tamaño, lo que sugiere que los neandertales recogieron conchas que eran buenas para encadenar.

Los científicos señalan que esta es la primera vez que se reconoce en los neandertales la práctica de ornamentación del cuerpo, que los arqueólogos consideran como una conducta moderna y un pensamiento simbólico característicos de los seres humanos modernos.

"Esta es la primera prueba concluyente de que hace unos 50.000 años -diez milenios antes de que se registrara la llegada de los seres humanos modernos en Europa procedentes de áfrica- el comportamiento de los neandertales ya estaba simbólicamente organizado", indicó João Zilhão, profesor del Departamento de Antropología y Arqueologia de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido.

Según los científicos, en las cuevas de Murcia se encontraron conchas del molusco "Spondylus gaederopus" que contenía residuos de pigmentación roja hecha con lepidocrocita y mezclada con hematita y pirita. Señalan que los elementos que forman ese tipo de piedras son negros y reflectantes, lo que sugiere que con su uso se buscaba un resultado cosmético.

Por otra parte, en la Cueva de los Aviones se hallaron concentraciones de un colorante amarillo, que probablemente se utilizó en cueros u otros materiales perecederos, y que estaba constituido por natrojarosita, un mineral de hierro también usado mucho después como cosmético en el Antiguo Egipto.

Según los científicos, ya se habían descubierto materiales similares en sitios vinculados a los neandertales, pero se creyó que habían sido robados por los neandertales a los homo sapiens modernos o constituían una especie de imitación.

Ya antes Zilhão y sus colegas habían asegurado que se trataba de objetos neandertales genuinos que demostraban una evolución independiente.

Según el antropólogo, "las pruebas encontradas en los sitios de Murcia eliminan las últimas nubes de incertidumbre que ponían en duda la capacidad intelectual de los neandertales".

Zilhão añadió que "cuando se considera la naturaleza de los intercambios culturales que ocurrieron entre neandertales y seres humanos modernos en el momento de su contacto en Europa debemos reconocer que ambos habían llegado a niveles de logro cultural idéntico".

Cueva de los Aviones y Cueva Antón, en Murcia

Cueva de los Aviones

cueva de los aviones, Cartagena, Murcia Yacimiento pleistocénico del Paleolitico Medio descubierto en 1980. El abrigo que lo contiene conserva muy poca estatigrafía si se le compara con la potencia que debió contener en su día, ya que el oleaje ha ido vaciándolo a través de los milenios, conservándose en la actualidad, tan solo un pequeño testigo de lo que fue el yacimiento originario.

En la actualidad, el mar penetra en su interior cubriendo toda su extensión original, haciendo imposible su habitabilidad, por lo que la investigación arqueológica se pudo realizar gracias a la conservación de un testigo, del endurecimiento superficial de los materiales y a la construcción en el puerto de un espigón.

Las características geográficas y medio-ambientales que rodearon a la Cueva de los Aviones hicieron de ella un hábitat humano ideal con respecto a otros yacimientos regionales. Estaba situada junto a zonas con abundante agua potable, con relativa abundancia, de materia prima, con el mar que facilitaba el marisqueo, en un ámbito de sierra y llanura, cercano a zonas lagunares etc.

El abrigo debió habitarse en épocas alternas, coincidiendo siempre con las regresiones del nivel del mar. La primera vez que la Cueva fue habitada correspondió al final de una transgresión, después tuvo otras tres ocupaciones y todas ellas en una fase cultural similar, al juzgar por el tipo de industria lítica aparecida.

Posteriormente, nuevas variaciones del nivel marino hicieron inhabitable el abrigo y, aunque a lo largo de etapas sucesivas pudo volver a ser ocupada humanamente, el hecho es que no volvió a aprovecharse en este sentido.

La actividad cazadora y carroñera se basó, según los restos óseos hallados, en caballos, cabras, conejos y moluscos como el mejillón, lapa y monodonta.  En cuanto a los análisis de plantas y semillas fósiles, sabemos que el 80% de las especies son herbáceas, existiendo también arbóreas, correspondientes a encina y pino.

La Cueva de los Aviones ha supuesto, junto con Cueva Perneras (Lorca) el yacimiento paleolítico más importante de la Región por la gran cantidad de información aportada válida para una posible reconstrucción medio-ambiental y de la forma de vida humana desarrollada en la costa murciana a lo largo del Paleolítico Medio, especialmente para el estudio de los cambios de nivel de costa, cuando se convierte en un yacimiento único entre todos los conocidos hasta el momento, lo que supone una valiosa compensación por la pérdida de casi el 90% de los restos arqueológicos que debió contener en su día y que el mar con sus diversos cambios de nivel, fue arrancándole después de ser habitada.

Cueva Antón

cueva Antón, Murcia Cueva Antón es, junto con el Abrigo del Milano y Cejo Cortado, uno de los yacimientos de época prehistórica más importante del municipio de Mula, Murcia. En las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en su interior, se ha documentado los testimonios de ocupación de la comarca más antiguos, restos que se remontan hasta el Paleolítico Medio.

Cueva Antón es conocida desde antiguo por su interés espeleológico; se emplaza en las inmediaciones del pantano de la Cierva, parcialmente sumergida por sus aguas. Fue precisamente este hecho, el recrecimiento del pantano, lo que motivó el inicio de las excavaciones arqueológicas en torno al año 1994, intervenciones que continúan en la actualidad y que siguen aportando importantes datos sobre los primeros pobladores de Mula.

Son varias las características que convierten al abrigo de Cueva Antón en un lugar idóneo para su utilización como hábitat permanente. En primer lugar, sus grandes dimensiones, más de 50 metros de longitud por 16 metros de anchura alcanzando hasta casi 6 metros de altura. Además, aunque buena parte recibe luz directa del sol, otra permanece durante todo el año en semipenumbra.

Presenta dos estrechas galerías, una de tan sólo siete metros de longitud por dos de ancho y otra con casi once metros de recorrido que culmina en una pequeña sala final de casi tres metros de diámetro y que casi con toda seguridad también debió ser utilizada durante la Prehistoria.

Por otra parte, se encuentra en las proximidades de abundantes recursos hídricos; aunque la obra del Pantano es recienta, la Cueva se localiza en las inmediaciones del cauce del río Mula, por lo que el aporte de agua estaba asegurado.

A escasa distancia del abrigo, se conoce otro yacimiento, aún sin excavar, de época argárica. Se trata del poblado argárico de Cueva Antón, documentado gracias a la cerámica hallada en superficie, y  cuyo uso debió prolongarse durante el Bronce Final.

Enlaces: Proceedings of the National Academy of Sciences   University of Bristol

Imágenes: Agencia EFE