Encuentran el naufragio que podría contener los tesoros de la legendaria Cámara de Ámbar

pecio del vapor alemán Karlsruhe

El vapor alemán Karlsruhe fue hundido por los rusos en 1945

En el fondo del mar Báltico se ha encontrado un barco de la Segunda Guerra Mundial que los buzos creen que podría contener la legendaria Cámara de Ámbar.

El naufragio del vapor alemán Karlsruhe fue descubierto frente a la costa polaca por buzos que exploraban la zona en busca del barco que se hundió en abril de 1945.

Tomasz Stachura, del grupo de buceo Baltictech, que se ocupa de examinar los restos de naufragios del Báltico, dijo: "Parece que después de meses de búsqueda, finalmente nos encontramos con los restos del vapor Karlsruhe. Hemos estado buscando esta nave durante más de un año. El naufragio se encontró en el fondo del mar Báltico, a varias docenas de kilómetros al norte de Ustka. Descansa a una profundidad de 88 metros (290 pies). Está prácticamente intacto. En sus bodegas descubrimos vehículos militares, porcelana y muchas cajas con contenido hasta ahora desconocido".

Añadió que el descubrimiento "puede proporcionar nueva información sobre la desaparición de la legendaria Cámara de Ámbar. Fue en Königsberg donde se vio por última vez la Cámara de Ámbar. De allí partió el Karlsruhe en su último viaje con un gran cargamento".

Durante tres siglos, la Cámara de Ámbar, que a veces se denomina la octava maravilla del mundo, estuvo en el palacio imperial de Catalina, cerca de San Petersburgo. Con más de 180 metros cuadrados y más de 6 toneladas de ámbar, fue desmantelada por las tropas alemanas durante la ocupación de la URSS. En 1941, la Cámara de Ámbar se almacenó en la entonces ciudad de Königsberg (ahora Kaliningrado), en Prusia Oriental, y luego desapareció.

pecio del vapor alemán Karlsruhe

Ahora los buzos creen que el Karlsruhe de 60 metros de largo, que hacia el final de la guerra se utilizó para evacuar a los alemanes de lo que entonces era Prusia Oriental, podría estar involucrado en la desaparición.

El barco no debe confundirse con el Karlsruhe, que también fue descubierto recientemente en la costa de Noruega, que se hundió en 1940.

pecio del vapor alemán Karlsruhe

Stachura de Baltictech dijo a los medios polacos: "El vapor alemán Karlsruhe, que después de Gustloff, Goyi y Steuben era otra unidad que participaba en la Operación Hannibal, partió en su último viaje desde Pilawa el 12 de abril de 1945 y fue el último barco que abandonó Królewiec antes que la tomaran los rusos. Llevó consigo 1.083 refugiados y 360 toneladas de carga. Partió en su último viaje con una fuerte escolta. Se hundido el 13 de abril de 1945 por la mañana. Solo se salvaron 113 personas. No queremos emocionarnos, pero si los alemanes transportaron la Cámara de Ámbar a través del Mar Báltico, entonces el vapor Karlsruhe era su última oportunidad…".

La historia de la desaparecida Cámara de Ámbar saqueada por los nazis

Cámara de Ámbar original

Originalmente, se suponía que la Cámara de Ámbar era un gabinete (armario) de ámbar, un regalo de Friedrich-Wilhelm I de Prusia a Pedro el Grande, quien admiró la obra en una visita a su castillo en 1716.

Pero en lugar de un gabinete, se decidió usar los paneles como revestimientos de paredes, rodeándolos con tallas doradas, espejos y aún más paneles de ámbar.

La cámara estaba formada por paneles que contenían seis toneladas de resina de ámbar, tardó 10 años en completarse y está valorada en unos 250 millones de libras esterlinas en moneda actual.

Los 16 pies de paneles estilo rompecabezas fueron construidos con más de 100.000 piezas de ámbar perfectamente ajustadas.

En 1755 fue trasladada al Palacio de Catalina en Tsarkoe Selo, a 17 millas al sur de la capital imperial rusa de San Petersburgo.

En 1941, el ejército nazi que se acercaba rodeó la ciudad, entonces conocida por su nombre soviético de Leningrado. Tsarkoe Selo era una de las zonas periféricas ocupadas por los alemanes. Los rusos intentaron ocultar las paredes detrás del papel tapiz.

Cámara de Ámbar desmantelada

Pero los nazis sabían lo que había detrás de la mundana cubierta y procedieron a desmantelar la habitación, un proceso que duró 36 horas.

Creyendo que el tesoro prusiano les pertenecía, empacaron los paneles de ámbar en 27 cajas y los enviaron a Alemania.

Pero el contenido de la cámara desapareció en 1945 y no se ha vuelto a ver.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.