Por qué un buque de guerra chino hirió a buzos australianos sin siquiera tocarlos

buzo de la Marina de EE.UU.
Foto de la cámara de combate de la Marina de los EE. UU. tomada por el suboficial de primera clase Arthurgwain L. Márquez

Fueron alcanzados por una o más ráfagas sónicas del sistema de sonar de un destructor chino

Buzos de la Marina Real Australiana resultaron heridos recientemente en un incidente entre buques de guerra chinos y australianos, todo sin que ninguno de los lados tocara al otro. Los buzos, que trabajaban bajo el agua en el momento del incidente, resultaron heridos por una o más ráfagas sónicas del sistema de sonar de un destructor chino.

El sistema de sonar utiliza fuertes pulsos de sonido para detectar submarinos, pulsos que podrían herir gravemente o incluso matar a cualquiera que se encuentre en su camino.

Ningbo contra Toowoomba

El incidente tuvo lugar la semana pasada en aguas internacionales del Mar de China Oriental, un brazo del Océano Pacífico rodeado por China, Japón y la península de Corea. El buque de guerra australiano HMAS Toowoomba se encontraba en la región aplicando las sanciones impuestas a Corea del Norte por el Consejo de Seguridad de la ONU, en respuesta al programa ilegal de armas nucleares de Pyongyang.

El Toowoomba y su helicóptero embarcado, Valkyrie, estaban en la zona para detener las transferencias ilegales de mercancías de barco a barco, como petróleo y otros productos derivados del petróleo, de los contrabandistas al régimen del líder norcoreano Kim Jong Un.

HMAS Toowoomba

Imagen: El HMAS Toowoomba frente a la costa de Hawái, 2018. Fotografía de la Marina de los EE. UU. realizada por el especialista en comunicación de masas de segunda clase Devin M. Langer

Según el Ministerio de Defensa australiano, el Toowoomba se había detenido para retirar las redes de pesca que habían ensuciado las hélices del barco. El barco envió buzos al agua para realizar la tarea. El Ministerio de Defensa afirmó:

Mientras se llevaban a cabo las operaciones de buceo, un destructor PLA-N (DDG-139) que operaba en las cercanías se acercó al HMAS Toowoomba. El Toowoomba informó al destructor PLA-N que se estaban realizando operaciones de buceo y solicitó que el barco se mantuviera alejado.

A pesar de reconocer las comunicaciones del Toowoomba, el barco chino se acercó a una distancia más próxima. Poco después, se detectó que operaba su sonar montado en el casco de una manera que suponía un riesgo para la seguridad de los buzos australianos que se vieron obligados a salir del agua.

El gobierno australiano afirmó que los buzos, tras un examen médico, "habían sufrido heridas leves probablemente debido a haber sido sometidos a los pulsos de sonar del destructor chino".

Cómo funciona el sonar

El sonar, o SOnic NAvigation and Ranging (navegación y alcance sónicos), es un dispositivo sensor que se utilizó por primera vez en la Segunda Guerra Mundial para detectar submarinos. Hay dos tipos de sonar: pasivo y activo.

El sonar pasivo simplemente implica el uso de micrófonos submarinos, conocidos como hidrófonos, para escuchar los sonidos reveladores de los submarinos, como las hélices moviéndose en el agua, el ruido de los motores e incluso la apertura y cierre de escotillas. El sonar pasivo simplemente capta el ruido, como un oído gigante, y es inofensivo.

El otro tipo de sonar es el sonar activo y está lejos de ser inofensivo. El sonar activo implica transmitir una breve ráfaga o pulso de energía sonora conocida como "ping". Este ping corre por el agua, rebota en un objeto subacuático como un submarino y luego regresa al buque que lo envió. Los pulsos repetidos pueden permitir a la emisora discernir la ubicación, velocidad, profundidad y dirección de un submarino enemigo.

usos del sonar

Imagen: El sonar tiene una variedad de usos, incluido el descubrimiento de minas al acecho bajo el agua.

Los efectos físicos secundarios del sonar

El destructor chino Ningbo es un destructor ruso de misiles guiados clase Sovremenny equipado con un sonar multifunción montado en proa MG-335S Platina-MS-E. No sabemos qué tan fuerte transmite su ping el Platina, conocido en la OTAN como "Bull Horn". Pero el sonar AN/SQS-53C montado en la proa, incluido en los destructores de la clase Arleigh Burke de la Marina de los EE. UU., emite a una friolera de 253 decibelios a un metro, con duraciones de ping individuales de 1 a 3 segundos.

PLA-N (DDG-139) Taizhou

Imagen: El Taizhou, un barco hermano del Ningbo. Construidos originalmente por Rusia para la Armada china, los barcos tienen unos 20 años.

Un par de estudios médicos de la Marina de los EE. UU. de la década de 1990 formaron la base de las normas de seguridad del sonar de la Marina. Los dos estudios concluyeron que el ruido del sonar por debajo de 160 decibelios no dañaría físicamente a los buceadores (aunque probablemente los asustaría muchísimo).

Como resultado de los estudios, el sistema de sonar remolcado SURTASS LFA de la Marina de los EE. UU., destinado a proporcionar vigilancia de submarinos enemigos en todos los océanos del mundo, tiene prohibido operar por encima de los 145 decibelios cuando se sabe que hay buzos en el área.

Dado que los buzos australianos sufrieron heridas, aunque sean leves, es probable que el sonar del destructor chino estuviera funcionando por encima de los 160 decibelios.

Vídeo: El sonar submarino asusta a los buzos. (¡Baja el volumen!)

¿Cuáles son los efectos físicos secundarios del sonar de altos decibelios en los humanos? La ciencia de cómo los "fuertes" pulsos de sonar afectan a los humanos es un territorio desconocido debido a los riesgos para la salud humana. Es obvio que un pulso demasiado fuerte puede dañar a un ser humano, pero el nivel exacto parece variar de persona a persona.

Se teoriza que las ráfagas de sonar provocan una acumulación de nitrógeno en la sangre de los mamíferos marinos, provocando enfermedad por descompresión. En 2000, una prueba realizada por la Marina de los Estados Unidos con un transmisor de sonar de 230 decibelios en el rango de frecuencia de 3 a 7 kHz resultó en el encallamiento de 16 ballenas, siete de las cuales fueron encontradas muertas. Las lesiones incluyeron "muerte por hemorragia pulmonar u otro traumatismo tisular", "pérdida o deterioro de la audición temporal o permanente" y "estrés psicológico y fisiológico".

Parece poco probable que el Ningbo hubiera usado su sonar si simplemente hubiera sabido que había cerca otro buque de guerra de superficie. El uso de sonar contra buzos, al igual que el uso de láseres y cañones de agua, es otro ejemplo de comportamiento peligroso por parte de la Armada del Ejército Popular de Liberación para acosar a sus rivales. Algún día, alguien realmente saldrá perjudicado por este tipo de imprudente actividad, y China no podrá considerarlo un accidente.

Etiquetas: BuzoHeridoRáfagaSonarDestructorChina

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo