updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

El crucero Costa Allegra llega a las Seychelles (videos y fotos)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

el crucero Costa Allegra llega a Victoria, en Mahé, Seychelles

Los pasajeros se quejan del extremo calor y la falta de higiene

Los pasajeros han descrito las difíciles condiciones a bordo del averiado crucero Costa Allegra que llegó al puerto de Victoria, en la isla de Mahé, Seychelles, después de tres días sin electricidad en el mar.

Había 636 clientes a junto con más de 400 miembros de la tripulación.

El barco, que es propiedad de la misma empresa que el Costa Concordia, se metió en problemas el lunes cuando un incendio en la sala de máquinas deshabilitó su fuente de alimentación principal.

Nadie resultó herido por el fuego y se apagó rápidamente.

Pero dejó a la deriva al barco en el Océano Índico, en peligrosas aguas de piratas, sin aseos, duchas o luces.

El pasajero Thomas Foaller, de Austria, dijo que después de que fue controlado el incendio la situación era bastante tranquila.

"No fue dramático. Era tranquilo. Después [de que se apagó el fuego] era simplemente aburrido", dijo.

Pero el estadounidense Gordon Bradwell dijo que él y su esposa Eleanor comieron emparedados fríos durante tres días y trasladaron su cama a la terraza para escapar del sofocante calor en el interior.

La Sra. Bradwell agregó: "Los baños estaban averiados, no había electricidad, hacía mucho calor".

Los demás pasajeros dijeron también que las temperaturas de los camarotes y el calor sofocante del Océano Índico han sido particularmente difíciles de soportar. "Ellos fueron capaces de apagar el fuego y a partir de ese momento era sólo una cuestión de molestias, no tener suficiente comida, no poder descansar bien de noche", dijo otro estadounidense veraneante.

"El calor era insoportable, así que tuvimos que pasar la mayor parte de nuestras noches en la cubierta superior del buque".

pasajeros del crucero Costa Allegra en la cubierta

Hans Schaffner, un pasajero procedente de Suiza, dijo que el crucero era "maravilloso" antes de que se interrumpió.

Decenas de autobuses estaban esperando para llevar a los pasajeros al aeropuerto o a una estación de las Seychelles, mientras que la Cruz Roja montó tiendas de campaña para ayudar a cualquier persona que necesitase atención médica.

Cuando desembarcó del buque también se encontraban en el puerto para ayudar a sus ciudadanos funcionarios de la Alta Comisión Británica, junto con las embajadas de Francia e Italia.

Joel Morgan, el ministro de las Seychelles de transporte, energía y medio ambiente, dijo: "Creo que los pasajeros sentirán una sensación de alivio por haber podido llegar a tierra, ir a un hotel, ducharse, relajarse, tomar algo caliente para comer y básicamente superar esta dura prueba".

Después de que los pasajeros habían desembarcado, Nicola Alba, el capitán del Costa Allegra, declaró a la prensa que no podía dar ningún detalle sobre lo que causó el fuego.

"Hay una investigación en curso en este momento y se tiene que ir a bordo para averiguar por qué el generador no funciona y está dañado". Y agregó: "Nosotros informaremos de los detalles cuando la investigación haya terminado."

Costa Cruceros dijo que más de 300 pasajeros habían aceptado su oferta para continuar sus vacaciones en las Seychelles a expensas de la empresa, donde el viernes comienza el carnaval.

Los otros pasajeros volarán a casa.

Más sobre esta historia en:
Video del remolque del crucero Costa Allegra por pesquero francés
Otro crucero italiano en problemas