Loading...
updated 6:59 PM CET, Dec 16, 2017

Métodos de rescate y salvamento de un submarino

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Métodos de rescate y salvamento de un submarino - 5.0 out of 5 based on 1 vote

El DSRV Mystic transportado por un submarino

Cómo salva la Marina de los EE. UU. a los submarinistas en caso de desastre

Cuando un submarino sobrevive a un accidente los miembros de la tripulación atrapados tienen dos opciones: esperar el rescate o intentar escapar. La Marina de EE. UU. defiende el rescate por escapar porque:

El rescate es más seguro: los métodos de escape exponen a los sobrevivientes a condiciones peligrosas, como el agua fría y la inmensa presión, y son propensos a cometer errores.

Los vehículos de rescate pueden operar mucho más profundo (2.000 pies) que el equipo de escape, que se limita a aguas poco profundas (600 pies o menos).

Las operaciones de rescate proporcionan recursos in situ, como una cámara de descompresión, para tratar a los sobrevivientes.

Sigue leyendo para descubrir cómo salva la Marina de los EE. UU. a los submarinistas en caso de desastre.

Prevención

Mantener agua fuera del habitáculo de las personas

bloqueo de una vía de aguaLa mejor forma de salvaguardar un submarino y su tripulación es evitar o detener rápidamente un accidente. Los submarinistas hacen esto a través de una capacitacitación intensiva, aprendiendo a hacer en el submarino sus propios trabajos y los de todos los demás. También ejecutan ejercicios para practicar el bloqueo de fugas (derecha) y la extinción de incendios. El tiempo es esencial: una cuadrilla debe controlar una avería (emergencia) en cinco minutos para salvar el submarino y sus vidas.

Posibiliades de rescate

Los submarinos pueden resistir la presión hasta cierta profundidad. Si un submarino se hunde debajo de este punto, llamado profundidad de aplastamiento, su casco se colapsará bajo la presión.

Aunque los submarinos pasan la mayor parte de su tiempo operando en las profundidades del océano, es más probable que tengan un accidente en aguas menos profundas (debido a pruebas en el mar, buceo y superficie, tránsito con escotillas abiertas cerca del puerto, etc.), donde pueden sobrevivir.

Rescate

Hasta 1939 las marinas del mundo creían que el rescate tenía pocas posibilidades de salvar a los submarinistas atrapados. Luego, en mayo de 1939, la Marina de los EE. UU. recuperó a 33 supervivientes del hundido USS Squalus utilizando una cámara de rescate y cambiando para siempre el paradigma del rescate.

Luego de la exitosa operación Squalus, la Marina adoptó el rescate como su enfoque preferido. Con el tiempo, ha desarrollado nuevas tecnologías de rescate que mejoran continuamente sus habilidades de salvamento.

¿Hay alguna esperanza?

submarino USS S-4El 17 de diciembre de 1927 el destructor Paulding de la Guardia Costera golpeó al submarino USS S-4. Los barcos de salvamento se apresuraron a subir al submarino con la esperanza de salvar a la tripulación. Los buceadores localizaron a seis sobrevivientes golpeando el casco del S-4, pero el clima frustró todos los esfuerzos para mover el submarino. Sesenta horas después de la operación, los hombres atrapados preguntaron con golpes "¿Hay alguna esperanza?". De manera desgarradora, los buzos rescatadores respondieron que "no". Los 40 tripulantes murieron en el accidente.

Cámara submarina de rescate

cámara de rescate submarinoEn servicio desde 1930 hasta el presente

Después de la pérdida del S-4 los comandantes Charles Momsen y Allan McCann co-diseñaron la cámara submarina de rescate (SRC). En menos de 850 pies de agua un barco de salvamento puede bajar una cámara de rescate a un submarino accidentado para elevar a los supervivientes a la superficie. La Marina ha utilizado la cámara una vez para un rescate real y salvar a 33 submarinistas del USS Squalus en 1939. Hoy el SRC sigue siendo parte del arsenal de rescate de la Armada porque su diseño simple lo hace efectivo y confiable.

Vehículo de rescate de inmersión profunda, DSRV

DSRV MysticEn servicio desde 1970 a 2008

Con el hundimiento de USS Thresher (SSN 593) en 1963, la Armada se dio cuenta de que los submarinos operaban a mayor profundidad de lo que podían llegar los equipos de rescate. El programa de alta mar que se formó en respuesta diseñó dos sofisticados sumergibles de rescate llamados DSRV (vehículos de rescate de inmersión profunda). Cuando fuera necesario, un DSRV podría desplegarse rápidamente por mar, aire o tierra para rescatar submarinos en cualquier parte del mundo. Los DSRVs Mystic y Avalon se lanzaron a principios de los años setenta, se les dio pleno funcionamiento en 1977 y sirvieron como sistema de rescate submarino de la Marina hasta 2008.

Dentro del casco exterior de fibra de vidrio del DSRV, tres esferas de acero de alta resistencia formaban el casco a presión. Dos pilotos operaban el DSRV desde la esfera delantera, mientras que las esferas media y posterior podían contener un rescatador y 12 submarinistas.

En un sitio de rescate, un submarino especialmente configurado o un barco de rescate submarino llevaban el DSRV cerca del submarino. El DSRV podría descender, unirse a la escotilla de escape del submarino y transferir submarinistas rescatados al buque de apoyo en grupos de 24.

Los rescatadores

unidad de inmersión profunda¿Quién rescata a los submarinistas en un submarino incapacitado?

Inicialmente, cualquier barco que se encuentre con el submarino (a menudo el barco que colisionó con él). Con su establecimiento en 1927, la Unidad de Buceo Experimental de la Armada se convirtió en el primer comando responsable del rescate de submarinos.

La Marina creó un comando dedicado, la Unidad de Rescate Submarino, después que sus nuevos vehículos de rescate (DSRV) entraron en servicio en la década de 1970. Redenominada con el tiempo, la unidad se convirtió en 1989 en la Unidad de Inmersión Profunda y en 2012 recibió su nombre actual, el Comando de Rescate Submarino.

El rescate de hoy: Los SRDRS

módulo de rescate SRDRS FalconEn servicio desde 2008 al presente

En 2008 la Marina adoptó un sistema de rescate actualizado, el Sistema de Buceo y Recompresión de Rescate Submarino (SRDRS). El SRDRS lleva a cabo una operación en tres partes:

Reconocimiento: examina las condiciones del submarino caído con un traje de buceo atmosférico.

Rescate: subir sobrevivientes usando un módulo de rescate llamado Falcon.

Descompresión: transferencia de la tripulación desde el Falcon a una cámara de descompresión para evitar cambios de presión no controlados.

Como un sistema "fly-away" fácilmente transportable, el SRDRS es más fácil y rápido de implementar que sus predecesores, los DSRV.

Colaboración internacional

DSRV Mystic carado en un aviónLos modernos sistemas de rescate de la Armada, incluidos los DSRV y el actual SRDRS, son deliberadamente compatibles con los submarinos y los sistemas de rescate de las marinas en todo el mundo. La Marina de los EE. UU. participa regularmente en ejercicios de rescate con otras naciones y tiene acuerdos y tratados oficiales de rescate submarino con más de 40 países.

Escape: La última opción

El escape ofreció los primeros medios para salvar a los miembros de la tripulación dentro de un submarino hundido. Con la introducción del primer equipo de rescate, la cámara de rescate submarina en 1939, el rescate se convirtió en la opción más segura y preferida.

Aunque el escape es ahora el último recurso, los submarinos siguen entrenando en métodos de escape. Un equipo puede necesitar intentar un escape en los casos donde un rescate es imposible o se retrasa significativamente.

Escapes improvisados

popa del USS S-5Entre 1900 y 1930, la marina de los EE. UU. perdió ocho submarinos por hundimientos accidentales. La única opción de rescate en ese momento, levantar el submarino antes de que se acabara el oxígeno, salvó a dos hombres. Pero la mayoría de los que sobrevivieron - 84 submarinistas - vivieron porque encontraron formas de escapar de sus submarinos hundidos.

El 30 de agosto de 1920, el USS S-5 se inundó y se hundió, sin ningún medio de salir bajo el agua. Su tripulación reflotó inteligentemente sus compartimientos de popa para elevar la popa a la superficie. Los barcos cercanos avistaron el submarino discapacitado y proporcionaron aire y agua para respirar mientras que la tripulación del S-5 hizo un agujero en el casco a presión, salvando a los 38 a bordo.

Equipos de escape

Los miembros de la tripulación que intentan escapar se enfrentan a un montón de condiciones peligrosas: un entorno comprometido dentro del submarino discapacitado y un entorno frío e inmensamente presurizado fuera de él. El equipo de escape debe ayudar a los submarinistas a sobrevivir en estas circunstancias variables a la vez que minimiza el error del operador al que es inherentemente propenso.

Pulmón de Mosen

pulmones de MomsenEn servicio de 1928 a 1956

El pulmón de Momsen fue el primer dispositivo de escape submarino exitoso del mundo. Colocado alrededor del cuello de un submarinista, recicla el aire exhalado al eliminar el dióxido de carbono y da a su portador cierta flotación en la superficie. Cuando se usa sin suficiente habilidad y entrenamiento, podría causar la muerte por falta de oxígeno, embolia gaseosa (rotura pulmonar), intoxicación por dióxido de carbono o ahogamiento.

En octubre de 1944, nueve submarinistas sobrevivieron al hundimiento del USS Tang (SS-306) utilizando los pulmones de Momsen.

Ascenso libre

ascenso libre con salvavidasEn uso 1956-1963

La Armada adoptó la técnica de escape de ascenso libre en 1956. Se entrenó a los submarinistas, equipados con simples chalecos salvavidas, para que exhalaran continuamente mientras nadaban hacia la superficie. Aunque es más seguro que el pulmón de Momsen, la técnica de ascenso libre todavía conlleva riesgo: inhalar accidentalmente podría causar una ruptura pulmonar o una embolia arterial de aire (una burbuja de aire en un vaso sanguíneo).

Capucha de Steinke

En servicio 1963-2007

capucha de Steinke

La capucha de Steinke era el equipo de escape estándar de la Marina durante la Guerra Fría. Llamada así por su inventor, el teniente Harris Steinke, la capucha de Steinke permitía escapes de 300 pies o menos. La capucha adjunta al chaleco salvavidas cercaba la cabeza del marinero que escapaba, proporcionando aire durante el ascenso. Esto permitió a su portador respirar normalmente (dentro y fuera), reduciendo el pánico y la amenaza de embolia aérea.

Traje de escape Mark 10

En servicio desde 2005 hasta el presente

traje de escape Mark 10Hoy la Marina de EE.UU. usa trajes de escape de cuerpo completo que permiten escapar de profundidades de hasta 600 pies. Originalmente desarrollado por la marina británica, resuelve muchos problemas encontrados en anteriores equipos de escape, incluida la amenaza de embolia aérea y la falta de protección térmica. El actual traje, el equipo de inmersión de escape submarino (SEIE) Mark 10, tiene una balsa salvavidas incorporada y un forro de aislamiento térmico que protege contra la enfermedad de descompresión, la hipotermia y la fatiga. (Sobre él haremos un artículo en profundidad a lo largo del día).

También te puede interesar: Cómo encontrar un submarino

INFOGRAFÍA: operación usando la Cámara de Rescate McCann

operación usando la Cámara de Rescate McCann

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar