updated 9:19 PM CET, Dec 8, 2016

El mayor barco del mundo: "Oasis of the Seas", navegará en noviembre

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Oasis of the Seas

Un gigante de acero de 220.000 toneladas que ha costado mil millones de €

El "Oasis of the seas" zarpará por primera vez con pasajeros el próximo 5 de diciembre

Oasis of the Seas en el astillero STXMás de 2.200 operarios del astillero STX de Turku, en Finlandia, trabajan a contrarreloj para concluir la construcción del 'Oasis of the Seas', el mayor barco de pasajeros del mundo, que ha supuesto una revolución en el sector.

A finales de noviembre, el astillero, situado a unos 150 kilómetros de Helsinki, hará entrega a la compañía Royal Caribbean de este colosal buque, cuatro veces más pesado que el Titanic y un 40 por ciento más grande que el hasta ahora mayor crucero del mundo, el "Freedom of the seas", también propiedad de la naviera estadounidense.

Visto a pie del muelle, el "Oasis of the seas" es imponente, gigantesco, interminable. "Es imposible describirlo con palabras", afirma con acierto el vicepresidente ejecutivo de Royal Caribbean, Harri Kulovara.

El barco, de 360 metros de eslora (largo) y 65 de manga (ancho), tiene dieciséis cubiertas, más de 2.700 camarotes y una capacidad para cerca de 8.500 personas (6.296 pasajeros y 2.165 tripulantes).

El interior del "Oasis of the seas" no es menos impresionante, aunque el tiempo apremia y aún queda mucho trabajo por hacer.

Oasis of the seas, hall interior
Dentro del buque, que recientemente ha podido visitar un centenar de periodistas de todo el mundo, decenas de carpinteros, electricistas, pintores, limpiadores y demás profesionales trabajan silenciosamente en el sinfín de pasillos, camarotes y demás estancias del barco para poder cumplir con el calendario de entrega previsto. Para ello quedan exactamente 54 días.

De la mano del capitán del buque, William Wright, el grupo de informadores recorre, esquivando cables, andamios, planos y mesas de trabajo, algunas de las principales estancias del barco, aunque más de seis horas de visita ininterrumpida apenas sirven para conocer una centésima parte de esta enorme ciudad sobre el mar, dividida, como cualquier urbe que se precie, en siete 'barrios' distintos.


Espacios como los restaurantes, el casino, la zona de piscinas y la mayor parte de los camarotes están prácticamente finalizados, aunque todo permanece debidamente protegido con plásticos y cartones para evitar el polvo y posibles daños derivados de las obras que se realizan en otras zonas.

Además de estas estancias, habituales en todos los cruceros de pasajeros, el "Oasis of the Seas" cuenta con una serie de espacios que reafirman si cabe aún más su exclusividad y grandilocuencia.

Oasis of the seas, auditorio en la popa

Así, el navío cuenta, por ejemplo, con un anfiteatro al descubierto en el que se podrán presenciar espectáculos acuáticos; camarotes tipo "loft" de hasta 154 metros cuadrados; una piscina con simulador de olas y un parque con vegetación real bautizado como "Central Park". ¿Alguien da más? Más de 5.300 kilómetros de cableado eléctrico, 600.000 litros de pintura y 241 kilómetros de tuberías se han utilizado en la construcción del último gran barco de Royal Caribbean, unas cifras que evidencian la magnitud de un proyecto en el que el astillero finlandés empezó a trabajar hace dos años y medio.

Como explica el presidente de la naviera, Richard Fain, "lo revolucionario, lo evolucionario y lo tradicional" se entremezclan en un barco del que destacan, dimensiones a parte, su diseño, amplitud, arquitectura e ingeniería.

Además, añade el capitán William Wright, "es el crucero más seguro y estable jamás construido".

Oasis of the Seas

"Hemos hecho pruebas a escala real para demostrar su resistencia y la probabilidad de que resulte dañado e incluso ha sobrevivido a una colisión con otro barco, lo que es una buena noticia", bromea Wright.

El "Oasis of the seas'" zarpará por primera vez con pasajeros el próximo 5 de diciembre. Lo hará de su puerto base, en Fort Lauderdale (Florida, Estados Unidos), para recorrer las islas del Caribe oriental y occidental, su destino durante los próximos años.

Según los responsables de Royal Caribbean, las reservas para viajar en el "Oasis of the Seas" "están funcionando muy bien, especialmente los loft". El alojamiento más asequible, en un camarote interior, costará entre 700 y 800 euros.

A finales del próximo año, el buque compartirá su hegemonía con el "Allure of the Seas", un crucero de idénticas dimensiones que está siendo construido también en los astilleros de Turku.

Su puesta de largo, no obstante, aún deberá esperar, ya que quedan varios meses de trabajo antes de que el "Allure" pueda salir del dique seco y adentrarse por primera vez en el mar.

Otras imágenes (algunas se ampliarán al pinchar sobre ellas) de los impresionantes barcos fabricados por el astillero finlandés STX:

eoseas

Coastal LNG Ferry

Carnival Spirit

Ferry for P&O (NB 1367)

Imperatrice Eugenie

Radisson Diamond


Ver también: Grandes barcos

Enlaces:   ABC.es   STX Europe