SS Warrimoo: el barco que se perdió la víspera de Año Nuevo pero vivió dos siglos a la vez

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
SS Warrimoo: el barco que se perdió la víspera de Año Nuevo pero vivió dos siglos a la vez - 5.0 out of 5 based on 1 vote

SS Warrimoo

En 1899 para la nave no existió el 31 de diciembre

La historia que sigue sucedió supuestamente hace más de cien años en la víspera de Año Nuevo. Duró dos siglos, pero terminó en un par de segundos.

La historia involucra a un barco de pasajeros llamado SS Warrimoo que se botó en 1892, originalmente para servir la ruta Trans-Tasman entre Australia y Nueva Zelanda, pero luego comenzó a transportar pasajeros entre Canadá y Australia. El evento extraordinario ocurrió durante uno de esos viajes.

En diciembre de 1899, el SS Warrimoo (en la foto de arriba) estaba navegando por las tranquilas aguas del Pacífico medio en su camino desde Vancouver a Australia. El navegador acababa de ver las estrellas desde las cuales calculó su posición como 0 grados, 31 minutos al norte, por 179 grados, 30 minutos al oeste. En otras palabras, estaban muy cerca del ecuador y muy cerca del punto donde se encuentra la línea de fecha internacional.

Al escuchar el informe del navegador, First Mate Payton notó la interesante naturaleza de su posición. El capitán John Phillips se dio cuenta de que era la noche del 30 de diciembre, y si alteraba un poco su curso y cronometraba su paso por la línea, podría realizar un buen truco que no se puede repetir durante cien años.

El capitán Phillips tenía un navegador que verificaba dos veces su posición, y luego ajustaba el rumbo y la velocidad del Warrimoo para que a las 12 a.m. exactamente, el barco yaciera a horcajadas sobre el ecuador justo en el punto donde se cruza la línea internacional de fecha.

posición en el ecuador del SS Warrimoo

La parte delantera del barco estaba en el hemisferio sur y en pleno verano. La parte trasera del barco estaba en el hemisferio norte y en pleno invierno. En la mitad trasera del barco la fecha era el 30 de diciembre de 1899, mientras que la mitad delantera saltó un día antes y era el 1 de enero de 1900.

Por lo tanto, este barco no solo estaba en dos días diferentes, dos meses diferentes, dos años diferentes, dos estaciones diferentes y dos hemisferios diferentes, sino también en dos siglos diferentes, todo al mismo tiempo.

¿Pero qué pasó con el 31 de diciembre de 1899? Puedes preguntar. Recuerda que el barco iba de Canadá a Australia, viajando hacia el oeste, y cada vez que se cruza la línea de fecha internacional hacia el oeste, automáticamente se avanza 24 horas porque las zonas horarias a ambos lados de la línea de fecha internacional tienen una diferencia de 24 horas.

Entonces, se cuando cruzas la línea de fecha internacional son las 9 a.m. del lunes, la hora y la fecha del próximo momento serán las 9 a.m. del martes y perderás 24 horas.

horarios en la línea de fecha internacional

Sin embargo, en el caso del SS Warrimoo, el barco cruzó la línea de fecha internacional exactamente a las 0 horas o la medianoche cuando el día se estaba convirtiendo en uno nuevo. Entonces, cuando el reloj debería haber dado 0 horas 0 minutos y 1 segundo el 31 de diciembre de 1899, el barco se trasladó a una nueva zona horaria y fue transportado instantáneamente 24 horas hacia el futuro, es decir, 0 horas 0 minutos y 1 segundo el 1 de enero 1900. Para los pasajeros del barco, el 31 de diciembre existió solo por una fracción de segundo.

Queda por probar si el supuesto evento ocurrió o no. El único relato de este extraordinario episodio proviene de un periódico canadiense llamado The Ottawa Journal. Sin embargo, el hecho de que esta historia no se haya publicado hasta cuarenta y dos años después deja mucho espacio para la duda. El informe contemporáneo de noticias indica que el SS Warrimoo cruzó el ecuador en su camino de Vancouver a Brisbane el 30 de diciembre de 1899, por lo que el barco estaba en el área correcta en el momento adecuado para que esta historia sea posiblemente cierta.

Incluso si el SS Warrimoo intentó posicionarse exactamente en el lugar correcto, algunos cuestionan si podría llevarse a cabo con precisión dada la limitación de la tecnología de navegación de la época.

Antes de la navegación por satélite, los marineros usaban sextantes para leer los ángulos entre las estrellas o el sol y el horizonte, y luego calcular la posición del barco. Una medición tomada con una precisión de 1 minuto, o 60º de grado, introduce un error de 1 milla náutica. Un excelente sextante puede reducir la ventana a 0.1 minutos, que es la mejor precisión posible que puede lograr un sextante, pero todavía puede errar por 200 metros. Siendo realistas, un navegador altamente capacitado y experimentado puede determinar la posición con una precisión de aproximadamente 0.25 millas náuticas o aproximadamente 460 metros.

uso del sextante

En estas circunstancias, es poco probable que el SS Warrimoo haya podido fijar su posición con tanta precisión en el momento exacto. Sin embargo, suponiendo que el SS Warrimoo haya intentado la maniobra, es posible que el Capitán realmente creyera que la maniobra fue exitosa, o lo inventó. En cualquier caso, es divertido pensar que hay un lugar en la tierra donde cada cien años se juntan todas esas condiciones, aunque sea por una fracción de segundo.

Epílogo

La vida posterior de SS Warrimoo transcurrió sin incidentes. Después de servir como barco de pasajeros durante más de dos décadas, se le encargó llevar tropas que luchaban en la Gran Guerra. Mientras el 17 de mayo de 1918 transportaba tropas a través del Mediterráneo, chocó con un buque de guerra francés que detonó las cargas de profundidad del buque de guerra. La explosión hundió ambas naves y se perdieron muchas vidas.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar