Los curiosos buques de guerra circulares de Rusia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Los curiosos buques de guerra circulares de Rusia - 5.0 out of 5 based on 1 vote

barco circular ruso Novgorod

El Novgorod tenía seis máquinas de vapor

En la segunda mitad del siglo XIX los barcos comenzaron a pasar de la madera al hierro y muchos ingenieros pensaron que había llegado el momento de experimentar nuevas formas. John Elder, un constructor de barcos escocés, abogó por que hacer un barco más ancho en la manga le permitiría transportar armas más pesadas y más potentes.

Tal diseño también tendría un calado menos profundo y solo se requeriría un moderado aumento en la potencia para igualar la velocidad de un barco normal. El concepto le interesó mucho a Andrei Alexandrovich Popov, un almirante de la Armada Imperial Rusa, pero llevó la idea al extremo y resultó en uno de los barcos de aspecto más curioso jamás construido.

Popov propuso un barco cuya manga coincidiese con su eslora. No debía haber lados rectos. En cambio, el casco debía curvarse alrededor del barco. En otras palabras, un barco con un casco completamente circular y un fondo plano.

El círculo tiene una forma asombrosa. Abarca el área máxima en el perímetro mínimo. Popov argumentó que el diseño circular ofrecería el mayor desplazamiento de agua (debido a su gran área) al tiempo que requiere la menor cantidad de coraza (debido a su casco más corto). Esto significaba que la nave podía transportar armas más grandes y pesadas mientras exponía solo una brizna de su casco al fuego directo en cualquier punto. Cualquier proyectil que golpease el casco fuera de su centro sería desviado la mayor parte de su impacto. El fondo plano aseguraría que la quilla no fuese demasiado profunda en el agua, permitiendo que el barco patrullase aguas poco profundas del río Dniepr y el estrecho de Kerch. Era perfecto.

modelo a escala del Novgorod

Un modelo fue construido y probado en el Mar Báltico en San Petersburgo en 1870. La nave se movió bien y la prueba se consideró un éxito. Cuando se informaron los resultados de la prueba al zar Alejandro II, ordenó que los acorazados circulares se llamaran "popovka", un diminutivo del nombre del diseñador.

Popov y sus asistentes pronto estuvieron ocupados trabajando en varios diseños y dimensiones. El General-Almirante quería el barco más grande que Popov pudiera diseñar con un diámetro de 45 metros y un desplazamiento de 6.000 toneladas, pero cuando se calculó el costo superó el presupuesto total de todo el programa.

construcción del Novgorod

Popov diseñó luego una versión reducida, con un diámetro de 30 metros y un desplazamiento de 2.490 toneladas. El barco estaba armado con dos cañones de 11 pulgadas colocados en un plato giratorio en el centro del barco. Seis máquinas de vapor, cada una con una hélice, proporcionaban potencia a la nave, lo que le daba una velocidad moderada de alrededor de 6.5 nudos. Fue nombrada Novgorod y se botó en 1873.

el Novgorod durante su botadura

El mayor problema con la forma circular del casco fue que redujo en gran medida la capacidad del timón para girar la nave, lo que requería entre 40 y 45 minutos para hacer un círculo completo. Esto hizo que la nave fuera inestable ante fuertes tormentas. El casco romo también aumentó la resistencia, lo que obligó a los motores a consumir una prodigiosa cantidad de carbón, lo que le dio un alcance de solo 480 millas náuticas (890 km) a toda velocidad. El problema con el timón se resolvió arreglando el timón y usando las hélices para girar el barco, a costa de una mayor reducción de la velocidad.

El casco inusual del Novgorod dio lugar a muchos mitos, el más persistente fue que la nave tendía a girar alrededor de su eje sin control cada vez que disparaban sus armas debido al retroceso que hacía que todos a bordo se marearan.

En realidad fue la falta de velocidad y maniobrabilidad del barco lo que hizo que el Novgorod y su barco hermano, el Vitse-admiral Popov, un poco más grande, descendieran al rango de fuertes flotantes para vigilar las costas. Se intentó venderlos a Bulgaria, pero cuando los rechazaron, ambos barcos fueron desguazados en 1911.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar