Primera travesía comercial del Mar del Norte realizada por un barco autónomo

embarcación Maxlimer

La embarcación Maxlimer fue controlada de forma remota por un operador, utilizando señales de audio y vídeo

Probablemente hayas oído hablar de coches autónomos o incluso de camiones autónomos, y muchas empresas trabajan ahora para que se conviertan en realidad. Pero el mundo de los vehículos autónomos es en realidad mucho más grande, como se ha visto con un barco de carga autónomo que acaba de complementar con éxito un viaje de ida y vuelta desde el Reino Unido a Bélgica.

El barco Maxlimer de la empresa SEA-KIT International viajó desde West Mersea hasta Oostende, llevando una caja de ostras y confiando en una gama de tecnologías para navegar de forma segura por la que se considera una de las rutas de navegación más transitadas del mundo. Ha sido la primera travesía comercial del Mar del Norte realizada por un barco autónomo.

"Este viaje ha tardado meses en prepararse, y ver que todo se junta es increíble", dijo a la BBC Ben Simpson de SEA-KIT International. "El potencial [del USV] radica en su capacidad para adaptarse a una variedad de tareas, ya sea tránsito, estudios hidrográficos, misiones ambientales o seguridad y protección marítimas".

Los USVs (vehículo de superficie no tripulado, USV por sus siglas en inglés (Unmanned Surface Vehicle), están diseñados para proporcionar una solución de bajo costo y de bajo impacto ambiental para proyectos comerciales en alta mar, según el sitio web de SEA-KIT International. El despliegue de USVs debería permitir ahorros de costos, así como reducciones en las emisiones de carbono, argumenta la compañía.

En lugar de tener una tripulación a bordo, la embarcación utiliza un sistema de comunicaciones y control conocido como Conciencia Situacional Global a través de Internet. Esto permite que un operador lo controle de forma remota, utilizando cámaras CCTV, imágenes térmicas y radar, así como escuchando en vivo los alrededores de la embarcación.

La travesía del Reino Unido a Bélgica tomó 22 horas en total, ya que el barco se mueve lentamente, a unos pocos nudos por hora. Mientras llevaba ostras de camino a Bélgica, regresó al Reino Unido con cervezas belgas. La capacidad real del buque se estima en 2,5 toneladas, que estuvo lejos de cumplirse en esta primera demostración.

El proyecto fue apoyado por varias agencias gubernamentales en el Reino Unido, como la Oficina de Relaciones Exteriores de la Commonwealth, el Departamento de Transporte y la Agencia Marítima y de Guardacostas. La Agencia Espacial Europea y sus socios en Bélgica también participaron en la iniciativa.

"Podemos hacer el mismo trabajo que los barcos tradicionales pero usando una fracción del combustible, solo el 5%", dijo Simpson a la BBC. "Nos apasiona la reducción de las emisiones de carbono y esperamos hacer más demostraciones y hacer que esto sea comercialmente viable".

Este no es el primer logro del Maxlimer. El barco ganó el año pasado el concurso Shell Ocean Discovery XPRIZE, en asociación con un vehículo submarino autónomo Kongsberg HUGIN. La competencia implicó la realización de mapas autónomos de alta resolución a profundidades de hasta 2.000 metros sin una guía humana significativa.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.