Biología

Impresionante descubrimiento revela que los macabíes se sumergen a 140 m de profundidad para desovar

agregación de macabís para el desove

Estos peces de aguas poco profundas son capaces de manejar presiones extremas

Un nuevo estudio proporciona la primera documentación detallada de un pez de aguas poco profundas que se zambulle a 140 metros de profundidad para desovar. Descubrir este muy raro comportamiento de desove en el macabí (Albula vulpes) no tiene precedentes.

Utilizando telemetría acústica activa y datos de sonar a lo largo de la costa sur de Abaco, Las Bahamas, un equipo de científicos dirigido por el Instituto Oceanográfico Harbour Branch de la Florida Atlantic University en colaboración con Bonefish & Tarpon Trust y la Universidad de Massachusetts Amherst, ha descubierto que aunque los macabíes viven en aguas poco profundas de menos de 2 metros, se sumergen "profundamente" en el abismo para desovar.

Leer más...

Pargo octogenario encontrado en Australia es el pez de arrecife tropical más viejo

pargo de medianoche (Macolor macularis)

La edad de un pez se puede precisar mediante el estudio de los huesos de sus oídos u "otolitos"

Un pargo de medianoche de 81 años capturado en la costa de Australia Occidental se ha llevado el título de pez de arrecife tropical más viejo registrado en cualquier parte del mundo.

El octogenario pez se encontró en Rowley Shoals, a unos 300 km al oeste de Broome, y fue parte de un estudio que ha revisado lo que sabemos sobre la longevidad de los peces tropicales.

La investigación identificó 11 peces individuales que tenían más de 60 años, incluida un pargo de dos manchas de 79 años también capturado en Rowley Shoals.

Leer más...

¿Qué le hace el distanciamiento social al cerebro de un pez?

peces cebra

Los científicos descubren un neuropéptido que refleja el estado actual del entorno social de un pez

Los investigadores han descubierto una molécula cerebral que funciona como un "termómetro" ante la presencia de otros individuos en el entorno de un animal. El pez cebra 'siente' la presencia de otros a través de la mecanosensación y los movimientos del agua, lo que activa la hormona cerebral.

¿Te has preguntado recientemente cómo pueden afectar tu cerebro el distanciamiento social y el autoaislamiento? Un equipo de investigación internacional dirigido por Erin Schuman del Instituto Max Planck para la Investigación del Cerebro descubrió una molécula cerebral que funciona como un "termómetro" ante la presencia de otros individuos en el entorno de un animal. El pez cebra "siente" la presencia de otros a través de la mecanosensibilidad y los movimientos del agua, lo que activa la hormona cerebral.

Leer más...

Descubren los primeros insectos con una armadura similar a una concha

armadura de la hormiga Acromyrmex echinatior

Las hormigas cortadoras de hojas tienen una armadura biomineral rica en magnesio que esperarías ver en los crustáceos en lugar de en los insectos

A lo largo de la historia evolutiva, muchos animales han incorporado biominerales calcáreos, en particular los crustáceos con sus característicos caparazones. Sorprendentemente, este tipo de protección nunca antes se había visto en insectos, que pertenecen al mismo grupo que los crustáceos; ambos son clases de artrópodos.

Pero los científicos han encontrado ahora la primera evidencia de calcita con alto contenido de magnesio en la armadura que superpone los exoesqueletos de las hormigas cortadoras de hojas (Acromyrmex echinatior).

Leer más...

¿Evolucionaron las aletas de los peces a partir de los arcos branquiales?

crecimiento de un cría de pez raya

Las branquias y las aletas comparten una relación evolutiva mucho más profunda de lo pensado

La estructura esquelética de los arcos branquiales de un pez y las aletas emparejadas son bastante similares, lo suficiente como para que alguna vez se creyera que las aletas evolucionaron a partir de esos arcos. Aunque esa teoría ha sido descartada desde entonces, un nuevo estudio sugiere que pudo haber sido acertada.

En primer lugar, "emparejadas" se refiere simplemente a las aletas de las que hay un conjunto coincidente, como las aletas pectorales ubicadas en la parte frontal del cuerpo de un pez. Los arcos branquiales son piezas curvas de hueso o cartílago, cada una de las cuales sostiene una de las branquias reales. A fines del siglo XIX, el anatomista alemán Karl Gegenbaur postuló que las aletas emparejadas evolucionaron a partir de los arcos branquiales, ya que en el registro fósil los arcos aparecen antes que las aletas.

Leer más...

Descubren antiguos ecosistemas microbianos bajo el cráter que mató a los dinosaurios

cometa golpeando la Tierra

El cráter de Chicxulub albergaba una enorme red subterránea de respiraderos hidrotermales

Una teoría de la vida en la Tierra, la hipótesis del origen por impacto, sugiere que la vida se originó en una colisión cataclísmica

¿Cómo surgió la vida en la Tierra? ¿Cómo sobrevivió al eón Hádico o Hadeano, una época en la que repetidos impactos masivos excavaron cráteres de miles de kilómetros de diámetro en la superficie de la Tierra? Esos impactos convirtieron a la Tierra en un lugar infernal, donde los océanos se convirtieron en vapor y la atmósfera se llenó de roca vaporizada. ¿Cómo podría haber sobrevivido un ser vivo?

Irónicamente, esos mismos devastadores impactos pueden haber creado un vasto refugio subterráneo para la vida temprana de la Tierra. Abajo, entre todas esas cámaras y caminos, bombeada de agua rica en minerales, la vida primitiva encontró el refugio y la energía necesaria para mantener la vida en la Tierra. Y la evidencia proviene del evento de extinción más conocido en la Tierra: el evento de impacto de Chicxulub.

Leer más...

Las ligaduras en la cabeza del bagre podrían inspirar nuevos robots submarinos

bagre de canal (Ictalurus punctatus)

La representación más completa hasta la fecha de cómo funciona mecánicamente un cráneo de pez

Una nueva investigación sobre cómo capturan a sus presas los bagres proporciona una visión incomparable de la mecánica interna de los cráneos del pez y podría inspirar el diseño de nuevos robots submarinos.

Aunque el investigador principal Aaron M. Olsen de la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island, comenzó la investigación simplemente para comprender mejor cómo funcionan los peces, terminó descubriendo paralelismos entre cómo capturan y manipulan a sus presas los peces y cómo los humanos o incluso los sistemas robóticos recogen y manipulan objetos.

"Los peces no tienen manos o brazos como nosotros para agarrar presas. Y bajo el agua sus presas pueden girar y moverse libremente en tres dimensiones, o incluso alejarse nadando. Incluso cuando los peces capturan una presa, todavía tienen que moverla y reorientarla dentro de su boca, al igual que hacemos con nuestra lengua. Pero los peces también carecen de lengua flexible. Es increíblemente desafiante", dice Olsen.

Leer más...

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.