Biología

eperlano arcoíris

Un gen del arenque se abrió paso en el genoma de otro pez fuera de los canales sexuales normales
La herencia lateral del ADN ocurre en las ramas de todo el árbol de la vida

Para sobrevivir en las gélidas aguas del océano alrededor del Ártico y la Antártida, la vida marina desarrolló muchas defensas contra el frío letal. Una adaptación común es la capacidad de producir proteínas anticongelantes (AFP por sus singlas en inglés) que evitan que los cristales de hielo crezcan en la sangre, los tejidos y las células. Es una solución que ha evolucionado repetida e independientemente, no solo en peces, sino también en plantas, hongos y bacterias.

No es sorprendente, entonces, que los arenques (Clupea harengus) y los capellanes o eperlanos (Osmerus mordax), dos grupos de peces que habitualmente deambulan por los confines más septentrionales de los océanos Atlántico y Pacífico, produzcan AFP. Pero es muy sorprendente, incluso extraño, que ambos peces lo hagan con el mismo gen AFP, particularmente porque sus ancestros divergieron hace más de 250 millones de años y el gen está ausente de todas las demás especies de peces relacionadas con ellos.

rotífero ártico

Los rotíferos entran en un estado de animación suspendida llamada criptobiosis

Los rotíferos bdeloideos son animales multicelulares tan pequeños que se necesita un microscopio para verlos. A pesar de su tamaño, son conocidos por ser resistentes, capaces de sobrevivir a través del secado, la congelación, la inanición y la falta de oxígeno.

Ahora, los investigadores han descubierto que no solo pueden resistir el congelamiento, sino que también pueden persistir durante al menos 24.000 años en el permafrost siberiano y sobrevivir.

Cryptochiton stelleri

Los dientes del quitón contienen santabarbaraita y son más de tres veces más duros que los dientes humanos

Investigadores de la Universidad Northwestern han descubierto, por primera vez, un raro mineral escondido dentro de los dientes de un quitón (también conocido en inglés como gumboot chiton o chiton de botas de goma - Cryptochiton stelleri), un gran molusco que se encuentra a lo largo de las costas rocosas. Ante esta extraña sorpresa, el mineral de hierro, llamado santabarbaraita, solo había sido documentado en rocas.

El nuevo hallazgo ayuda a comprender cómo todo el diente del quitón, no solo la ultradura y duradera cúspide, está diseñado para soportar la masticación de rocas para alimentarse. Basándose en los minerales que se encuentran en los dientes del quitón, los investigadores desarrollaron una tinta de inspiración biológica para la impresión 3D de ultraduros, rígidos y duraderos materiales.

salpa thompsoni

Los gránulos fecales de salpa liberan más hierro biodisponible al fitoplancton del Océano Austral que los de krill

Los expertos del Instituto Alfred Wegener midieron experimentalmente, por primera vez, la liberación de hierro de los gránulos fecales de krill y salpas en condiciones naturales y analizaron su biodisponibilidad utilizando una comunidad natural de microalgas en el Océano Austral. En comparación con los gránulos fecales de krill, el fitoplancton antártico puede absorber más fácilmente los micronutrientes de hierro de los producidos por las salpas.

Las observaciones realizadas durante los últimos 20 años muestran que, como resultado del cambio climático, el krill antártico está siendo reemplazado cada vez más por las salpas en el Océano Austral. En el futuro, las salpas podrían estimular de manera más efectiva que el krill la fijación del dióxido de carbono, gas de efecto invernadero, en las microalgas antárticas.

pez eléctrico Brienomyrus brachyistius

Arriba: Los peces africanos llamados mormíridos se comunican mediante pulsos de electricidad. Crédito: Tsunehiko Kohashi

Los científicos revelan por qué hacer una pausa entre palabras crea una comunicación más impactante

Para comunicar un mensaje de manera poderosa, las pausas oportunas pueden ser tan importantes como las palabras, si no más. En esto, los humanos no son muy diferentes de otros animales, al parecer, incluso de los peces.

Los investigadores que estudian peces eléctricos africanos llamados mormíridos (Brienomyrus brachyistius) han revelado un mecanismo neurológico subyacente para el fenómeno.

El resultado es que cuando bombardeas a alguien con estímulos continuos, como palabras, la respuesta de las neuronas sensoriales comienza a debilitarse a medida que se acostumbran a los estímulos y se desconectan. El efecto de pausar ayuda a despertarlos nuevamente.

burbuja en la nariz de un lagarto Anolis

Los anolis pueden permanecer bajo el agua hasta 18 minutos

De las aguas emergimos las criaturas terrestres. Algunos animales, como las ballenas, regresaron a ella. Otros, como las ranas, nunca abandonan realmente sus orígenes acuáticos, e incluso todavía estamos descubriendo ahora formas ingeniosas en las que las criaturas terrestres pueden encontrar refugio dentro de este calmante medio líquido.

Caso en cuestión: los anolis que respiran aire han desarrollado un ingenioso truco para llevarse el aire con ellos cuando huyen al agua para escapar de los depredadores.

 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta