Las langostas pueden detectar el sonido y genera preocupación sobre el impacto del ruido antropogénico

langosta americana

Lo captan a través de los pelos sensoriales de su cuerpo

Un nuevo estudio demuestra que las langostas pueden detectar sonidos de baja frecuencia y sugiere que el ruido antropogénico podría afectarlas. El estudio sale a la luz en un momento en que se está considerando la construcción de más parques eólicos marinos en Nueva Inglaterra, con el ruido de hincado de pilotes submarino asociado.

El estudio encontró que los abanicos o ventiladores (pelos cuticulares externos que cubren gran parte de los cuerpos de las langostas) probablemente sean responsables de la detección del sonido de los crustáceos e implica que la audición es "mecánicamente posible en una gama más amplia de invertebrados marinos de lo que se consideraba anteriormente".

Este es el primer estudio que demuestra la detección de sonido en la langosta americana, también conocida como bogavante americano (Homarus americanus) utilizando lo que se conoce como métodos de potenciales evocados auditivos (AEP), que utilizan electrodos colocados cerca del cerebro del animal para detectar las respuestas de las neuronas a los sonidos.

"Descubrimos que la frecuencia de detección de sonido de las langostas se superpone a la frecuencia de los zumbidos que producen. Esto significa que las langostas son claramente capaces de comunicarse con estos zumbidos mientras realizan comportamientos importantes, como durante los encuentros agresivos entre machos, que son confrontaciones cruciales durante la reproducción", dijo Youenn Jézéquel, investigador postdoctoral en la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI), quien es el autor principal del artículo.

Jézéquel dijo que esto "genera claras preocupaciones" sobre el potencial impacto del ruido antropogénico en estas langostas porque el ruido antropogénico se superpone con el rango de frecuencia de detección del sonido de la langosta, que está en el rango de 100-200 hercios.

"Este estudio es un paso preliminar para comprender el impacto del ruido antropogénico en el comportamiento de la langosta", dijo. "Necesitamos energía marina renovable, pero no queremos afectar la vida marina. Es muy importante evaluar el impacto del ruido de los pilotes en las poblaciones de langosta para poder informar a los pescadores, políticos y otras personas sobre estos impactos y tratar de reducir los sonidos producidos por los parques eólicos marinos tanto como podamos". Entre las fuentes de ruido antropogénico, el hincado de pilotes es una preocupación importante debido a la alta intensidad del sonido que se emite bajo el agua.

Es importante evaluar el impacto del ruido porque la pesquería de langosta americana, que se extiende desde Maine hasta Carolina del Norte, es la pesquería de una sola especie más valiosa en los Estados Unidos, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Los desembarques comerciales de langosta americana en 2019 totalizaron más de 125,8 millones de libras y se valoraron en más de 628,5 millones de dólares, según la NOAA. Los pescadores de langosta y sus partidarios han expresado su preocupación por los parques eólicos propuestos frente a la costa de Maine.

langosta americana

Si bien los científicos han sabido durante décadas que los mamíferos marinos y los peces usan sonidos para comunicarse con miembros de su misma especie, hay comparativamente muchos menos datos sobre la detección de sonidos entre los invertebrados acuáticos.

Para determinar qué órgano sensorial de la langosta es responsable de la detección del sonido, los investigadores examinaron varias posibilidades, incluidos los pelos del abanico y los estatocistos, estos últimos ubicados en el segmento basal de cada antena en la cabeza del crustáceo.

Descartaron estatocistos porque el estudio no encontró diferencias significativas en la detección de sonido con langostas sin antenas removidas quirúrgicamente. Sin embargo, los investigadores encontraron que las langostas con abanicos inmovilizados "tenían respuestas de AEP muy reducidas o extinguidas. Esto sugiere que [los abanicos] juegan un papel clave en la detección de sonido", anotó el estudio. Los investigadores inmovilizaron temporalmente los abanicos cubriendo los cuerpos de las langostas con un spray de laca.

Para su estudio, que se llevó a cabo en WHOI en febrero y marzo de 2020, los investigadores utilizaron 16 langostas adultas, un tamaño de muestra estándar para los estudios AEP de invertebrados marinos. Suspendieron las langostas en un tanque de plástico opaco y usaron un pequeño altavoz submarino para reproducir sonidos en diferentes frecuencias. Jézéquel dijo que en futuros estudios, le gustaría exponer las langostas a diferentes fuentes de ruido antropogénico, incluido el ruido del transporte marítimo y el hincado de pilotes.

Jézéquel, quien creció cerca de la orilla del mar en Bretaña, en el noroeste de Francia, dijo que las langostas lo han fascinado desde que era un niño. "Son los reyes de los crustáceos", dijo.

"Lo que todos esperamos descubrir es que el ruido antropogénico no tendría mucho impacto en el ciclo de vida de las langostas", dijo. "Sin embargo, aún no estamos seguros, considerando el impacto que se ha demostrado en los mamíferos marinos y los peces".

El estudio se publica en Journal of Experimental Biology: Sound detection by the American lobster (Homarus americanus)

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: