Especies que evolucionan rápidamente tienen más probabilidades de extinguirse

Pleurosaurus

Arriba: Pleurosaurus del Jurásico tardío, hace unos 150 millones de años, del sur de Alemania, un notable rincocéfalo nadador de cuerpo largo. Crédito: Roberto Ochoa

Muchas especies de rápida evolución pertenecían a grupos inestables

Investigadores de la Universidad de Bristol han descubierto que la rápida evolución puede conducir a ninguna parte.

En un nuevo estudio de lagartos y sus parientes, el Dr. Jorge Herrera-Flores de la Facultad de Ciencias de la Tierra de Bristol y sus colegas descubrieron que "lento y constante gana la carrera evolutiva".

El equipo estudió lagartos, serpientes y sus parientes, un grupo llamado Lepidosauria. Hoy en día hay más de 10.000 especies de lepidosaurios, y gran parte de su reciente éxito es el resultado de una rápida evolución en circunstancias favorables. Pero éste no siempre fue el caso.

Herrera-Flores explicó: "Los lepidosaurios se originaron hace 250 millones de años en la era mesozoica temprana, y se dividieron en dos grupos principales, los escamatos o escamosos, por un lado, que conducen a las lagartijas y serpientes modernas, y los rincocéfalos, por el otro, representados en la actualidad por una sola especie, el tuátara de Nueva Zelanda. Esperábamos encontrar una lenta evolución en los rincocéfalos y una evolución rápida en los escamatos. Pero encontramos lo contrario".

"Observamos la tasa de cambio en el tamaño del cuerpo entre estos primeros reptiles", dijo el Dr. Tom Stubbs, un colaborador. "Descubrimos que algunos grupos de escamatos evolucionaron rápidamente en el Mesozoico, especialmente aquellos con estilos de vida especializados como los mosasaurios marinos. Pero los rincocéfalos evolucionaron mucho más consistentemente".

evolución de lagartos y serpientes

Imagen: Las tasas de evolución de lagartos y serpientes (Squamata, línea azul) fueron mucho más bajas que las de Rhynchocephalia (línea verde) durante unos 200 millones de años, y solo cambiaron en los últimos 50 millones de años aproximadamente. Crédito: Armin Elsler

"De hecho, sus tasas promedio de evolución fueron significativamente más rápidas que las de los escamatos, aproximadamente el doble de la tasa de evolución de fondo, y realmente no esperábamos esto", dijo el Dr. Armin Elsler, otro colaborador. "En la última parte del Mesozoico, todos los grupos modernos de lagartos y serpientes se originaron y comenzaron a diversificarse, viviendo al lado de los dinosaurios, pero probablemente sin relacionarse con ellos ecológicamente. Estos primeros lagartos se alimentaban de insectos, gusanos y plantas, pero eran principalmente bastante pequeños".

El profesor Mike Benton agregó: "Después de la extinción de los dinosaurios, hace 66 millones de años, al final del Mesozoico, los rincocéfalos y los escamatos sufrieron mucho, pero los escamatos se recuperaron. Pero para la mayor parte del Mesozoico, los rincocéfalos fueron los innovadores y los que evolucionaron rápidamente. Se redujeron bastante antes del final del Mesozoico, y toda la dinámica cambió después de eso".

Este trabajo confirma una desafiante propuesta hecha por el famoso paleontólogo George Gaylord Simpson en su libro de 1944 Tempo and Mode in Evolution. Observó los patrones fundamentales de evolución en un marco de evolución darwiniana y observó que muchas especies de rápida evolución pertenecían a grupos inestables, que potencialmente se estaban adaptando a entornos que cambiaban rápidamente.

evolución reptiles

Imagen: Los primeros lagartos y serpientes evolucionaron lentamente, pero eventualmente se volvieron mucho más diversos que sus parientes cercanos, los rincocéfalos, que inicialmente mostraron una rápida evolución. Hoy en día hay 10.000 especies de escamatos, pero solo 1 de rincocéfalos. Crédito: Dr. Tom Stubbs

El profesor Benton continuó: "Lento y constante gana la carrera. En la clásica fábula de Esopo, la liebre veloz pierde la carrera, mientras que la tortuga que se mueve lentamente cruza primero la línea de meta. Desde los días de Darwin, los biólogos han debatido si la evolución se parece más a la liebre o la tortuga. ¿Es el caso de que grandes grupos de muchas especies son el resultado de una evolución rápida durante un corto período o una evolución lenta durante un prolongado período?".

"En algunos casos, pueden estabilizarse y sobrevivir bien, pero en muchos casos las especies se extinguen tan rápido como surgen otras nuevas, y pueden extinguirse, al igual que la liebre que duerme la siesta. Por otro lado, Simpson predijo que las especies de lenta evolución también podrían tardar en extinguirse y, al final, podrían tener éxito a largo plazo, al igual que la tortuga de lento pero persistente movimiento de la fábula".

La investigación se publica en Palaeontology: Slow and fast evolutionary rates in the history of lepidosaurs

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar