Los camarones usan un 'casco' para protegerse de sus propias ondas de choque

Camarón pistola
Camarón pistola

Una capucha orbital permite que el agua salga durante una onda expansiva

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tulsa y la Universidad de Carolina del Sur descubrió que la razón por la cual los camarones pistola (bigclaw snapping shrimp en inglés, Alpheus heterochaelis) no sufren sus propias ondas de choque es que están protegidos por capuchas orbitales.

En su artículo el grupo describe los experimentos que realizaron en su laboratorio que involucraron quitar las capuchas de camarones salvajes.

Investigaciones anteriores han demostrado que los camarones pistola son capaces de generar ondas de presión (choque) supersónicas de gran amplitud usando sus pinzas o garras. Cierran sus garras rápidamente cuando se acercan a la presa, lo que resulta en la creación de burbujas que explotan acompañadas de un sonido de chasquido. El chasquido es causado por una onda de choque. Estas ondas de choque pueden dañar los órganos y tejidos de las criaturas cercanas, haciéndolos mucho más fáciles de atrapar.

En este nuevo esfuerzo, los investigadores se preguntaron por qué los camarones que crean las ondas de choque no son dañados por ellas, incluso cuando son generadas por otros de su especie. Para averiguarlo, capturaron 60 de las criaturas y las llevaron a su laboratorio para estudiarlas.

capucha orbital del camarón pistola

Imagen: El camarón mordedor, Alpheus heterochaelis (A) El camarón mordedor puede cerrar sus garras mordedoras (B) lo suficientemente rápido como para producir burbujas de cavitación que liberan ondas de choque cuando colapsan. Los camarones pistola, como A. heterochaelis, tienen capuchones orbitales (C) que cubren sus ojos (línea discontinua) mientras permanecen abiertos al medio ambiente en el extremo anterior (flecha). Barras de escala, 1 mm. Crédito: Biología actual (2022). DOI: 10.1016/j.cub.2022.06.042

Ante la sospecha de que la capucha orbital que cubre la cabeza del camarón desempeñaba un papel protector, los investigadores cortaron varias de las criaturas. Descubrieron que cortar la capucha no parecía afectar a los camarones durante sus actividades normales.

Pero cuando generaron ondas de choque para aturdir a las presas cercanas, su comportamiento cambió de inmediato.

Se sacudían como si los hubiera picado un rayo de electricidad, giraban y, a veces, se caían. Después, se movieron de manera extraña y tuvieron dificultades para navegar de regreso a su refugio; varios parecieron perderse por completo. En marcado contraste, los camarones de control con capuchas orbitales intactas expuestas a las ondas de choque se comportaron normalmente.

capucha orbital del camarón pistola

Los investigadores examinaron las capuchas y encontraron que la presión del agua dentro de ellas era más baja que la presión del agua afuera. Además, las capuchas tenían agujeros que permitían que el agua saliera durante una onda expansiva, desviando la energía del cerebro y los ojos. Los investigadores señalan que su hallazgo es el primero en identificar características biológicas que protegen contra las ondas de choque.

La investigación se ha publicado en la revista Current Biology: Snapping shrimp have helmets that protect their brains by dampening shock waves

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: