Las sepias y sus increíbles abrigos de ensueño en tecnicolor

sepia
¿Qué estás pensando? Foto del Programa de Cefalópodos del Laboratorio de Biología Marina Woods Hole

Cambian de color para esconderse, cazar y comunicarse y, según piensan estos científicos, cuando sueñan

Una persona puede llevar el corazón en la manga, pero las sepias parecen llevar sus pensamientos en la piel.

Horst Obenhaus, un neurocientífico que trabaja en el Laboratorio de Biología Marina en Woods Hole, Massachusetts, está estudiando cómo estas inusuales criaturas se comunican con el color. En particular, él y su equipo ahora creen que los patrones únicos que las sepias muestran en su piel mientras duermen podrían ser un reflejo colorido de sus pensamientos internos y, tal vez, incluso de sus sueños.

Las sepias son cefalópodos, primos de los pulpos y los calamares. Son animales inteligentes con cerebros complejos. Investigaciones anteriores han demostrado que las sepias tienen una decente memoria a corto y largo plazo y son animales sociales que pueden aprender de experiencias pasadas.

Las sepias han pasado la prueba del malvavisco, un indicador psicológico comúnmente utilizado de autocontrol y planificación a largo plazo. E incluso experimentan algo parecido al sueño REM, o sueño con movimientos oculares rápidos. Esta es la fase del sueño durante la cual los humanos sueñan. Se ha visto a sepias dormidas moviendo sus ojos rápidamente, contrayéndose y alterando los patrones de su piel, lo que sugiere que podrían estar experimentando algo similar.

Incluso en las personas, el sueño es un proceso misterioso. Los científicos no están del todo seguros de por qué lo hacemos. Pero una explicación es que dormir ayuda a convertir las experiencias diarias en recuerdos a largo plazo, reactivando experiencias que tuvimos mientras estábamos despiertos para que las estructuras cerebrales como la corteza puedan extraer información útil. Esto, piensan los científicos, nos ayuda a consolidar experiencias y aprender nuevas habilidades.

Entonces, Obenhaus se preguntó: ¿Las sepias están haciendo lo mismo?

"¿No sería genial si pudiéramos determinar si mientras duermen estos animales reactivan experiencias que tuvieron durante el día?", dice.

Al igual que otros animales que cambian de color, incluidos los camaleones y algunos peces, las sepias cambian sus tonos utilizando células de su piel llamadas cromatóforos: "pequeños sacos de pigmento rodeados de músculos", dice Sarah McAnulty, bióloga de calamares y fundadora de Skype, una científica que no participó en la investigación. Una sepia puede flexionar estos músculos para abrir el cromatóforo, revelando el color del interior.

Muchos otros animales que cambian de color cambian automáticamente de tono en respuesta a cambios en su entorno o a sus hormonas. Las sepias, sin embargo, tienen un control increíble sobre el color y el patrón de su piel. Los cromatóforos de una sepia están conectados directamente al cerebro del animal, dice McAnulty. "Por lo tanto, cambian de color tan rápido como pueden pensar en ello".

En cierto modo, esto nos da una línea directa a sus mundos interiores, dice Obenhaus. "Solo hay que observar la piel y aprender qué hace el cerebro".

Vídeo: Al juntar pares de sepias enanas, los investigadores, incluido el neurocientífico Horst Obenhaus, están estudiando si los coloridos patrones que las sepias muestran mientras duermen coinciden con los que hacen durante las interacciones sociales. Vídeo cortesía de Horst Obenhaus

Para descubrir qué significan realmente las exhibiciones dormidas de las sepias, en todo caso, el equipo de Obenhaus juntó pares de sepias enanas en tanques y luego las filmó durante varias semanas. Los científicos buscaban ver si los patrones de la piel dormida de la sepia reflejaban sus encuentros sociales previos, de manera similar a cómo las personas podrían revisitar sus encuentros sociales en sueños.

Hasta ahora, dice Obenhaus, el experimento inicial del equipo encontró que, si bien las sepias muestran patrones en su piel mientras duermen, no coinciden directamente con las coloraciones que tenían los animales cuando estaban despiertos. Sin embargo, algunos de los patrones inducidos por el sueño parecían ser versiones parciales y más abstractas de los que realizaban las sepias durante las interacciones sociales.

La pregunta, dice Obenhaus, es si pueden confirmar una alineación entre estos extraños patrones que ocurren durante el sueño y los que ocurren cuando las sepias están despiertas.

Sin embargo, no debe darse por sentado que exista alguna similitud entre lo que hacen las sepias y las personas cuando duermen.

"Los cefalópodos se separaron de nosotros hace mucho tiempo", dice McAnulty. "Es realmente interesante observar ese otro camino de evolución que avanza junto a nosotros pero independientemente de nosotros".

Etiquetas: SepiaCambio de colorSueño

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo