updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Peces transparentes contra el cáncer

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

pez transparente

Peces transparentes contra el cancer

Un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Boston (EE UU) ha conseguido crear un linaje de peces cebra (danio cebrado) que son transparentes a lo largo de toda su vida.

Este nuevo modelo animal, cuyas características se presentan en la revista Cell Stem Cell, permitirá observar de forma directa procesos como la o la producción de sangre después de un trasplante de médula ósea. Los investigadores explican que estos peces son genéticamente similares a los humanos y están considerados buenos modelos para el estudio de la biología y las enfermedades humanas.

pez cebra

El grupo de científicos creo el pez transparente emparejando dos linajes diferentes, ya que la variedad cebra tiene tres pigmentos en su piel (reflejante, negro y amarillo). Los ejemplares resultantes, sólo ofrecen la tonalidad amarilla en su piel, lo que los hace prácticamente transparentes.

Es especialmente apreciado por su homología genética con el hombre (compartimos con estos peces más del 80% del genoma) que permite que los resultados obtenidos de los fármacos probados en estos animales sean potencialmente extrapolables al ser humano.

Otra de las ventajas de este pez es su capacidad reproductiva -la hembra pone hasta 200 huevos- y rápido desarrollo -sus órganos se forman en sólo 24 horas-, gracias a los cuales se pueden realizar diferentes experimentos en una misma generación de animales, investigar la evolución de las patologías e identificar las causas de las enfermedades investigadas.

pez cebra

Este pez tropical posee también la cualidad de regeenerar los órganos que le son parcialmente amputados, lo que amplia las capacidades de investigación en este campo que tiene como horizonte la recuperación de las lesiones medulares.

Su pequeño tamaño hace fácil su almacenaje, ya que caben hasta un centenar de animales en contenedores de un litro de agua, y su sencillo mantenimiento decantan finalmente a favor del pez cebra las preferencias de los científicos como animal de laboratorio en el siglo XXI.

El cerebro, el corazón y el tracto digestivo del pez son también visibles, lo que permite estudiar defectos genéticos desde el desarrollo embrionario inicial hasta la fase adulta, que pueden servir para encontrar las causas del Alzheimer o la enfermedad inflamatoria intestinal.

Resumido de wikipedia y www.20minutos.es