updated 6:13 PM CET, Dec 8, 2016

Anémona de mar transexual denunciada como "abominación" por un clérigo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

anémona Tealia felina

La polémica anémona - anémona dalia o urticina - es una actinia común en los arrecifes

Una coalición de clérigos baptistas hizo hace algunos años un comunicado en contra de la Tealia felina, una anémona de mar transexual, para denunciarla como "depravada". Repito la noticia como curiosidad de a dónde pueden llegar los extremismos religiosos.

rev. William Chester, Salvemos nuestros océanos
"Esta sucia anémona, que presenta ambas características masculina y femenina, está convirtiendo nuestras zonas intermareales de los océanos en antros del pecado y perversión", dijo el reverendo William Chester, portavoz de la Coalición Salvemos Nuestros Mares (Save Our Seas Coalition), un grupo activista de Huntsville que se dedica a "la preservación de la decencia y la moralidad acuática". "Dios sabe por cuánto tiempo esta retorcida criatura marina ha estado difundiendo en los océanos su estilo de vida antinatural, bisexual. Y es hora de que alguien tome una postura".

La polémica anémona - anémona dalia o urticina - es una actinia común en los arrecifes de aguas cálidas y las cuencas en todo el mundo, ha estado practicando su estilo sexual de vida en al menos tan atrás como 1859, cuando Charles Darwin fue el primero en catalogar su filo y especie. Desde entonces, más de 40 subespecies de Tealia felina han sido identificadas como de género dual.

El grupo baptista también denunció fuertemente los hábitos reproductivos de la anémona y la estructura familiar.

"A diferencia de muchas criaturas respetables y temerosas de Dios, la Tealia felina se reproduce asexualmente, burlándose abiertamente los valores tradicionales de la familia por dar a luz y criar a sus crías en un entorno de un solo padre", dijo Chester. "Esta anémona anti-cristiana, que tiene la audacia de pensar que un niño pueda crecer adecuadamente sin la ayuda de dos amorosos padres, es verdaderamente la Murphy Brown de las profundidades".

anémona dalia (Tealia felina)

Chester añadió: "Si usted todavía duda del dolor y el sufrimiento causados por esta abominación submarina, mire tan sólo a los ojos de un joven niño anémona obligado a crecer preguntándose por qué mamá y papá viven en el mismo cuerpo. Esto, amigos míos, no es lo natural".

Como parte de su campaña contra los invertebrados, Salvemos Nuestros Mares hizo un llamamiento a Greenpeace y otros grupos ambientalistas para que cesen en su defensa de las especies en peligro de extinción que no respetan los altos estándares morales. El grupo también amenazó entonces con un boicot de los acuarios que muestran la Tealia felina o cualquier otra criatura de carácter dudoso.
anémona dalia (Tealia felina)

"¿Es esta la clase de invertebrados marinos que queremos que vean nuestros hijos en sus viajes de estudios de campo en el acuario?" Preguntó Chester. "Al poner este tipo de suciedad en exhibición en los acuarios de nuestro país, que a menudo son financiados con los impuestos de fondos federales, enviamos a nuestros hijos el mensaje de que el estilo de vida transexual no  sólo debe ser aceptado, sino animado".

"Es realmente triste ver lo que podría haber sido una criatura honrada y cristiana en lugar de llevar una vida de depravación y de humillación", dijo de la felina Tealia el pastor Kenneth Boyle, director de Loaves And Fishes Academy Of Christian Marine Biology. "Basta con mirar su color verde brillante y llamativa coloración de oro. Y sus cientos de tentáculos afeminados, que se balancean de un lado a otro en un esfuerzo tentador para atraer a los más débiles espiritualmente. La Biblia dice que en el quinto día, Dios llenó los océanos con los seres vivos, pero seguramente esto no es lo que pensaba".

Por mi parte sin comentarios... ¿vosotros tenéis alguno que hacer?

Crédito imágenes: José García Santiago (El mergullo)

Ver también: Peces transexuales cambian rápidamente al sexo contrario