updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Primera grabación de peces de aguas profundas revela extraños gruñidos y graznidos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

hidrofonos en una red de pesca

En el estudio se registraron 24 horas de sonidos de aguas profundas del fondo del mar

El continuo aumento del ruido artificial puede llegar a ser problemático para los peces

Ecologistas pueden haber capturado los primeros sonidos de peces de las profundidades marinas escondidos entre los sonidos de los delfines y ballenas jorobadas, de aleta y piloto, según informan en un estudio reciente.

Los investigadores tienen la hipótesis desde hace más de 50 años que es común la producción de sonido en los peces de alta mar, basada en el hecho de que muchas de las especies tienen la anatomía necesaria para producir el sonido. La mayoría de los peces hacen ruidos incidentales como un subproducto de la masticación y la natación, pero para los peces de aguas profundas, que viven en perpetua oscuridad, los ruidos de comunicación podrían ser importantes para la supervivencia y la reproducción.

"Pero sólo porque tienen la anatomía para hacer ruidos, no significa necesariamente que los hagan", dijo Rodney Rountree, ecólogo marino de la Universidad de Massachusetts, Amherst. "En términos de sonidos de comunicación, no se sabe qué proporción de peces los hacen".

Rodney RountreeHasta ahora se han desarrollado pocos estudios de grabaciones de los sonidos de los peces en alta mar, por lo que los científicos saben poco acerca de estos sonidos, explicó Rountree. No es tan simple como poner los peces en un tanque y escuchar sus conversaciones. "Los peces de aguas profundas son muy difíciles de mantener con vida en el laboratorio, y los peces no emitirán un sonido a menos que puedan obtener el comportamiento vinculado con el sonido", dijo. Por ejemplo, usted no será capaz de escuchar los sonidos reproductivos a menos que pueda hacer que se reproduzcan en el laboratorio, lo que no van a hacer a menos que las condiciones sean las adecuadas.

Por otra parte, hasta ahora los científicos no han seguido la grabación de los peces de aguas profundas en su hábitat natural, en su mayoría debido a la falta de fondos suficientes y tecnologías de bajo costo. "Nuestro estudio es el primero que se hizo a propósito", dijo Rountree.

hidrófono triple
En colaboración con pescadores comerciales, Rountree y sus colegas desarrollaron un sencillo hidrófono de aguas profundas (a la izquierda). Con el dispositivo, se registraron 24 horas de sonidos de aguas profundas del fondo del mar (alrededor de 2237 pies, o 862 metros, por debajo de la superficie) en Welkers Canyon, al sur de New England's Georges Bank. De la grabación, fueron capaces de identificar los distintos sonidos de las ballenas y otros cetáceos, pero también escucharon por lo menos otros 12 sonidos únicos y no identificables.

Estos misteriosos gruñidos, parecidos a tambores y como de pato, podrían ser llamadas de ballenas, pero también podrían haber venido de peces de aguas profundas. "La mayoría de los peces sólo escuchan las frecuencias bajas y sólo producen sonidos de baja frecuencia", dijo Rountree. "Los sonidos que se registraron están en el rango que suelen utilizar los peces".

Si los sonidos eran producidos efectivamente por peces de aguas profundas, el continuo aumento del ruido artificial puede llegar a ser problemático, dijo Rountree. Los ruidos potenciales de peces estaban apenas por encima del ruido de fondo, dijo, "por lo que si el ruido de fondo aumenta demasiado alto, podría enmascarar los demás sonidos de los peces".

libro sobre los sonidos de los pecesRountree y su equipo están tratando de desarrollar un sistema de escucha que incorpore vídeo, con la esperanza de identificar a las criaturas que hacen los enigmáticos ruidos. Sin embargo, el trabajo ha sido difícil. "Cuando tratamos de incorporar el video, el precio sube mucho, ya que el vídeo requiere de luz y encender la luz se convierte en un problema", dijo Rountree. "En este momento todavía estamos en la mesa de dibujo intentando llegar a una buena manera de hacer esto".

También esperan descubrir el significado detrás de los gruñidos y otras llamadas.

El estudio aparece en el nuevo libro, "Effects of Noise on Aquatic Life" (Efectos del ruido sobre la vida acuática) (Springer, 2012).

Enlace y crédito imágenes: Fish Ecology (Rodney Rountree)