updated 12:54 PM CEST, Oct 1, 2016

Beneficios del agua de mar

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Beneficios del agua de mar

Fuente de salud y vida

Mar Mediterráneo

El mar es una masa líquida que forma el 75% del mundo; contiene todos los minerales, aporta la temperatura necesaria para aclimatar el planeta y que exista la vida, es el medio de todas las células del ser humano... y también puede salvarnos la vida a sorbos.

En el siglo XIX la intuición de un hombre autodidacta, René Quintón, descubrió que el líquido que permite la vida en el cuerpo humano, la sangre, tiene la misma fórmula que el agua de mar. Y que la mayoría de las enfermedades que asolaban la sociedad de su tiempo se debían a desequilibrios en ese líquido, que dificultaba el aporte de nutrientes en todo el organismo.

Una de las propiedades del agua del mar es que es un disolvente, antibiótico y bactericida, es el mayor disolvente natural que tiene nuestro Planeta. Disuelve variedad de sólidos, líquidos y gases. Es mejor que cualquier antibiótico y bactericida hasta 72 horas después de haberla cogido. Impide la proliferación de bacterias, eliminando las nocivas, y respetando las bacterias buenas. Algo que no pueden hacer los antibióticos químicos farmacéuticos que matan indiscriminadamente a las células malas y también las buenas.

bañistas en la playa

Los primeros beneficios terapéuticos los tenemos en la respiración del agua de mar en suspensión en el aire de la playa y los baños en sus aguas, para las afecciones cutáneas y otras; beneficios tan espectaculares e indiscutibles, que fueron los desencadenantes de la invasión de las playas por centenares de millones de bañistas en todo el mundo.

Ante una nariz congestionada no hay nada mejor que usar agua de mar. Cuántas veces no hemos oído decir a nuestras abuelitas que hagamos gárgaras con agua de mar que es un buen remedio para curar la garganta.

El agua de mar, recién sacada y sin ningún tratamiento, es el mejor plasma sanguíneo que se puede conseguir: el investigador René Quinton descubrió que los elementos del agua de mar eran los mismos elementos que están presentes en las células del cuerpo humano, y que el plasma de la sangre y el agua de mar eran muy parecidos. Nuestra sangre es agua de mar con leucocitos, eritrocitos, plaquetas, etc, directamente inyectada en la vena, se convierte en sangre antes y con mayor fuerza que cualquier otro plasma.

gotero de plasma

Cada uno de nosotros lleva en sus venas un fluido salado que combina el sodio, el potasio y el calcio, en una proporción casi igual a la del agua del mar, y por eso es, que las lágrimas, las secreciones de la nariz, nuestro sudor, la orina y hasta nuestra propia sangre tienen un sabor salado.

Beber agua de mar no quita la sed, sino que la aumenta. El agua de mar tiene aproximadamente un 3% de sal, por lo que si la bebemos para calmar la sed, los riñones tienen que retirar agua de nuestro cuerpo para diluir la sal extra y esto nos hace sentir más sedientos y nos deshidrataríamos más, que no bebiendo nada.

Pero existen opiniones que afirman que la ingestión de agua de mar es otra de forma de uso cuyos resultados son también beneficiosos para la salud.

Limpia el intestino grueso, desintoxica el organismo, mejora las defensas y da energía, sirve también para el estreñimiento. En varios países de Latinoamérica y áfrica han realizado estudios y han comprobado, que cuando los niños desnutridos toman tres vasos de agua de mar al día, su salud mejora y desaparece la desnutrición.

La experiencia, que va mucho más allá del conocimiento que por el momento tenemos muestra día tras día los milagros que se derivan de la íntima afinidad entre el agua de mar y toda nuestra agua interior, tenemos el derecho de esperar todo del agua del mar.

Fuente: www.radiohc.cu