updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Peces cavernícolas separados 6.000 kilómetros comparten antepasado común

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
pez gobio cavernícola de Madagascar

Un par de especies de peces cavernícolas sin ojos, separadas hace millones de años, han evolucionado a ambos lados del Océano Índico.

Un estudio publicado en PLoS One muestra que los peces ciegos de las cavernas de Madagascar y Australia tienen un antepasado común.

Sus antepasados probablemente vivían en cuevas en el sur del prehistórico súper continente Gondwana.

A continuación, la deriva continental separó esta familia, transportándola a sus ubicaciones actuales.

En sus viajes de descubrimiento, Darwin observó criaturas cavernícolas sin ojos y sin color cuya apariencia era tan extraña y primitiva que pensó eran "restos de antigua vida".

Prosanta Chakrabarty, profesor y conservador del Louisiana State University Museum of Natural Science, y sus colegas estaban especialmente interesados en dos poblaciones de peces gobio que viven en Madagascar y Australia noroccidental.

Los gobios forman una de las familias más grandes de peces, que contienen alrededor de 2.000 especies diferentes.

A pesar de vivir en diferentes partes del mundo los peces cavernícolas comparten características importantes: son pequeños - menos de 10 cm de longitud - sin ojos, sin color y viven en cuevas de piedra caliza de agua dulce.

¿Cómo llegaron estos peces similares a vivir en diferentes partes del mundo?, era la pregunta que los investigadores querían responder.

evolución de los peces gobiformes

En los genes

Una posibilidad era que los peces cavernícolas habían evolucionado independientemente, entre contrapartes terrestres.

Las especies se adaptan a los retos y oportunidades ambientales y - a través de un proceso de selección natural - sólo sobreviven las más aptas.

Cuando especies separadas están expuestos a las mismas presiones selectivas a menudo optan por las mismas soluciones - un proceso conocido como evolución convergente.

Por ejemplo, los dedos alargados tanto del lémur aye aye de Madagascar como de la zarigüeya de rayas de Australia han evolucionado para que pudieran introducirse en recovecos para alimentarse de sus insectos favoritos.

En el caso de los peces cavernícolas, una posibilidad alternativa es que sus características impares - o rasgos - eran adaptaciones heredadas de un antepasado común a ambos.

Para determinar cuál fue el escenario más probable, el Dr. Chakrabarty y su equipo utilizaron el análisis filogenético - un estudio de los antecedentes históricos insertados en lo profundo de sus secuencias de ADN - para reconstruir el árbol genealógico del gobio.

Los investigadores compararon las secuencias de ADN de más de 100 especies diferentes de gobio, incluidas las de los peces cavernícolas de Australia y Madagascar que habían recogido.

Aunque separados por miles de kilómetros de océano, el pez cavernícola de Madagascar y Australia noroccidental eran genéticamente más similares entre sí que cualquier otro gobio: compartían un ancestro común.

"6.000 kilómetros de separación, entre Madagascar y Australia, son bastante importantes", observó el Dr. Chakrabarty.

Gondwana y los continentes actuales

Continentes perdidos

Pero, ¿cuándo y dónde vivieron sus antepasados?

Para responder a esto, los investigadores utilizaron los registros fósiles del gobio para calibrar sus árboles de vida.

La crónica de la reciente historia evolutiva de los peces mostró que su ancestro común estaba nadando en los charcos subterráneos desde 45 hasta 110 millones años atrás, cuando la Tierra se veía muy diferente a como se ve hoy.

Australia y Madagascar formaban parte de un súper continente llamado Gondwana, que incluía lo que hoy son la Antártida, África, América del Sur y la India.

Hace alrededor de 180 millones de años, América y África se separaron de este súper-continente. Luego, unos 60 millones de años después, en el período cretácico temprano, Australia-Antártida comenzaron a separarse de la India y Madagascar.

Fue esta separación la que en última instancia condujo a los descendientes de los peces cavernícolas que vivían en Gondwana a lados opuestos del Océano Índico.

El Dr. John Sparks, un co-autor del Museo Americano de Historia Natural, explicó: "La relación de hermandad del grupo de peces cavernícolas separados hasta Madagascar y Australia es un ejemplo notable de vicarianza (especiación que ocurre como resultado de la separación y el subsecuente aislamiento de porciones de una población original) en Gondwana - una división que data del Cretácico Superior".

Pero el estudio arrojó algunas anomalías.

Los autores creen que el ancestro común se dispersó por todo el este de Gondwana - que incluiría India - sin embargo, este país carece de gobios similares.

"La Antártida podría haber proporcionado la conexión [entre Gondwana - Madagascar y Australia], o los gobios podrían haber estado presentes en la India, pero se extinguieron", sugiere el Dr. Chakrabarty.

Una posibilidad más controversial es que nuestro conocimiento de Gondwana puede ser que necesite ser actualizado - un tipo de cambio geológico como el que hace poco vio la presunta historia del istmo de Panamá ajustado por millones de años.

En el estudio también se desprende otra sorpresa: una de las cuevas de Australia exploradas por el equipo contenía un pez que había desarrollado pigmento.

John Sparks, otro conservador del museo, señaló: "Nuestros resultados, y el hecho de que recientemente hemos descubierto nuevas especies de peces de las cavernas, tanto en Madagascar y Australia pertenecientes a estos géneros, en particular una forma totalmente pigmentada de Madagascar, son interesantes desde otra perspectiva - ya que muestran que las cuevas no son callejones evolutivos sin salida".

Artículo científico: The First Record of a Trans-Oceanic Sister-Group Relationship between Obligate Vertebrate Troglobites

Enlace: LSU Museum of Natural Science