updated 1:27 PM CET, Dec 7, 2016

Un estudio identifica cómo el pez cebra regenera su cerebro

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
pez cebra (Danio rerio)

En los humanos, una inflamación del cerebro podría ser mejor dejarla que siguiese su curso

Un equipo internacional de científicos ha descubierto el mecanismo por el cual el pez cebra puede regenerar neuronas del cerebro después de haber sufrido una lesión cerebral traumática, y cómo este mecanismo está asociado con la inflamación.

El pez cebra (Danio rerio) es un pequeño pececillo tropical de agua dulce nativo de la región del Himalaya. El pez cebra es común como pez de acuario y a menudo se utiliza en la investigación sobre la genética, el cáncer y el desarrollo de vertebrados.

También son comúnmente utilizados en la investigación científica debido a su capacidad para regenerar tejidos y órganos tales como el cerebro, la médula espinal, piel, aletas y el corazón después de una lesión traumática.

Hasta ahora, los científicos sabían que el pez podría regenerar su cerebro, pero no entendían el mecanismo.

cerebro de pez cebraEl equipo de investigación, dirigido por Nikos Kyritsis, del DFG Center for Regenerative Therapies Dresden (CRTD), Alemania, inyectó una serie de moléculas susceptibles de producir una respuesta inmune en el cerebro de un pez cebra no lesionado para tratar de provocar la respuesta de la regeneración. Una de estas moléculas, el leucotrieno C4 (LTC4), causó que el cerebro crease nuevas neuronas. LTC4 es un ligando para la proteína Cisteinil Leucotrieno Receptor 1 (Cystlr1), que el equipo encontró expresado en el cerebro inflamado, y su presencia era crítica para la regeneración neuronal.

Según Kyritsis y colegas, sus resultados sugieren que la inflamación en el cerebro del pez cebra se acopla con una cascada de señalización de LTC4 en las células radiales gliales, que promueven el crecimiento de nuevas neuronas, y esto permite que el pez reemplace las neuronas dañadas.

En los seres humanos la inflamación se considera nociva y puede interferir con la regeneración, dijo uno de los investigadores. Jan Kaslin, un neurobiólogo de la Universidad de Monash en Victoria, Australia, dijo que el más sorprendente hallazgo del equipo de la investigación es que la inflamación era realmente beneficiosa en el pez cebra y proporcionó un "kick-start" para el proceso de regeneración.

En los seres humanos, la inflamación crónica, como la que se produce a menudo después de un golpe, se asocia con cicatrices del cerebro y puede resultar en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y Parkinson. Hay una cierta regeneración neural, pero en los seres humanos y otros mamíferos no es suficiente para reemplazar todas las neuronas dañadas.

El nuevo estudio sugiere que en la inflamación aguda, tal como la producida después de una lesión leve en la cabeza, puede ser mejor dejarla que siga su curso en lugar de ser tratada por medicamentos antiinflamatorios tales como aspirina o ibuprofeno. Recomendaciones recientes indican que estos fármacos también se deben evitar en la lesión cerebral leve debido a un posible riesgo de causar hemorragia en el cerebro.

En el trabajo, publicado en la revista Science, los autores sugieren que sus descubrimientos podrían eventualmente tener una aplicación en el tratamiento de lesiones cerebrales y enfermedades neurodegenerativas en seres humanos, pero es necesaria mucha más investigación, primero en ratones y luego en el tejido cerebral humano.

Artículo científico: Acute Inflammation Initiates the Regenerative Response in the Adult Zebrafish Brain