updated 10:44 PM CEST, Sep 29, 2016

Extraña criatura que no hace sexo come ADN ajeno

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
rotífero bdelloidea

Los diminutos, todas hembras, rotíferos bdelloidea han soportado los últimos 80 millones de años sin relaciones sexuales

Una nueva investigación muestra que el secreto de la supervivencia del animal asexual puede estar en engullir ADN ajeno de otras formas de vida simples.

En el estudio, los científicos descubrieron que hasta un 10 por ciento de los genes activos en estos rotíferos provienen de las bacterias y otros organismos tales como hongos y algas. El hallazgo se suma a "la rareza de la ya extraña pequeña criatura", dijo Alan Tunnacliffe, profesor de Cambridge y autor principal del estudio.

Rotíferos bdelloidea"No sabemos cómo se produce la transferencia de genes, pero es casi seguro que implica la ingestión de ADN de restos orgánicos, que abundan en sus hábitats", explicó Tunnacliffe en un comunicado. "¡Estos rotíferos comen cualquier cosa más pequeña que su cabeza!"

Se cree que muchas criaturas asexuales están condenadas a la extinción debido a la diversidad genética y la falta de acumulación de mutaciones que a menudo vienen con la reproducción de un solo conjunto matriz de ADN. Pero estos rotíferos han logrado evitar estos escollos de la vida asexual diversificándose en por lo menos 400 especies.

Una de las cualidades más notables de los "bichos" es su capacidad para resistir la extrema deshidratación, que podría ser debida, en parte, gracias al ADN alienígena. El nuevo estudio encontró que algunos de los genes ajenos se activan cuando los rotíferos comienzan a secarse en sus efímeros hogares acuáticos. Estos genes también pueden estar detrás de potentes antioxidantes pensados para proteger a estos rotíferos a partir de los subproductos de la desecación.

"Estos antioxidantes aún no han sido identificados, pero creemos que algunos de ellos son resultado de los genes ajenos", agregó Tunnacliffe.

Una investigación previa que apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences en 2008 sugirió que el éxito de estos rotíferos también se podría atribuir a sus potentes mecanismos de reparación del ADN, que parece haber evolucionado gracias a un conjunto de genes duplicados.

Los nuevos hallazgos se detallan en la revista PLoS Genetics: Biochemical Diversification through Foreign Gene Expression in Bdelloid Rotifers