updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Encuentran en el Lago Vostok de la Antártida un tipo de vida 'sin clasificar'

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
perforación en el lago Vostok de la Antártida

Los científicos rusos supuestamente obtuvieron las muestras de agua en el año 2012

Se ha encontrado un nuevo tipo de microbio en un lago enterrado bajo el grueso hielo de la Antártida, según informes de prensa. El hallazgo podría revelar pistas sobre el entorno en el lago, según los científicos.

Las bacterias, que dicen sólo son similares en el 86 por ciento a otros tipos que se sabe que existen en la Tierra, fueron descubiertas en una muestra de agua tomada del lago Vostok, que se encuentra a más de 2 millas (3 kilómetros) bajo el hielo antártico. El agua dulce del lago probablemente ha sido enterrada bajo el hielo, sin alteraciones, durante los últimos millones de años.

Los científicos rusos supuestamente obtuvieron las muestras de agua en el año 2012 cuando perforaron hasta el fondo de la superficie del lago. Compararon la composición de las bacterias a través de una base de datos global y no fueron capaces de encontrar nada similar a su tipo. Los científicos ni siquiera pudieron hallar descendientes parecidos de las bacterias.

"Después de dejar a un lado todos los elementos posibles de contaminación, se comprobó que el ADN no coincidía con ninguno de los tipos conocidos en la base de datos global", dijo Sergey Bulat, un genetista en el Instituto de Física Nuclear de San Petersburgo, en una cita atribuida en los informes de los medios de comunicación al servicio de noticias RIA Novosti (aquí una interesante infografía).

"Estamos llamando a esta forma de vida no clasificada y no identificada", agregó.

equipo ruso de perforación en el lago Vostok

Comprender el entorno

Mientras que las nuevas bacterias todavía tienen que ser confirmadas, su potencial ya está llamando la atención de otros científicos antárticos.

Las formas de vida están determinadas por el entorno en que viven, y a menudo ese ambiente las obliga a cambiar. Obtener más información acerca de las bacterias en el lago Vostok, por lo tanto, ayudará a los investigadores a visualizar cómo viven en el lago esos pequeños microorganismos.

"El estudio de observar a los organismos y su ambiente es realmente el estudio de la ecología", dijo Alison Murray, profesor asociado de investigación en el Instituto de Investigación del Desierto (un grupo de investigación ambiental con sede en Nevada), quien también hace investigación antártica.

"Al aprender más acerca de las formas de vida que habitan en Vostok, probablemente nos enseñará un poco sobre el lago en sí", dijo Murray.

Murray, que está familiarizado con el trabajo de los investigadores rusos, dijo que el grupo es un "equipo muy cuidadoso de científicos" que han sometido a las bacterias a varias pruebas de validez antes de presentar la noticia.

Entender la vida bacteriana en la Tierra también se considera una línea de investigación posible para encontrar vida en otros planetas, como Marte.

estación rusa en el lago Vostok de la Antártida

"Si esto es real, es muy emocionante"

La figura de similitud en un 86 por ciento, para Murray, es un indicador plausible que esto podría ser un nuevo tipo de bacterias (un porcentaje de menos de 90 por ciento ya es suficiente para indicar una nueva especie). Puesto que toda la vida terrestre se relaciona entre sí de algún modo, algo por debajo de aproximadamente 80 por ciento atraería preocupación, ha añadido Murray.

Al menos otro científico, sin embargo, expresó cautela sobre el hallazgo y dijo que se necesita más información antes de sacar conclusiones.

"Si esto es real, es muy emocionante", escribió Peter Doran, un microbiólogo de la Universidad de Illinois en Chicago. Doran es un visitante frecuente en el Ártico y la Antártida para su investigación.

"Quisiera advertir, sin embargo, que este tipo de "comunicado de prensa" científico es un poco peligroso. Realmente tiene que pasar por el rigor de la revisión por pares de otros expertos en el campo antes de hacerlo oficial", dijo. "Contar con otros que buscan en sus métodos y datos proporcionará apoyo para sus conclusiones".

Los científicos rusos excavaron con éxito de nuevo en enero de este año a través del lago enterrado, recuperando más muestras para su posterior análisis.

Mientras tanto, un equipo británico tuvo que suspender en diciembre su misión de excavación hasta el lago Ellsworth, otro lago subglacial antártico, después que tropezaron con dificultades técnicas.