updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Plantas en el Ártico despiertan de un sueño de 400 años

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
cultivo in vitro de planta briófita (Aulacomnium turgidum)

Las briófitas son extremófilos que sobreviven en lugares donde otras plantas no pueden

Los científicos dicen que plantas de unos 400 años de edad han despertado del sueño en el Ártico canadiense.

Una vez cubiertas por glaciares las plantas, conocidas como briófitas, se han encontrado recientemente intactas con algunos signos que muestran un nuevo crecimiento, dijeron los investigadores.

En general se pensaba que no se encontraría vida en la descolorida vegetación expuesta de nuevo por el retroceso de los glaciares del mundo. Pero la investigadora Catherine La Farge, de la Universidad de Alberta, vio brotes en un poco de musgo subglacial en la gran isla de Ellesmere, al norte de Canadá, donde encontró briófitos que tenían intactas muchas de sus estructuras de la planta e incluso algunas de coloración verde.

La Farge tomó 24 muestras para experimentos de cultivo en un laboratorio. De ellas, cuatro especies se regeneran con éxito en 11 cultivos in vitro desde el material parental original, dijeron los investigadores.

Catherine La Fargue

"Sabemos que las briófitas pueden permanecer en estado latente durante muchos años (por ejemplo, en los desiertos) y luego se reactivan, pero nadie esperaba que rejuveneciesen después de casi 400 años bajo un glaciar", dijo La Farge en un comunicado.

La datación por radiocarbono reveló que la edad de las plantas variaba desde 400 hasta 600 años de edad. La Farge y sus colegas creen que las plantas fueron sepultadas en un glaciar durante siglos por la ola de frío apodada la "Pequeña Edad de Hielo", que asoló gran parte de Europa y América del Norte entre 1550 y 1850.

Las briófitas son extremófilos que sobreviven en lugares donde otras plantas no pueden, dijo La Farge y, por esa razón, desempeñan un importante papel en los ecosistemas polares.

"Estas eficientes y sencillas plantas, que han existido por más de 400 millones de años, han desarrollado una biología única para la resistencia óptima", dijo La Farge. "Cualquier célula de briófitas puede reprogramarse para iniciar el desarrollo de toda una nueva planta. Esto es equivalente a las células madre en los sistemas de la fauna".

planta briófita (Aulacomnium turgidum) en la isla de Ellesmere

Las briófitas no son los únicos ejemplos de la vida extrema que se encuentran en la isla de Ellesmere. Apenas la semana pasada, los investigadores informaron que descubrieron un microbio que prospera allí a la temperatura más fría conocida para el crecimiento bacteriano. Este descubrimiento podría dar pistas a las adaptaciones que pudieran ser necesarios para la vida en Marte.

La investigación sobre las briófitas se detalla en la edición del 27 de mayo de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences: Regeneration of Little Ice Age bryophytes emerging from a polar glacier with implications of totipotency in extreme environments

Imágenes cortesía de Catherine La Farge, University of Alberta