updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Los ojos del damisela confunden a sus depredadores

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
pez damisela (Pomacentrus amboinensis)

La presencia de depredadores puede afectar el crecimiento y los patrones de color en sus presas

Los damisela juveniles desarrollan en su cuerpo grandes y voluminosos ojos falsos para confundir a los depredadores y evitar ser comidos, han encontrado investigadores australianos.

El biólogo marino Oona Lönnstedt de la Universidad James Cook y sus colegas publicaron su investigación en la revista Nature Scientific Reports.

"Los damisela juveniles tienen cuerpos de tonalidades claras, y una mancha ocular visible en la aleta dorsal posterior que se desvanece cuando los individuos empiezan la maduración", dice Lönnstedt.

Su estudio muestra que en respuesta a la presencia de depredadores las falsas manchas oculares crecen y los ojos reales se contraen. También es el primero en demostrar que la presencia de depredadores puede afectar el crecimiento y los patrones de color en sus presas.

Al igual que algunas especies de insectos, los peces damisela son altamente vulnerables a los depredadores cuando son juveniles y se cree que han evolucionado manchas oculares para disuadir a los depredadores.

Mostrando a los enemigos

Para explorar el impacto que la presencia de depredadores tiene en el desarrollo juvenil del damisela de Ambon (Pomacentrus amboinensis), fueron capturados peces damisela al final de su fase larval, antes de que hubieran estado expuestos a los depredadores.

A un grupo se les colocó en un tanque en el laboratorio y acondicionado con Pseudochromis oscuros (Pseudochromis fuscus). Estos se colocaron en el tanque dentro de una bolsa de plástico transparente durante 30 minutos cada vez, mientras que se inyectaron simultáneamente en el tanque extractos de piel y otras señales de olor.

Otro grupo fue expuesto de manera similar a gobios herbívoros (Amblygobius phalanea), mientras que un tercer grupo no se expuso a ningún otro pez.

Los investigadores encontraron diferencias significativas tanto en el comportamiento como en la morfología entre los grupos de peces estudiados.

"Las presas expuestos a los depredadores durante seis semanas desarrollaron órganos profundos, manchas oculares más grandes y exhibieron retraso en el crecimiento en comparación con el ojo de las presas expuestas a los herbívoros o los que fueron aislados de otros peces", dice Lönnstedt.

tamaños de los ojos del pez damisela

El aumento del tamaño del cuerpo es una respuesta común de la presas ante los depredadores, añade. No sólo los cuerpos más profundos disuaden a los ataques, sino que también mejoran la velocidad, aceleración y maniobrabilidad.

"Pero lo que es interesante es el hallazgo de que la presa juvenil crece grandes ojos falsos y muestra ojos más pequeños cuando se expone continuamente a los depredadores".

Lönnstedt cree que la gran mancha ocular en la zona de la cola del pez damisela, junto con los ojos más pequeños, da la impresión de que el pez esté apuntando en la dirección opuesta, "los depredadores potencialmente estarían confusos sobre la orientación de la presa".

Y añade que también podría atraer a los depredadores a atacar a la cola en lugar de la cabeza.

"Un ataque a la cabeza podría dañar partes vitales que no permiten casi ninguna posibilidad de supervivencia".

tiempo de supervivencia del pez damisela

La experiencia cuenta

Los investigadores también encontraron que los damiselas expuestos a los depredadores eran más cautos en su comportamiento: se alimentaron mucho menos, eran menos activos y pasaron más tiempo escondidos que los peces de control, especialmente en las primeras etapas del experimento.

"La reducción de los niveles de actividad aumentan la supervivencia de la presa haciéndola menos visible a los depredadores", dice Lönnstedt. "Esto también ahorra energía, permitiendo que los individuos designen más en el crecimiento y/o desarrollo".

Cuando fueron liberados de nuevo en el arrecife, los peces con "experiencia" tenía tasas de supervivencia drásticamente más altas, sufriendo una mortalidad de sólo el 10 por ciento, mientras que los no tratados en los controles el tiempo más probable es que fuesen comidos en las primeras 72 horas en el arrecife.

Mientras que las falsas manchas oculares representan una adaptación a corto plazo a la presencia de depredadores, Lönnstedt dice que los resultados demuestran que el trato con el enemigo desde una edad temprana tiene consecuencias importantes para la supervivencia.

Artículo científico: Predator-induced changes in the growth of eyes and false eyespots