updated 10:44 PM CEST, Sep 29, 2016

¿Porqué los caballitos de mar son diferentes a todos los demás animales?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

caballito de mar

Los caballitos de mar y sus parientes cercanos, los dragones de mar, son la única especie en la que el macho queda embarazado y da a luz.

Los caballitos de mar son miembros de la de la familia de agujas de mar. Además de su aspecto icónico, los caballitos de mar poseen muchas cualidades interesantes. Entre ellas se encuentran las estructuras especializadas en sus células de la piel, llamadas cromatóforos, que permiten a la mayoría de caballitos de mar sésiles cambiar de color para imitar su entorno. Bien camuflados, se aferran a los tallos de las praderas marinas, en su hábitat de poca profundidad los caballitos de mar pueden ser difíciles de ver.

Sin embargo, la adaptación biológica verdaderamente notable que les ha llevado a la fama es que los caballitos de mar y dragones de mar machos se quedan embarazados y dan a luz - una adaptación única en el reino animal.

Después de completar una elaborada danza de cortejo que puede durar horas o días, el caballito de mar hembra transfiere los huevos maduros a una bolsa incubadora del macho, donde son fertilizados. Al final de un período de gestación que suele durar de dos a cuatro semanas la zona abdominal del macho embarazado comienza a ondular rítmicamente, y fuertes contracciones musculares expulsan en el agua circundante de unas pocas docenas a un máximo de 1.000 caballitos totalmente formados. Después de eso, los hijos deben valerse por sí mismos. Son necesarias grandes camadas porque sólo va a sobrevivir un 0,5 por ciento hasta la edad adulta.

Muchas, si no todas, las 47 especies de caballitos de mar - de las cuales 14 conocidas se identificaron sólo en el siglo XXI - están en declive en todo el mundo.

Debido a que los caballitos de mar en general viven en aguas poco profundas, próximos a la costa, las actividades humanas, incluyendo el desarrollo, la contaminación, la pesca y la medicina tradicional han reducido su número. Al mismo tiempo, su atractivo universal ha trabajado en contra de ellos; hasta hace poco, los caballitos de mar silvestres a menudo eran capturados para el comercio de acuarios. Sin embargo, a las delicadas criaturas tiende a irles mal en acuarios. En los últimos años, los caballitos de mar criados en cautividad se han mostrado prometedores como habitantes de cisterna más resistentes que sus parientes silvestres.