updated 9:29 PM CEST, Sep 26, 2016

¿Qué hacer cuando tu novia es 70 veces más grande que tu?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

hembra de pulpo manta

El pulpo manta macho mide menos de una pulgada de largo

En las cristalinas aguas cerca de la Gran Barrera de Coral, un macho de pulpo manta común nada hacia una hembra. Este macho no tiene que preocuparse acerca de mostrar sus colores brillantes o participar en una llamativa batalla de fuerza con la esperanza de ganar el permiso para acercarse a la hembra. De hecho aún no está claro en absoluto si la hembra se da cuenta de la situación.

El Tremoctopus macho mide menos de una pulgada de largo. ¿El objetivo de su cariño? A menudo alcanza los seis pies (dos metros). ¿Cómo puede este pequeño macho fertilizar los huevos de una hembra tan grande? Ahí radica uno de los más difíciles actos sexuales en el mundo natural.

hembra de tremoctopus o pulpo manta

La mayoría de los animales requieren un estrecho contacto para reproducirse, utilizando fertilización interna (como los humanos) o fertilización en las inmediaciones (piensa en el desove del salmón). Así que tener un tamaño corporal similar para emparejarse es útil tanto por razones logísticas como físicas, así como para la seguridad personal (como pronto veremos). Pero por causas aún oscuras para la mayoría - excepto para la Evolución en sí misma - en muy pocos animales, y lejanamente emparentados, machos y hembras hace mucho tiempo divergieron a dos escalas radicalmente diferentes.

El pulpo manta (Tremoctopus violaceus) es uno de los pocos animales que hacen todo lo posible para superar la drástica diferencia del tamaño su pareja. Los machos de la especie tienen que fertilizar a hembras que son unas 72 veces su tamaño. Así que en lugar de buscar una unión duradera, el macho se desprende del brazo de apareamiento especializado (conocido como el hectocótilo), repleto de su contribución genética, y lo deposita en la hembra para que ésta lo utilice más adelante, mientras que más tarde se aleja nadando con sus restantes siete brazos a la seguridad (y la rápida senescencia). (De hecho, el brazo de acoplamiento del pulpo fue nombrado hectocótilo porque, inicialmente, fue confundido con un gusano parásito "100-suckered").

hembra y macho de araña Nepila plumipes

Las arañas macho son otro ejemplo. Deben ser más prudentes que los pulpos debido a que sus compañeras no sólo son enormes, sino también con frecuencia caníbales. En casos como estos, el pequeño tamaño en realidad puede ser una ventaja para un macho. Para la araña tigre (Nepila plumipes), un tipo de araña de ciudad, la pequeñez extrema del macho podría disminuir sus probabilidades de convertirse en una comida.

"La hembra puede no detectar un pequeño macho", sugieren los investigadores (archivo PDF), y "la hembra puede ignorar un pequeño macho porque su tamaño ofrece poco atractivo como una comida nutritiva". Así que, con el tiempo, la selección natural parece haber favorecido más a los machos pequeños que tienen más éxito, ya sea a través del sigilo o simplemente como flacura poco apetecible para evitar la canibalización antes de fertilizar a una hembra (todas las apuestas están cerradas después, según los científicos que vieron esto en acción). Esta especie compite con otros machos por el acceso a las hembras, por lo que vale la pena ser pequeño, pero no el más pequeño.

hembra y macho de diablo marino

En algunos casos, uno de los sexos no es sólo una versión más pequeña de la otra, sino que en realidad no se desarrolla plenamente en absoluto. Si pensabas que el pulpo hembra era una compañera a tener en cuenta, no has visto a la hembra del diablo de mar o demonio marino (familia ceratiidae), un tipo de rape. Esta hembra que habita en aguas profundas tiene una enorme mandíbula dentada, y una bombilla bioluminiscente colgando en frente de su cara para atraer presas a su buche. El macho, en cambio, caza sólo para la hembra, debido a que ella es su única posibilidad de supervivencia.

hembra y macho de rape De aproximadamente un 1/64º de su tamaño, los machos carecen de una boca completamente formada o un tracto digestivo. Estos peces subdesarrollados surcan las aguas oscuras esperando coger el olor o la visión de su hembra salvadora. Usan sus rudimentarias mandíbulas para aferrarse a la parte inferior de la hembra, un bocado que también libera sustancias químicas que ayudan a fusionar la boca del macho al cuerpo de la hembra y, finalmente, queda integrado en su sistema circulatorio. Él se quedará allí, a veces en compañía de otros machos "parasitarios", por el resto de la vida de la hembra, absorbiendo los nutrientes de ella y proporcionando su esperma para desovar una vez que él y ella son ya maduros.

Estos casos de compañeros no muy coincidentes pueden proporcionar retos no sólo para los animales involucrados, sino también para los seres humanos que los estudian. Durante décadas, nadie había visto nunca un macho de pulpo manta porque nosotros (los tontos humanos) estábamos buscando uno que fuese similar en tamaño a las hembras. No fue sino hasta 2002 que fue identificado por primera vez uno en su hábitat natural - un recordatorio para nosotros de no continuar mirando solo nuestras propias ideas de tamaño humano sobre el emparejamiento.

Artículo original de Katherine Harmon Courage: What to Do When Your Girlfriend Is 70 Times Bigger Than You

Katherine Harmon Courage es la autora del libro Octopus! The Most Mysterious Creature In the Sea, editor colaborador de la revista Scientific American y periodista independiente.