Loading...
updated 5:10 PM CET, Dec 15, 2017

Pez hembra híbrida es la madre y el padre de su descendencia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

hembra híbrida

La autofecundación es diferente de la partenogénesis en que se trata de verdadera fertilización

Con frecuencia los descubrimientos científicos no están acompañados por un grito de "¡Eureka!" sino más bien uno de perplejidad "Bueno, eso es raro".

Es lo que le ocurrió a un grupo de investigadores que cruzaron diferentes especies de cíclidos - un tipo de peces de agua dulce - para aprender acerca de su genética. Para sorpresa de los investigadores, se encontraron con un desarrollo inesperado y poco común en una de las hembras híbridas. Mientras que sus órganos sexuales contenían ovarios normales, también mostraban lo que parecían ser espermatocitos - las células que producen los espermatozoides - lo que le permitió la libre fertilización de sus huevos y producir descendencia sin un compañero.

Naturalmente, decidieron llamarla "María".

El pez auto-fertilizado produjo 14 nidadas con un total de 46 crías, de las cuales sobrevivieron a la edad adulta 15 hijas y dos hijos y produjeron descendencia por su propia cuenta. Sin embargo, ninguno de los descendientes compartió la rara capacidad reproductiva de su madre, encontraron los investigadores.

Amor propio

Mientras que la mayoría de los vertebrados (animales con columna vertebral) se reproducen principalmente a través de los machos al fertilizar los huevos de las hembras, se ha sabido que se produce reproducción sin intervención masculina. En algunos lagartos - incluyendo el dragón de Komodo, ciertos tiburones y víboras - se ha observado reproducción por un proceso llamado partenogénesis, cuando las crías se desarrollan sin fertilización.

Pero la auto-fertilización, o "autofecundación", como los científicos la llaman en su estudio - es diferente de la partenogénesis en que se trata de verdadera fertilización. La autofecundación es extremadamente rara en los vertebrados. Para que esto suceda, el padre debe ser intersexual, lo que significa que debe tener dos órganos sexuales masculinos y femeninos para que pueda llevar a cabo no sólo la producción de huevos, sino también la fertilización.

El descubrimiento de los peces intersexuales por los científicos pasó "por pura casualidad", dijo el coautor del estudio Cock van Oosterhout, profesor de genética evolutiva en la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido. Se dieron cuenta de la conducta de autofecundación en una de sus hembras híbridas - y varias otras hembras - porque había fecundado antes de que el pez alcanzase la madurez sexual.

espematocitos en un pez hembra híbrido

Conveniencia y coste

Los científicos sospechaban que algo extraño estaba ocurriendo cuando observaron que los peces empollaban los huevos en su boca, dijo la coautora del estudio Ola Svensson, una zoóloga en el Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de Gotemburgo en Suecia.

"Sabíamos que no había manera de que otros peces podrían haber fertilizado los huevos", dijo Svensson. Aunque en un principio se pensó que se estaba reproduciendo por partenogénesis, el análisis de ADN confirmó que el pequeño pez era la madre y el padre de su descendencia, agregó.

"En un evento de desove macho-y-hembra, los huevos son fecundados en la boca de la hembra", dijo Svensson. "Creemos que algunos espermatozoides fueron liberados junto con los huevos y los huevos fueron fertilizados ya sea inmediatamente después de la liberación o en la boca de la hembra", dijo.

Podría parecer ventajoso para un pez ser capaz de fertilizar sus propios huevos. Pero quizás en situaciones en los que compañeros son escasos, la ventaja también conlleva un coste genético, lo que resulta en una descendencia consanguínea que probablemente sería menos conveniente, dijo van Oosterhout.

"Creemos que esta puede ser la razón por la cual la autofecundación en las especies de vertebrados es excepcionalmente rara en la naturaleza", dijo van Oosterhout.

Van Oosterhout también sugirió la posibilidad de que podrían haber surgido otros peces intersexuales del cruzamiento en el entorno de laboratorio, pero que los investigadores podrían no haberlo notado. "Dado que los peces están aislados y no vigilados estrechamente por los científicos podrían simplemente no haberlo visto antes", dijo.

Los hallazgos fueron publicados en línea el 23 de marzo en la revista Royal Society Open Science: Hybridization generates a hopeful monster: a hermaphroditic selfing cichlid

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar