Loading...
updated 8:57 PM CET, Dec 17, 2017

De alguna manera, este pez engendró un clon cercano de sí mismo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Squalius alburnoides

El calandino es endémico de la Península Ibérica y lleva en el núcleo de sus células genes sólo de su padre

Una mujer y un hombre se conocen. Una cosa lleva a otra, y tienen sexo. Su esperma se funde con su óvulo, y la mitad de su ADN se combina con la mitad de su ADN para formar un embrión.

Como seres humanos, así es como tendemos a pensar en la reproducción.

Pero hay muchas otras extrañas maneras que puede tener lugar la reproducción. Por ejemplo, los científicos han descubierto un pez que lleva en el núcleo de sus células genes sólo de su padre. Se encuentra en un tipo de pez llamado calandino, Squalius alburnoides, que habitualmente habita en ríos en Portugal o España, este es el primer caso documentado en vertebrados de un padre que produce un clon cercano a sí mismo a través de la reproducción sexual - un raro fenómeno llamado androgénesis - informaron los investigadores el miércoles en la revista Royal Society Open Science.

La posibilidad de la androgénesis es sólo uno de los muchos misterios del Squalius alburnoides. No es una especie en el sentido usual, sino más bien algo llamado un complejo híbrido, un grupo de organismos con múltiples combinaciones parentales que pueden aparearse entre sí.

Se cree que el grupo surgió de la hibridación entre hembras de una especie, Squalius pyrenaicus, y machos de otra especie, ahora extinta, que pertenecía a un grupo de peces llamado Anaecypris. Para sostener a su población, el Squalius alburnoides se acopla con varias otras especies estrechamente relacionadas pertenecientes al linaje Squalius.

Que se pueda reproducir es bastante raro. La mayoría de los híbridos, como las mulas, son estériles debido a que los cromosomas de sus padres de diferentes especies tienen problemas para combinar, intercambiar ADN y dividir, pasos necesarios para la producción de óvulos o espermatozoides.

Los Squalius alburnoides machos eluden este problema mediante la producción de espermatozoides que no se dividen y, por lo tanto, contienen más de un conjunto de cromosomas. Esto es importante porque la mayoría de los animales, incluido el Squalius alburnoides, necesitan al menos dos conjuntos de cromosomas para sobrevivir.

En su mayoría, los animales tienen células sexuales que contienen sólo un conjunto cromosómico, lo que significa que son necesarios el óvulo y el esperma para la reproducción. Pero en el Squalius alburnoides los espermatozoides con conjuntos cromosómicos múltiples pueden proporcionar todo el material genético nuclear necesario para una descendencia viable, allanando el camino para la androgénesis.

Squalius alburnoides

Los detalles en el Squalius alburnoides son aún desconocidos, pero en general la androgénesis se piensa que ocurre de un par de maneras, dijo Miguel Morgado-Santos, un estudiante graduado en la Universidad de Lisboa y un autor del estudio: El esperma podría fertilizar un óvulo que no contiene cromosomas, o podría destruir el contenido genético del núcleo del huevo después de la fertilización.

El grupo de Morgado-Santos encontró este caso de androgénesis por accidente, mientras estudiaba los patrones de apareamiento del Squalius alburnoides. Los investigadores pusieron Squalius alburnoides macho y hembra con machos y hembras de otra especie de Squalius en un estanque artificial, permitieron que los peces se reprodujeran y luego analizaron genéticamente 100 descendientes seleccionados al azar. Uno de estos descendientes sólo tenía cromosomas paternos.

"No esperábamos encontrar eso", dijo Morgado-Santos, agregando que al principio él y sus colaboradores pensaban que habían cometido un error.

Aunque reconoce que uno de cada 100 peces es una rara ocurrencia, Morgado-Santos piensa que este caso de androgenia podría representar una "instantánea" de una población que se mueve hacia convertirse en su propia especie. Dicho de otra manera, la androgénesis puede ayudar a este pez a ser independiente de las otras especies de Squalius en las que se basa para reproducirse.

Si la androgenesis resulta ser una característica regular en esta población, el grupo de Morgado-Santos podría estar atrapando las "primeras etapas" de un nuevo modo reproductivo para los peces, lo cual sería emocionante, dijo Tanja Schwander, profesora de ecología y evolución en la Universidad de Lausana en Suiza que no participaron en esta investigación.

Pero por ahora, añadió, los investigadores no pueden descartar la posibilidad de que esta instancia sea una excepción al azar (quizás la madre del pez produjo accidentalmente un huevo que no contenía cromosomas, por ejemplo).

Accidente o no, lo que pasó, muestra que la reproducción puede variar en el mundo natural en todo tipo de "extrañas y maravillosas" formas, dijo Benjamin Oldroyd, profesor de genética en la Universidad de Sydney que no participó en este estudio.

Artículo científico: First empirical evidence of naturally occurring androgenesis in vertebrates

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar