Descubierta una antigua extinción de megafauna marina anteriormente desconocida

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Descubierta una antigua extinción de megafauna marina anteriormente desconocida - 5.0 out of 5 based on 2 votes

Carcharocles megalodon

Los mamíferos marinos perdieron el 55% de su diversidad

Hace más de dos millones de años desaparecieron un tercio de los animales marinos más grandes como tiburones, ballenas, aves marinas y tortugas marinas. Este evento de extinción hasta ahora desconocido no sólo tuvo un considerable impacto en la biodiversidad histórica de la Tierra, sino también en el funcionamiento de los ecosistemas. Esto ha sido demostrado por investigadores de la Universidad de Zurich.

Es bien conocida la desaparición durante la edad de hielo de una gran parte de la megafauna terrestre, como el gato de dientes de sable y el mamut. Ahora, los investigadores de la Universidad de Zurich y el Museo Naturkunde de Berlín han demostrado que un evento de extinción similar había tenido lugar antes en los océanos.

Descubierto nuevo evento de extinción

El equipo internacional investigó fósiles de megafauna marina desde las épocas pliocénica y pleistocénica (de 5.3 millones a alrededor de 9.700 años antes de Cristo). "Pudimos demostrar que alrededor de un tercio de la megafauna marina desapareció hace unos tres o dos millones de años. Por lo tanto, las comunidades marinas megafuncionales que los seres humanos heredaron ya estaban alteradas y funcionaban a una diversidad disminuida", explica la autora principal, la doctora Catalina Pimiento, que realizó el estudio en el Instituto y Museo Paleontológico de la Universidad de Zurich.

Por encima de todo, el recién descubierto evento de extinción afectó a los mamíferos marinos, que perdieron el 55% de su diversidad. Se perdieron hasta el 43 por ciento de las especies de tortugas marinas, junto con el 35 por ciento de las aves marinas y el 9 por ciento de los tiburones. Por otra parte, las próximas nuevas formas de vida se desarrollaron durante la siguiente época pleistocénica: Alrededor de un cuarto de las especies animales, incluyendo el oso polar Ursus, el petrel Oceanodroma o el pingüino Megadyptes, no habían existido durante el Plioceno. En general, sin embargo, los niveles anteriores de diversidad no podrían alcanzarse de nuevo.

Efectos sobre la diversidad funcional

pingüino Megadyptes antipodes

Para determinar las consecuencias de esta extinción, el equipo de investigación se concentró en zonas de placas costeras poco profundas, investigando los efectos que tuvieron la pérdida de entidades funcionales enteras en los ecosistemas costeros. Las entidades funcionales son grupos de animales no necesariamente relacionados, pero que comparten características similares en términos de la función que desempeñan en los ecosistemas. El hallazgo: Durante el Plioceno se perdieron siete entidades funcionales en las aguas costeras.

A pesar de que la pérdida de siete entidades funcionales, y un tercio de las especies es relativamente modesta, esto condujo a una importante erosión de la diversidad funcional: desapareció el 17 por ciento de la diversidad total de funciones ecológicas en el ecosistema y el 21 por ciento cambió. Desaparecieron los anteriores depredadores comunes, mientras surgieron nuevos competidores y los animales marinos se vieron obligados a adaptarse. Además, los investigadores encontraron que en el momento de la extinción los hábitats costeros se redujeron significativamente debido a las violentas fluctuaciones de los niveles del mar.

Los grandes animales marinos de sangre caliente son más vulnerables a los cambios ambientales globales

Los investigadores proponen que la pérdida repentina de los hábitats costeros productivos, junto con factores oceanográficos tales como corrientes marinas alteradas, contribuyó grandemente a estas extinciones. "Nuestros modelos han demostrado que los animales de sangre caliente en particular eran más propensos a extinguirse. Por ejemplo, desaparecieron especies de vacas marinas y ballenas, así como el tiburón gigante Carcharocles megalodon", explica la Dra. Pimiento. "Este estudio muestra que la megafauna marina era mucho más vulnerable a los cambios ambientales globales en el pasado geológico reciente de lo que se había supuesto anteriormente".

La investigadora también señala un paralelo actual: Hoy en día, grandes especies marinas como ballenas o focas también son altamente vulnerables a las influencias humanas.

Artículo científico: The Pliocene marine megafauna extinction and its impact on functional diversity

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar