Los mamíferos marinos perdieron un gen que podría ayudarlos a sobrevivir en aguas contaminadas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

manatí

Delfines, manatíes, lobos marinos, elefantes marinos y otros animales ya no producen una enzima que los proteje de algunos pesticidas

Hace unos 50 millones de años mamíferos parecidos a perros regresaron a los mares, evolucionando en ballenas y delfines. Alrededor de entonces, también dio el paso un primo cercano de los elefantes, dando lugar a manatíes y dugongos.

Aproximadamente 20 millones de años más tarde, mamíferos con aspecto de oso también regresaron al mar, evolucionando en focas, leones marinos y morsas.

Cada una de estas especies marinas se adaptó a su manera a la vida acuática. Los manatíes y dugongos pastan lentamente en las algas marinas. Las focas y sus parientes se sumergen profundamente bajo el agua tras sus presas, pero aún se acercan a las playas para aparearse y criar.

Las ballenas y los delfines han realizado las adaptaciones más radicales, como los agujeros de los respiraderon, las barbas y la ecolocalización.

Pero un estudio publicado el jueves pasado revela un vínculo común: en los tres grupos de mamíferos muchas especies dejaron de producir la misma enzima. Ahora esa pérdida puede volver a perjudicarlos.

La enzima proporciona una defensa esencial contra ciertos tipos de pesticidas dañinos. El nuevo estudio plantea la posibilidad de que los mamíferos marinos sean particularmente vulnerables a estos productos químicos, que se transportan desde los campos agrícolas hasta las aguas costeras.

"Es muy importante no dejar de prestarle atención", dijo Nathan L. Clark, coautor del nuevo estudio y biólogo evolutivo de la Universidad de Pittsburgh.

Charles Darwin fue el primero en reconocer que los mamíferos marinos evolucionaron de antepasados en tierra. Las pistas estaban en su anatomía: Las aletas de foca son solo pies modificados. El orificio de la ballena es una nariz que ha migrado.

Más recientemente, el ADN de los mamíferos marinos ha revelado más detalles sobre sus adaptaciones. Algunos genes evolucionaron para hacer cosas nuevas, pero otros simplemente dejaron de funcionar, según descubrieron los científicos.

manatíEl Dr. Clark y sus colegas desarrollaron recientemente una nueva forma de buscar estos genes y encontraron aquellos que tienen más probabilidades de perderse en los mamíferos marinos que en los terrestres. Los científicos terminaron con una breve lista de genes que se desactivaron repetidamente en mamíferos marinos.

La mayoría estuvo involucrado en el olfato, lo que respalda estudios anteriores que muestran que los mamíferos marinos tienen poco o ningún sentido del olfato.

Pero en la parte alta de la lista había un gen que no tenía nada que ver con el olfato, llamado PON1.

Wynn K. Meyer, investigadora postdoctoral en la Universidad de Pittsburgh y coautora del nuevo estudio, dijo que se sorprendió cuando descubrió por qué es más conocido el gen: una defensa contra algunos químicos tóxicos.

Estos químicos se llaman organofosfatosnofosfatos, una clase de compuestos que incluye ciertos pesticidas y agentes nerviosos como el gas sarín.

PON1 codifica una enzima llamada paraoxonasa que puede descomponer rápidamente organofosforados. Los ratones genéticamente modificados sin paraoxonasa mueren rápidamente cuando están expuestos a los productos químicos.

El Dr. Meyer y sus colegas descubrieron que todos los mamíferos marinos tienen copias rotas del gen PON1, con algunas excepciones: morsas, focas peleteras y focas manchadas.

Para ver si el gen estaba realmente inactivo, los investigadores recolectaron plasma sanguíneo de una variedad de especies de mamíferos. Luego agregaron pesticidas al plasma.

El plasma de mamíferos terrestres rompió rápidamente los químicos. Pero el plasma de delfines, manatíestíes, leones marinos y elefantes marinos no logró eliminar los pesticidas.

Los mamíferos no desarrollaron la enzima paraoxonasa para combatir los pesticidas que los humanos han inventado durante el siglo pasado. Después de todo, los animales han tenido la adaptación durante millones de años.

delfínPero la paraoxonasa descompone otras moléculas dañinas que nuestros propios cuerpos producen naturalmente. Estas moléculas portadoras de oxígeno pueden dañar nuestras células, causando una variedad de problemas como la acumulación de placa en las paredes de los vasos sanguíneos.

Las personas que producen bajos niveles de paraoxonasa corren un mayor riesgo de aterosclerosis y enfermedad cardíaca.

Entonces, ¿por qué los mamíferos marinos perdieron un gen tan importante? Una posibilidad es que sus cuerpos abandonaron la paraoxonasa cuando comenzaron a realizar largas inmersiones.

En inmersión los animales absorben enormes cantidades de oxígeno, lo que puede crear una gran cantidad de moléculas perjudiciales para el oxígeno.

Los mamíferos marinos pueden haber desarrollado una nueva y más poderosa forma de defenderse contra las moléculas portadoras de oxígeno, haciendo que la PON1 sea innecesaria, especulaban el Dr. Meyer y sus colegas.

Están llevando a cabo más investigaciones para precisar el motivo, y también están investigando qué significa hoy este legado con la introducción de los organofosforados como pesticidas.

Algunos pesticidas organofosforados son ampliamente utilizados en granjas, a pesar de décadas de investigaciones que indican que pueden causar daño cerebral en los niños. En algunas partes del mundo, los mamíferos marinos pueden estar expuestos a los productos químicos de forma regular.

En Florida, por ejemplo, los manatíes nadan por canales que atraviesan tierras de labranza. Los delfines mulares pasan mucho tiempo en bahías donde termina la escorrentía de las granjas.

Los mamíferos marinos pueden acumular lentamente los pesticidas en sus cuerpos. O la exposición puede tomar la forma de un influjo repentino si cae una fuerte lluvia justo después de que los granjeros rocían sus campos.

El Dr. Clark y sus colegas planean examinar a los manatíes y los delfines para una acumulación de organofosforados con una prueba que ahora se les hace a los trabajadores agrícolas.

"No tengo ninguna conclusión inevitable", dijo el Dr. Clark. "Solo quiero obtener algunas respuestas".

Artículo científico: Ancient convergent losses of Paraoxonase 1 yield potential risks for modern marine mammals

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar