Los cangrejos ermitaños evolucionaron largos miembros para copular desde la comodidad del hogar

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cangrejo ermitaño

Cuanto más tiempo pasan los cangrejos ermitaños modificando sus conchas, más largos serán sus penes

La competencia por las conchas entre los cangrejos ermitaños puede ser feroz, y las "casas" que se dejan desatendidas pueden ser rápidamente saqueadas por criaturas rivales que buscan una mejora.

En un nuevo artículo, un curioso biólogo del Dartmouth College describe un fenómeno evolutivo mediante el cual un firme propietario del mundo de crustáceos puede proteger sus viviendas.

Aunque reconoce que la evolución ha impulsado una gran diversidad entre las partes pudendas del reino animal, Mark Laidre, profesor asistente de Ciencias Biológicas en Dartmouth, se preguntaba cómo podría influir en esto el valor de la propiedad privada de un individuo.

Su hipótesis de "partes pudendas para la propiedad privada" se basa en las observaciones realizadas por Charles Darwin a mediados del siglo XIX, cuando descubrió que en el reino animal los percebes poseen el tamaño más grande del pene en relación con el tamaño corporal, aproximadamente ocho o nueve veces la longitud de su cuerpo. El afamado biólogo sospechaba que estos órganos habían evolucionado más largos para permitir la inseminación de potenciales parejas vinculadas a diferentes, pero cercanas, ubicaciones.

Fue esto, combinado con una investigación mucho más reciente que describe la tendencia de algunos animales a buscar y privatizar recursos como medio de supervivencia, lo que motivó la línea de investigación única de Laidre. Para probar su hipótesis, el científico recolectó 328 cangrejos ermitaños en nueve especies diferentes y midió sus penes en relación con el tamaño del cuerpo.

Esto le permitió descubrir algunas útiles correlaciones. Dice que los cangrejos que pasaron tiempo haciendo espacio para crecer o almacenar golosinas al moldear los interiores de sus conchas (por lo tanto construyendo casas más valiosas) fueron dotados de un "tamaño del pene significativamente más grande" que los cangrejos ermitaños cargados con viviendas menos deseables. Sin embargo, esos cangrejos tenían penes más grandes que los que no tenían conchas.

Laidre dice que estos patrones no podrían explicarse por otros medios y dice que los resultados indican que los penes más grandes han evolucionado para permitir una mayor libertad al aparearse. La conclusión de Laidre es que cuanto más tiempo pasan los cangrejos modificando sus conchas, más largos serán sus penes. Esto les permite continuar ocupando sus propiedades mientras se aparean, a diferencia de sus rivales menos afortunados que tienen que desocupar temporalmente para procrear.

La investigación ha sido publicada en la revista Royal Society Open Science: Private parts for private property: evolution of penis size with more valuable, easily stolen shells

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar