Este caracol combate a las estrellas de mar con lujosos volantes

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

caracol con volantes (Nucella lamellosa)

Algunos caracoles de mar usan preciosos recursos para hacer que sus conchas sean extravagantes

La curiosidad de dos estudiantes universitarios les ha llevado a explicar por qué un caracol marino común haría el esfuerzo de desarrollar volantes en su caparazón.

El caracol con volantes, en inglés frilled dogwinkle (Nucella lamellosa), vive en la zona intermareal desde el sureste de Alaska hasta California. Su concha en espiral es aproximadamente del tamaño de un pequeño limón y se conoce en dos formas diferentes: gruesa y suave, o delgada con elaboradas crestas de volantes.

Los biólogos sabían que las conchas gruesas son una buena defensa contra las aplastantes garras de los cangrejos rojos de roca y, en áreas con poco o ningún cangrejo, los caracoles tienden a hacer con ahínco una concha más delgada. Las conchas delgadas tienen otra característica: volantes. ¿Pero por qué el caracol usaría energía y preciosos recursos para adornarse?

El biólogo de la Universidad de Alberta, Rich Palmer, había reflexionado sobre esta cuestión durante años cuando uno de sus estudiantes propuso un experimento para probar si los volantes servían de defensa contra la voraz estrella de mar ocre.

El estudiante de pregrado de la Universidad de Victoria, Owen Newson, quien trabajó con Rokzanna Basi de la Universidad de British Columbia, se dispusieron a medir las reacciones de las estrellas de mar a tres morfos del género Nucella (imagen abajo a la derecha): caracoles con volantes, lisos y "falsos lisos", que no tenían volantes.

tipos de caracoles en el estudio

Newson y Basi plantearon la hipótesis de que si hubiera alguna diferencia biológica o química entre los dos tipos de caracoles, como por ejemplo un cambio en el sabor, las estrellas de mar se comerían los caracoles falsos al mismo ritmo que los rizados. En su lugar, encontraron que los caracoles sin volantes se engullían con más frecuencia que los caracoles con volantes, lo que demuestra que los volantes servían como defensa física.

El estudio no desglosa exactamente por qué los rizados adornos produjeron menos comidas, pero Newson tiene algunas sospechas. Una estrella de mar no puede aplastar o perforar las conchas, por lo que se arrastra sobre su presa y usa sus brazos con destreza para voltearla y exponer la abertura de la concha, a través de la cual digiere la carne del caracol. Los caracoles con volantes probablemente hacen que sea incómodo el manejo del caracol, dice Newson. "Si [las estrellas de mar] no pueden voltear el caracol, entonces realmente no pueden comerlo".

Newson y Basi hicieron el trabajo en el Bamfield Marine Sciences Center (BMSC) en British Columbia. Palmer está encantado de que hayan sido estudiantes de licenciatura quienes resolvieron el rompecabezas.

"Los gasterópodos son realmente fascinantes", dice Palmer. "Son tan hermosos y vienen en una sorprendente variedad de formas, colores y esculturas. ¿Cómo pudiste evitar preguntarte qué es eso?

Paul Bourdeau, un biólogo de la Universidad Estatal de Humboldt en Arcata, California, que ha estudiado el caracol con volantes, dice que los científicos han asumido durante mucho tiempo que las protuberancias como los volantes eran para defensa. Este estudio, dice, pone a prueba muy bien suposiciones de larga data.

El siguiente paso es examinar exactamente cómo disuaden a las estrellas de mar los volantes y otras defensas. La investigación de Bourdeau sugiere que el dogwinkle con volantes también puede desarrollar una concha más alargada cuando vive cerca de las estrellas de mar, por lo que puede retirarse más adentro de ella.

Newson trabaja ahora en el BMSC como educador de ciencias marinas, y ofrece a los visitantes recorridos por la costa. Cuando alguien pregunta por qué los caracoles de concha espiral tienen volantes, puede explicar porque la razón está lejos de ser frívola.

Artículo científico: Lamellose Axial Shell Sculpture Reduces Gastropod Vulnerability to Sea Star Predation

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar