updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Nuestros océanos proceden de hielo extraterrestre

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

impacto de gran asteroide sobre la Tierra

Un comunicado de prensa divulgado hoy por el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) afirma que, contrariamente a la creencia popular, la atmósfera y los océanos no se han formado a partir de los vapores liberados durante un intenso vulcanismo en los albores de nuestro planeta.

Francis Albarède Para Francis Albarède del Laboratorio de Ciencias de la Tierra (CNRS/ENS Lyon/Université Claude Bernard), el agua no es parte del inventario inicial de la Tierra, sino que proviene de impactos de objetos gigantes del Sistema Solar exterior: algunos asteroides gigantes estarían cubiertos de hielo y llegaron a la Tierra cientos de millones de años (entre 80 y 130) después del nacimiento de los planetas. El agua sería extraterrestre, y, más tarde, su presencia facilitaría la formación de las placas tectónicas antes de la aparición de la vida. Las conclusiones del estudio realizado por Francis Albarède también son objeto de un artículo publicado hoy 29 de octubre en la revista Nature.

Las agencias espaciales se han dado cuenta que hablar de vida es hablar de agua. Hace millones de años, la Tierra consiguió suficiente agua para formar los océanos y que la vida naciera en nichos favorables de los mares y continentes, a la vez que se formaron las placas tectónicas y la atmósfera. En comparación, la Luna y Mercurio son desiertos secos de frío mortal, la sequedad de Marte se produjo muy rápidamente, y la superficie de Venus era un infierno en llamas.

impacto asteroide De acuerdo con nuestros libros, el océano y la atmósfera se forman a partir de gases volcánicos y el interior de la Tierra es la fuente de los elementos volátiles. Sin embargo, las rocas del manto son pobres en agua (geoquímicos han evaluado su concentración en un porcentaje de dos centésimas). Lo mismo sucede en los planetas hermanos de la Tierra (Venus y Marte). La principal razón citada por Francis Albarède, durante la formación del Sistema Solar, es que la temperatura no era lo suficientemente baja entre el Sol y la órbita de Júpiter para que los elementos volátiles se pudiesen condensar con el mundo material. La llegada de agua a la Tierra correspondería entonces a un episodio planetario tardío.

Se acepta que los planetas terrestres se formaron en unos pocos millones de años por la aglomeración de asteroides (del tamaño de un kilómetro) y proto-planetas (del tamaño de Marte). La llegada del último de estos objetos de gran tamaño se corresponde con el impacto lunar 30 millones años después de la formación del Sistema Solar. Se inició esta conmoción entre los objetos planetarios situados por debajo de la línea de nieve, es decir, entre el Sol y el cinturón de asteroides. Este espacio barrido por la fuerza electromagnética del viento del aún joven Sol, era demasiado caliente para el agua y que los componentes volátiles se condensaran.

impacto asteroide antigua Tierra La llegada de los principales elementos volátiles en la Tierra se corresponde entonces con un fenómeno que tuvo lugar unas pocas decenas de millones de años después del impacto lunar: la gran limpieza del Sistema Solar exterior iniciada por los planetas gigantes. Debido a su fuerte gravedad, envían en todas las direcciones, incluida la nuestra, multitud de escombros planetarios cubiertos de hielo. Entrando en la superficie del manto, el agua se introduce en la tierra y reduce la tensión a la que se rompen los materiales. Entonces comienza la Tectónica de Placas, con ella la aparición de los continentes, y, probablemente, las condiciones necesarias para el surgimiento de la vida. Marte se ha secado antes de que el agua puedierse penetrar profundamente y, con respecto a Venus, nadie sabe cuáles eran las condiciones antes de la violenta remodelación de su superficie, tiene, durante 800 millones de años, un vulcanismo intenso.

En un momento en que empezamos a estudiar seriamente la habitabilidad de planetas extra-terrestres, comprender lo que ha hecho de la Tierra el único refugio y hogar de la vida es una cuestión primordial.

Intento de reconstrucción cronológica de la acumulación del agua en la Tierra (1)
posible cronologia del agua en la Tierra

Notas: (1) Los artículos identificados en color marrón (U simboliza el uranio; plomo, Pb; hafnio Hf; Tungsten W; yodo y xenón Xe) y se utilizan para precisar la fecha de los hechos. Una primera fase (fase de T Tauri) corresponde a un episodio de radiación electromagnética fuerte, que interrumpió la acumulación de material planetario. Luego, llegada de material de acreción planetaria desde protoplanetas. Después de la colisión, los planetas se formaron con sus masas actuales, el último accidente se dio entre la Tierra y la Luna (30 millones de años después de la formación del Sistema Solar). La HF-tiempo cronométrico la da el metal W con la separación de silicatos, es decir, la separación del núcleo y el manto. Una contribución tardía y distante (más allá de 2,5 unidades astronómicas) de asteroides condríticos, entre 80 y 130 millones de años después de la formación del sistema solar, han hecho llegar estos materiales que contienen agua y elementos volátiles a partir de los cuales se formaron los océanos.

Gracias a Pioneer Productions junto a National Geographic con la emisión en Canal Odisea, podremos disfrutar de un documental que viene siendo habitual en este canal, sobre los riesgos que nos puede venir del espacio, y son los meteoritos, esos grandes desconocidos, que poco a poco ya van siendo más conocidos en las últimas investigaciones de estos cuerpos cósmicos que pueden traer vida a la Tierra, pero a la vez devastarla.

Veremos grandes simulaciones computacionales, como viene siendo habitual las producciones de Pioneer Productions, de los posibles impactos en la Tierra de estas rocas del espacio.

Grandes científicos nos mostrarán sus últimas investigaciones, y nos recreará en sus laboratorios impactos del pasado en la Tiera, como la desaparición de los disnosautrios, o la explosión en los cielos de Tunguska.

También nos hablará de como parar a un meteorito que se dirija a la Tierra, como el meteoro de 300 metros llamado Apophis, y que en 2029, se acercaría peligrosamente a la Tierra.


Vídeo con simulación de un impresionante impacto de un gran asteriode sobre el océano

 


Enlace artículo original en el CNRS (en francés): "Nos océans, matière extraterrestre "

Simulador de impactos de asteroides: "Earth Impact Effects Program "

Crédito imágenes: NASA | ESA