Investigan cómo se comunican los calamares en la oscuridad

calamar de Humboldt

Los calamares de aguas profundas pueden comunicarse mediante una pigmentación brillante

En las frías aguas a 1.500 pies debajo de la superficie del Océano Pacífico, cientos de calamares de Humboldt (Dosidicus gigas) de tamaño humano se alimentan de un cardumen de peces linterna del tamaño de un dedo. Al acercarse unos a otros, los depredadores se mueven con una precisión excepcional, sin chocar ni competir por una presa.

¿Cómo respetan tal orden en la casi oscuridad de la zona crepuscular del océano?

La respuesta, según los investigadores de la Universidad de Stanford y el Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI) puede ser la comunicación visual. Al igual que las palabras iluminadas en un lector de libros electrónicos, estos investigadores sugieren que la capacidad de los calamares para brillar sutilmente (usando órganos productores de luz en sus músculos) puede crear una luz de fondo para cambiar los patrones de pigmentación en su piel. Las criaturas pueden estar usando estos patrones cambiantes para señalarse entre sí.

"Muchos calamares viven en aguas bastante poco profundas y no tienen estos órganos productores de luz, por lo que es posible que esta sea una innovación evolutiva clave para poder habitar el océano abierto", dijo Benjamin Burford, un estudiante graduado en biología en la Facultad de Humanidades y Ciencias de Stanford y autor principal del artículo. "Tal vez necesitan esta capacidad para brillar y mostrar estos patrones de pigmentación para facilitar los comportamientos grupales y poder sobrevivir".

Viendo en el mar profundo

El comportamiento del calamar de Humboldt es casi imposible de estudiar en cautiverio, por lo que los investigadores deben observarlos donde viven. Para esta investigación, Bruce Robison del MBARI, autor principal del artículo, filmó imágenes del calamar de Humboldt en la costa de California utilizando vehículos operados a distancia (ROV) o submarinos robóticos no tripulados.

Si bien los ROV pudieron registrar el patrón de la piel del calamar, las luces que utilizan las cámaras eran demasiado brillantes para registrar su sutil brillo, por lo que los investigadores no pudieron probar directamente su hipótesis de retroiluminación. En cambio, encontraron evidencia de apoyo en sus estudios anatómicos de calamares capturados.

grupo de calamares de Humboldt

Utilizando las filmaciones del ROV, los investigadores analizaron cómo se comportaron los calamares individuales cuando se alimentaban y cuándo no. También prestaron atención a cómo cambiaron estos comportamientos dependiendo de la cantidad de otros calamares en el área inmediata; después de todo, las personas se comunican de manera diferente si están hablando con amigos en comparación con una gran audiencia.

Las imágenes confirmaron que los patrones de pigmentación de los calamares parecen estar relacionados con contextos específicos. Algunos patrones fueron lo suficientemente detallados como para implicar que los calamares pueden estar comunicando mensajes precisos, como "ese pez de allá es mío". También hubo evidencia de que sus comportamientos podrían dividirse en unidades distintas que los calamares recombinan para formar diferentes mensajes, como letras en el alfabeto. Aún así, los investigadores enfatizan que es demasiado pronto para concluir si las comunicaciones de los calamares constituyen un lenguaje como el humano.

"En este momento, mientras hablamos, probablemente hay calamares señalizándose en el océano profundo", dijo Burford, quien está afiliado al Laboratorio Denny en la Estación marina Hopkins de Stanford. "¿Y quién sabe qué tipo de información están diciendo y qué tipo de decisiones están tomando en base a esa información?"

Clip de vídeo que muestra a un gran grupo de calamares de Humboldt cambiando de color mientras cazan pequeños peces de aguas profundas Crédito: (c) 2019 Monterey Bay Aquarium Research Institute

Aunque estos calamares pueden ver bien con poca luz, su visión probablemente no sea especialmente nítida, por lo que los investigadores especularon que los órganos productores de luz ayudan a facilitar las comunicaciones visuales de los calamares al aumentar el contraste para su patrón de piel. Investigaron esta hipótesis mapeando dónde están ubicados estos órganos de luz en el calamar de Humboldt y comparándolos con los patrones de piel más detallados que aparecen en las criaturas.

Descubrieron que las áreas donde los órganos iluminadores estaban más densamente empaquetados, como un área pequeña entre los ojos del calamar y el borde delgado de sus aletas, correspondían a aquellos donde ocurrían los patrones más intrincados.

Extraterrestres familiares

En el tiempo transcurrido desde que se filmaron los calamares, la tecnología ROV ha avanzado lo suficiente como para que el equipo pueda ver directamente en acción su hipótesis de retroiluminación la próxima vez que se observen calamares en California. A Burford también le gustaría crear algún tipo de calamar virtual que el equipo pueda proyectar frente a un calamar real para ver cómo responden a los patrones y movimientos del calamar cibernético.

patrones corporales en el calamar de Humboldt

Imagen: Esta ilustración muestra algunos de los patrones corporales utilizados por el calamar de Humboldt en la Bahía de Monterey. Estos patrones fueron documentados por científicos usando vídeos de vehículos operados a distancia. Imagen: Cortesía de Ben Burford.

Los investigadores están encantados con lo que han encontrado hasta ahora, pero ansiosos por realizar más investigaciones en las profundidades del mar. Aunque estudiar donde viven a los habitantes de las profundidades del mar puede ser un esfuerzo frustrantemente difícil, esta investigación tiene el potencial de informar a un nuevo entendido que piensa que los calamares son locas formas de vida que viven en este mundo alienígena, pero tenemos mucho en común: viven en grupos, son sociales, hablan de cómo funciona la vida.

"Somo similares el uno con el otro", dijo Burford. "Investigar su comportamiento y el de otros residentes de las profundidades del mar es importante para aprender cómo puede existir la vida en entornos extraños, pero también nos dice de manera más general sobre las estrategias utilizadas en entornos extremos en nuestro propio planeta".

La investigación se publica el 23 de marzo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences: Bioluminescent backlighting illuminates the complex visual signals of a social squid in the deep sea

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.