Salamandra usa la misma mortal toxina que el pez globo para disuadir a los depredadores

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

salamandra de piel rugosa

Descubren bacterias productoras de neurotoxinas que viven en la piel de salamandras de piel rugosa

El título del animal más venenoso de la Tierra se otorga típicamente a la hermosa y mortal rana dorada de Columbia (Phyllobates terribilis): la rana de una pulgada de largo a veces está empapada en suficiente veneno para matar a diez hombres adultos. Pero una criatura mucho menos exótica es capaz de producir suficiente veneno para matar hasta 20 personas: la modesta salamandra de piel rugosa (Taricha granulosa), con su piel llena de baches y su ardiente vientre naranja, es una vista familiar en el noroeste del Pacífico de América del Norte.

Algunas poblaciones de este anfibio común están cubiertas de una neurotoxina mortal, un compuesto llamado tetrodotoxina (TTX) que causa parálisis y también se encuentra en la mayoría de las especies de pez globo, así como en el famoso pulpo de anillos azules.

Los científicos conocen desde hace mucho tiempo la toxicidad de la salamandra, pero solo en algunas áreas son lo suficientemente tóxicas como para superar la letalidad de la venenosa rana dorada. Esto se debe a que las salamandras participan en una carrera armamentista evolutiva con uno de sus principales depredadores: la serpiente de jarretera o culebra rayada (Thamnophis sirtalis). En algunos lugares, las serpientes han desarrollado una resistencia al veneno de la salamandra y, en respuesta, ellas han aumentado su dosis de veneno.

biota de la piel de la salamandra

Imagen: Caracterización de la microbiota asociada a la piel de salamandras de piel rugosa.

Pero los científicos no pudieron entender cómo producían las salamandras una neurotoxina compleja como TTX, informa Erin García de Jesús para Science News. Ahora, una nueva investigación sugiere que el baile tóxico entre la salamandra de piel rugosa y su serpiente depredadora puede tener un tercer participante: bacterias que viven en la piel de la salamandra, según un nuevo estudio publicado en la revista eLife.

Investigaciones anteriores habían demostrado que el pez globo adquiere TTX a través de su dieta y de cepas de bacterias alojadas en la piel y los órganos de los peces, pero las salamandras no parecían comer nada tóxico. Algunos expertos pensaron que esto podría significar que las salamandras estaban produciendo la toxina ellas mismas, pero TTX es un compuesto complejo para fabricar en el cuerpo, dice a Science News el autor del estudio Patric Vaelli, biólogo molecular de la Universidad de Harvard.

Para investigar si los anfibios podrían estar recibiendo ayuda de las bacterias, Vaelli y sus colegas limpiaron la piel de salamandras de piel rugosa y cultivaron la bacteria en el laboratorio. Cuando los investigadores examinaron las bacterias para detectar TTX, encontraron cuatro grupos de bacterias que transportan toxinas.

Patric Vaelli

Imagen: Patric Vaelli tomando muestras de microbios de la piel de salamandras cerca de Moscow, Idaho

El cuarteto de microbios incluye el género Pseudomonas, que también produce TTX en el pez globo, el pulpo de anillos azules y los caracoles de mar. La presencia de la bacteria Pseudomonas también se correlacionó con el nivel de toxicidad en salamandras individuales. Esta es la primera vez que los investigadores identifican bacterias que producen TTX en un animal terrestre.

Sin embargo, las salamandras aún pueden tener bajo la manga algunos trucos inexplicables, dice Charles Hanifin, biólogo de la Universidad Estatal de Utah, a Science News. Todavía no se sabe que algunas permutaciones de TTX que se encuentran en la piel de la salamandra emanan de bacterias.

Además, en primer lugar nadie sabe cómo fabrican TTX las bacterias, agrega Hanifin, por lo que aún es posible que las salamandras puedan estar produciendo parte de la potente toxina.

Artículo científico: The skin microbiome facilitates adaptive tetrodotoxin production in poisonous newts

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar