Peces luchadores sincronizan sus movimientos de combate y su expresión genética

pez luchador siamés (Betta splenden)

A pesar que los peces betta luchan entre sí, a veces hasta la muerte, sus cerebros pueden estar cooperando a nivel molecular

Cuando dos peces betta están luchando por el dominio, sus ataques no solo se reflejan entre sí, sino que también comienza a alinearse la expresión génica en sus células cerebrales. Los nuevos hallazgos, publicados el 17 de junio en PLOS Genetics por Norihiro Okada de la Universidad de Kitasato, Japón, pueden explicar cómo sincronizan los peces su comportamiento de lucha.

El pez luchador Betta splendens es famoso por su agresividad, pero los oponentes generalmente dejan de pelear después de evaluar las habilidades del otro para evitar lesiones graves. El pequeño pez de agua dulce se usa comúnmente para estudiar la agresividad en el laboratorio, y emplea un puñado de tácticas estándar como bloqueo de boca, mordeduras, golpes y natación a la superficie para tragar aire.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron que, durante una pelea, dos oponentes machos modifican sus acciones para que coincidan con el comportamiento agresivo del otro, lo que lleva a batallas estrechamente sincronizadas.

pelea peces siameses

Además, cuando los investigadores analizaron los cerebros de ambos oponentes, observaron que los peces también sincronizaron qué genes se activaban o desactivaban en las células cerebrales. La pareja de luchadores tuvo cambios similares en la actividad genética relacionada con el aprendizaje, la memoria, la función de sinapsis y el transporte de iones a través de las membranas celulares.

La sincronización fue específica para un par de peleas y se hizo más fuerte después de pelear durante una hora en comparación con una pelea de 20 minutos, lo que sugiere que el grado de sincronización fue impulsado por las interacciones de la lucha.

El nuevo estudio adopta un enfoque neurogenómico a la vieja pregunta de cómo sincronizan los animales su comportamiento. También se producen comportamientos similares en espejo durante el apareamiento, la búsqueda de alimento y la caza cooperativa, y estos comportamientos también pueden desencadenar cambios cerebrales sincronizados en las parejas de animales.

"Uno de mis planes futuros es dilucidar lo que sucede a nivel molecular en la interacción macho-hembra de los peces", dijo el autor Norihiro Okada.

Los hallazgos sugieren que a pesar de que los peces betta luchan entre sí, a veces hasta la muerte, sus cerebros pueden estar cooperando a nivel molecular.

Artículo científico: Behavioral and brain- transcriptomic synchronization between the two opponents of a fighting pair of the fish Betta splendens

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.