Técnica de Masterchef es un salvavidas para los huevos de tortuga marina en peligro de extinción

tortugas eclosionando del huevo

Una solución de baja tecnología ofrece una forma eficaz de mantener seguras a las tortugas marinas

Antes de que una tortuga marina llegue a tierra para enterrar sus huevos en la arena, los almacena en su oviducto en estado de hibernación. Esta evolucionada forma de animación suspendida, conocida como desarrollo embrionario retrasado o detenido, es un truco biológico que utilizan algunos reptiles que ponen huevos para dar a sus crías la mejor oportunidad de vivir. Significa que la madre puede retener sus huevos hasta que llegue el momento de ponerlos.

Cuando una tortuga madre deposita sus huevos en el nido, se someten brevemente al oxígeno del aire antes de cubrirse con arena. Este destello de oxígeno hace que los embriones comiencen a crecer nuevamente.

Inspirados por esta adaptación natural, los científicos han aprendido a poner los embriones nuevamente en hibernación, una técnica que potencialmente puede salvar vidas.

El método, descubierto por Sean Williamson, un biólogo conservacionista de la Universidad de Monash en Australia, y sus colegas es relativamente simple: poner los huevos en una bolsa sellada al vacío, como las que se usan para almacenar alimentos, y succionar el aire con una bomba manual.

La técnica puede ayudar a proteger los huevos de tortuga marina durante el transporte si es necesario reubicarlos para evitar que sean destruidos por mareas crecientes, marejadas ciclónicas, depredadores o cazadores furtivos.

Las tortugas embrionarias son increíblemente sensibles al movimiento y al oxígeno. Durante las primeras 12 horas de su desarrollo fuera del oviducto de la madre, la membrana que envuelve al embrión de tortuga marina se adhiere al interior del caparazón. Si esta membrana se rompe, quizás debido a un movimiento repentino, la tortuga morirá. "Si va a mover los huevos, debe hacerlo en las primeras etapas de desarrollo", dice Williamson.

huevos de tortuga en bolsa al vacíoPero como descubrió Williamson, volver a poner los huevos en condiciones de bajo oxígeno dentro de esa ventana temprana de 12 horas significa que puede extender artificialmente su detención del desarrollo. “Te da más tiempo para reubicar esos huevos en un lugar más seguro”, dice.

En el caso de las tortugas golfina y lora de Kemp, sus embriones parecen tolerar esta hibernación artificial mejor que otras especies, hasta 15 días en algunos experimentos. Él y sus colegas han utilizado el enfoque para transportar huevos de forma segura a miles de kilómetros desde Australia hasta su laboratorio en Melbourne.

Desde la década de 1980, los investigadores han utilizado otras técnicas para retrasar el desarrollo de las tortugas y darles una mejor oportunidad de sobrevivir durante el transporte. Por lo general, implicaban enfriar los huevos en hielo entre 4 y 10°C o crear condiciones de bajo oxígeno en un recipiente sellado reemplazando el aire con gas nitrógeno. Sin embargo, estas técnicas presentan enormes desafíos logísticos para la gente que trabaja en lugares remotos y tropicales.

Desafortunadamente, dice Williamson, los investigadores mataron accidentalmente muchas tortugas marinas cuando los huevos se congelaron o sobrecalentaron durante el transporte. Eso lo motivó a idear un método más simple y seguro.

Andrea Phillott, bióloga marina de la Universidad FLAME en India, que trabaja con programas de conservación de tortugas marinas en Australia, Bangladesh e India, dice que la técnica será útil para los investigadores que necesiten transportar huevos de tortuga a largas distancias. Pero dice que es menos probable que los grupos conservacionistas adopten la técnica. La mayoría de los criaderos están ubicados cerca de las playas de anidación y hay muchas formas en que los conservacionistas pueden proteger los huevos en sus ubicaciones originales.

Phillott, que no participó en el estudio, señala que las bolsas serían útiles para traslocaciones en circunstancias extremas. En 2010, por ejemplo, se trasladaron más de 25.000 huevos de tortuga marina en cientos de hieleras llenas de hielo desde el Golfo de México a la costa atlántica de Florida para salvarlos del derrame de petróleo de la Deepwater Horizon. Más de la mitad sobrevivió, pero hubiera sido más fácil sin todo ese hielo.

En cuanto a cuántos conservacionistas y equipos de investigación podrían adoptar la técnica, el tiempo lo dirá: solo ha habido unas pocas temporadas de anidación en los dos años y medio desde que se publicó el método.

Referencia científica: Hypoxia as a novel method for preventing movement-induced mortality during translocation of turtle eggs

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.