Fósiles marinos

Liopleurodon ferox

Los expertos creen que éste podría ser el pliosaurio más grande jamás hallado

El feroz depredador aterrorizó a otras criaturas de los océanos hace unos 150 millones de años.

cráneo fosilizado de plesiosaurio, comparación La calavera hallada mide 2,4 metros de largo, y los expertos creen que pudo pertenecer al pliosaurio más grande jamás encontrado: un "monstruo" de hasta 16 metros de longitud.

El fósil, que fue descubierto por un coleccionista local, ha sido adquirido por la municipalidad del condado de Dorset, que lo compró con dinero de la Fundación de Lotería.

En las próximas semanas, el ejemplar será analizado científicamente y acondicionado para su exposición en el museo de Dorset.

El paleontólogo Richard Forrest le comentó a la BBC: "Escuché rumores de que había aparecido algo grande. Pero ver esto en carne y hueso, por así decirlo, es simplemente abrumador. Es sencillamente gigante".

impacto deun asteroide sobre la tierra

Las microalgas se recuperaron de la extinción a nivel mundial en alrededor de 100 años

La rápida recuperación de las algas también pudo haber favorecido a otras especies marinas

Cómo ya sabemos un poco más de las algas y microalgas después del artículo de ayer (en varios anteriores también he hablado de su utilización para la producción de biocombustibles -usar cualquiera de las tres cajas de búsqueda de la página con la palabra "microalga" y os saldrán todos los artículos relacionados-), podemos ver la resistencia de estos organismos incluso ante una extinción masiva como fue la que causó la desaparición de los dinosaurios de nuestro planeta.

kutabasaurus Suzukii aracado por tiburones

Hace unos 85 millones de años, en un mar poco profundo, un puñado de grandes tiburones blancos se daban un atracón sobre el cadáver de un reptil marino gigante llamado plesiosaurio.

vista de los dientes de un tiburónUn plesiosaurio de siete metros de largo, el animal marino más grande de su tiempo, reinaba imponente bajo las aguas hace 85 millones de años. Su poderosa musculatura y su boca llena de dientes afilados lo convertían en un reptil imponente capaz de causar pavor, pero poco se puede hacer cuando se está en desventaja numérica y quizás, alguna herida o una enfermedad le dejan debilitado o prácticamente agonizante.

El monstruo marino fue interceptado por un grupo de siete tiburones sin piedad. La nanda se le echó encima con tanta fiereza que no hubo opción de defensa. En sus embestidas, los tiburones se dejaron más de 80 dientes enganchados en los huesos de su víctima, que posteriormente quedó enterrado y sin descubrir, hasta que un estudiante de secundaria lo encontró en Japón en 1968. Se encontraron otros fósiles de dientes de tiburón cerca de los huesos. Pero sólo recientemente los paleontólogos han examinado y descrito los fósiles científicamente.

fósil tortuga acuática

El yacimiento es el de "El Camp dels Ninots", situado en Caldes de Malavella (Girona)

Se baraja la posibilidad de que el yacimiento se formara a causa de algún "fenómeno catastrófico"

excavación El Camp dels Ninots - Caldes de Malavella (Girona)Un equipo multidisciplinar de arqueólogos, paleontólogos, geólogos y biólogos hallaron restos de tortugas acuáticas (cinco ejemplares de la especie Mauremys leprosa conocida popularmente como tortuga mediterránea) de hace alrededor de 3,5 millones de años en el yacimiento de El Camp dels Ninots, situado en Caldes de Malavella (Girona), durante la décima campaña anual de excavación consecutiva que finalizó este pasado martes.

El equipo está formado por una veintena de especialistas de áreas muy diversas como la arqueología, la paleontología, la geología, la biología o la restauración de fósiles,  provenientes de diferentes puntos del Estado (Tarragona, Girona, Vigo, Salamanca, etc.) y del extranjero (Georgia, Francia y Argelia).

dientes fosilizados de tiburón

Hace 4 millones de años en el Mar del Norte se ocasionó una dramática pérdida de biodiversidad

La composición química de los dientes nuevos refleja la de los mares en donde vive el tiburón

diente fosilizado de tiburón

Un análisis de dientes de tiburón fosilizados revela que el Mar del Norte estuvo otrora aislado del resto de los océanos del mundo. Durante un período de entre 2 y 4 millones de años, la salinidad se redujo tanto que el mar llegó a estar menos salado que muchos lagos, lo que ocasionó una dramática pérdida de biodiversidad. Los resultados de la investigación, realizada por un equipo de científicos de Alemania, Omán y Reino Unido, han sido publicados en la revista de la Journal of the Geological Society.

El objetivo del estudio era reconstruir el clima del Mar del Norte durante el período Paleógeno, hace entre 40 y 60 millones de años. Justo antes del inicio del Paleógeno, el 65% de todas las especies (incluidos los dinosaurios) desaparecieron, probablemente a causa de la colisión de un meteorito enorme contra la Tierra hace 65 millones de años. El Paleógeno marca por consiguiente un período importante de diversificación de los mamíferos.

ataque de un tiburón

Restos fósiles hallados en Huelva dan evidencia del ataque a una ballena

Una manada de tiburones devoraron con una agresividad extraordinaria los restos de la ballena

También se halló el que podría ser el fósil de foca más antiguo de Europa

restos fósiles de ballena, HuelvaEl Ayuntamiento de Lepe informa que un equipo de paleontólogos dirigidos por Fernando Muñiz ha hallado evidencias fósiles del voraz ataque de una manada de tiburones a una ballena hace 5 millones de años, en el marco de los trabajos de preparación del material del proyecto del Centro de Interpretación Paleontológica en Lepe, coordinados por el propio Consistorio lepero y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

El citado equipo de paleontólogos, formado asimismo por científicos pertenecientes a las Universidades de Huelva, Copenhague y al Instituto de Investigaciones Geocientíficas de California, han encontrado, según comenta Fernando Muñiz "en una de las mandíbulas inferiores de la ballena extrañas marcas y fracturas en la superficie del hueso, así como numerosos dientes en la arena que lo cubría", por lo que interpretan que se trata de "un excepcional ejemplo de interacción trófica entre depredadores carroñeros (tiburones) y una presa (una ballena)".

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo