Fósiles marinos

Un kraken ataca un barco

Hallan evidencia fósil de la caza de ictiosaurios por un pulpo "Kraken" gigantesco

Una guarida de kraken que se remonta a la época del Triásico -250 a 200 millones de años- pueden haber sido identificada en el Parque Berlin-Ichthyosaur en Nevada.

En el sitio hay por lo menos nueve fósiles de ictiosaurios gigantes, Shonisaurus popularis. Estos reptiles que se alimentaban de calamares tenían unos 45 pies (14 metros) de largo, comparables a los cachalotes.

Estos restos han puesto desde hace mucho tiempo a los investigadores en apuros, incluyendo el paleontólogo Charles Lewis Camp de la Universidad de California, Berkeley, ya fallecido.

"Charles Camp estaba desconcertado por estos fósiles en la década de 1950", dijo el paleontólogo de la Universidad de Mount Holyoke, Mark McMenamin, en un comunicado de prensa. "En sus artículos se refiriere a lo peculiar que era este sitio. Estamos de acuerdo, es peculiar".

tiburón hybodontido

En su apogeo (hace 230 millones de años), el vivero fue el hogar de dos tipos de tiburones que se criaban en agua dulce

Pequeños dientes de tiburón encontrados junto a cápsulas de huevos proporcionan evidencia de un vivero de tiburones de hace 230 millones años

Los tiburones Hybodontidos y Xenacanthidos hembra depositaron sus huevos en el vivero, ubicado en Kirguistán

Los modernos tiburones que ponen huevos no se reproducen en ambientes de agua dulce, así que los investigadores tienen curiosidad por qué los tiburones prehistóricos hicieron esto.

El descubrimiento de decenas de pequeños dientes afilados, junto con cápsulas de huevos demuestra la existencia de un vivero de tiburones de hace 230 millones años, según un artículo publicado en el último Journal of Vertebrate Paleontology.

El descubrimiento representa la primera aparición de restos de huevos y pequeños dientes de tiburones en un área.

"Permite la correlación directa entre los huevos y los jóvenes y la interpretación de la zona como un vivero de tiburones", explicó a Discovery News el autor principal, Jan Fischer.

Basilosaurus isis, reconstrucción a partir de un esqueleto

Los cráneos asimétricos son una característica del grupo de ballenas modernas conocidas como "odontocetos" o ballenas dentadas

Cráneos asimétricos pueden haber ayudado a las ballenas primitivas a encontrar la dirección de los sonidos en el agua y no solamente, como se pensaba anteriormente, con una adaptación posterior en relación con la ecolocación.

Científicos afiliados con la Universidad de Michigan y financiados por la National Science Foundation (NSF) informan sobre el hallazgo en un artículo publicado en línea esta semana en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

Los cráneos asimétricos son una característica bien conocida del grupo de ballenas modernas conocidas como "odontocetos" o ballenas dentadas.

Janjucetus hunderi, recreación artística

Las ballenas se alimentan por un sistema de filtración

Un fósil de ballena llamado Janjucetus hunderi no podía filtrar alimento

Un paleontólogo australiano ha descubierto un eslabón perdido en la evolución de los gigantes que se alimentan por filtración en la boca, característico de las ballenas azules.

Erich FitzgeraldEl Dr. Erich Fitzgerald del Museo Victoria en Melbourne informa de sus argumentos en la edición del 17 de agosto de Biology Letters.

"Se podría instalar un mediano jardín de variedad kombi en la boca de una ballena azul", dice Fitzgerald, quien agregó que las ballenas azules son el animal más grande que se sabe que ha habitado en la tierra.

No tienen dientes pero, al igual que otras ballenas, viven de una dieta de krill y otros organismos marinos que filtran del agua de mar, con cerdas en el techo de la boca, llamadas barbas.

Polycotylus latippinus, plesiosaurio dando a luz - recreación artística

Un plesiosaurio apodado Poli tenía un feto desarrollado en sus dos terceras partes

El fósil de 78 millones de años de un adulto y su embrión proveen evidencia de primer nacimiento en vivo

Cuando paleontólogos desenterraron los restos fósiles de un plesiosaurio apodado Poli en un rancho de Kansas en 1987, sabían que habían descubierto algo extraño. Esta reliquia de la era de los dinosaurios parecían dos animales: un plesiosaurio - un gran reptil feroz siilar a un cruce entre un dinosaurio de cuello largo y una foca - y mezclado entre los huesos otro mucho más pequeño. Ahora, los investigadores han identificado a la criatura misteriosa: Poly el plesiosaurio estaba embarazada.

talatosaurio, recreación en el mar

Esqueleto casi completo es de una criatura de larga cola que vivió en los primeros días de los dinosaurios

El talatosaurio era un reptil marino que llegaba a los diez metros

A veces encontrar un fósil es tan fácil como un dar un paseo por la playa. Eso es lo que ocurrió en mayo, cuando un miembro de un equipo de trabajo geológico en el sureste de Alaska se topó con un hallazgo durante una marea extremadamente baja.

Patrick Druckenmiller
Algo llamó la atención a uno de los miembros del equipo, Eugene Primaky: "Yo inmediatamente pensé "pescado" y lo roce con la bota para asegurarme de que no era una rama".

El pez resultó ser un fósil de un reptil marino prehistórico llamado talatosaurio y puede ser el fósil más completo de su tipo en América del Norte.

El geólogo del Tongass National Forest, Jim Baichtal, inmediatamente envió fotos al conservador del Museo de Ciencias de la Tierra del Norte de la Universidad de Alaska, Patrick Druckenmiller.


"Después entramos, por procesos de eliminación, a ver lo que podría ser", dijo Druckenmiller. "Sabemos que las rocas tienen alrededor de 220 millones de años. En base a la edad de las rocas y lo que pude ver en la foto, yo estaba seguro en un 99 por ciento lo que era".

Boletín de subscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo